Candidatos a la alcaldía de Bogotá

En Debates Palabras Mass habamos acerca de Bogotá por Canal BoxMovInvitados: Antonio Navarro Wolff - Luis Ernesto GómezCon: Laura Medina - Lorena Castañeda | Di...

Corridas de toros

En DebatesPalabras Mass habamos acerca de las corridas de toros por Canal BoxMovInvitados: | Natalia Parra Osorio - Diana AndradeCon:&n...

Estrategia del Centro Democrático a la Alcaldía

VER PROGRAMA http://goo.gl/guXpjy En Palabras Mass hablamos sobre qué problemas tiene Bogotá y la estrategia de Centro Democrático - Comunidad Oficial - para ...

¡Vivimos como en la Luna!

Por: María Camila Bernal  Ibagué año tras año sigue creciendo y es hogar de más personas. El 2019 nos trajo como sorpresa el incremento de las tarifas en ...

¡Cierren el Aeropuerto Enrique Olaya Herrera!

Por: Juan Camilo Parra Cada cierto tiempo surge en los debates de urbanismo y planeación de Medellín la propuesta de cerrar el Aeropuerto Enrique Olaya Herrera...

  • Candidatos a la alcaldía de Bogotá

  • Corridas de toros

  • Estrategia del Centro Democrático a la Alcaldía

  • ¡Vivimos como en la Luna!

  • ¡Cierren el Aeropuerto Enrique Olaya Herrera!

Juan Camilo Parra

Juan Camilo Parra

Martes, 02 Diciembre 2014 08:29

Burbuja VIP, la abstracción de las élites

 

Por: Juan Camilo Parra

Gritos de élites que quieren mantener el estatus quo de la división de clases en la sociedad Colombiana, así considero que son los llamados a no construir Vivienda de Interés Prioritario en los estratos seis de Bogotá. Los grandes avances, necesarios incluso para el postconflicto, en cuanto a reconciliación nacional, equidad y justicia se refieren, se lograrán cuando podamos tener urbes que integren todos los sectores bajo mínimos de calidad de vida.

Ahora bien, así como es imperante la construcción de equipamientos urbanos de calidad, “de estrato 6” para los estratos más bajos, y ello no es visto negativamente por la sociedad, considero un acto de cinismo que, al llevar actores sociales menos favorecidos por cuenta del conflicto armado a estos sectores, y con el objetivo de construir una Bogotá más equitativa y justa, se tilde esta medida de populista. Las víctimas del conflicto, que son quienes habitarán las viviendas deben entonces ser recibidas en procesos articulados entre la empresa privada, los ciudadanos y el Estado.

La renovación urbana, y más importante aún, los impactos de ésta en la construcción de un país que tenga a la justicia entre sus pilares de desarrollo tiene que entender, y este es un mensaje no sólo para las administraciones públicas sino también  para las élites y los privados, que la paz se construirá sólo cuando entendamos que la tolerancia y la sana convivencia no se fundamentan en entender que los ricos viven al norte y los pobres al sur, sino que todos, independientemente del ingreso económico puede tener la capacidad de vivir en cualquier lugar, y que todos estos deben tener los derechos fundamentales de vida asegurados.

Así pues, el clasismo y esta lucha de clases es absurda, en la medida en que solamente juntas, las diferentes clases pueden salir de este abrumador panorama que es la división de la sociedad Colombiana. Es tiempo de acabar con la separación de clases  amparada por la ley, construir ciudades con el Apartheid como fundamento no tiene sentido, la estratificación debería  tener sus días contados. Hay que apostarle a estratos familiares más no sectoriales.

Esta es, pues,  una invitación a la reflexión, no se puede tildar toda política que provenga de la Bogotá Humana como populista o improvisada. El sectarismo y los intereses electorales están nublando la visión de amplios sectores sociales y políticos, que ven en una simple pero destructiva oposición terca, la solución a los problemas de Bogotá. Por lo tanto, y siendo coherente, hay que revisar ciertas partes de esta política de vivienda, en cuanto se necesita establecer infraestructura adecuada para estas familias, con accesibilidad económica, además de instituciones educativas públicas. Integración social no significa sencillamente ubicar las familias en estrato 6, pero tampoco negar el debate y la construcción de políticas que apuntan a una configuración urbana más justa y además señalarlas de populistas.

T. @PJuancamilo

 

Miércoles, 05 Noviembre 2014 09:05

Colapsa Transporte en Medellín

 

No quiero exagerar o generar pánico, pero el sistema de transporte de Medellín está en lo que considero una crisis estructural, su envergadura no alcanza a solucionar en profundidad de los problemas de movilidad. Por lo tanto, creo que es tiempo de grandes inversiones, puesto que la ciudad y el sistema no aguantarán más tiempo esta crisis. Considero como imperantes las siguientes inversiones y transformaciones.

Al centro de Medellín, inauditamente, aún llegan buses de otros municipios, congestionando las vías y restándole competitividad al sistema, si la ciudad desea un avance real en movilidad tiene la necesidad de prohibir el ingreso de buses de otros municipios del área metropolitana, la integración de éstos con la ciudad debería ser a través del Metro; un ejemplo claro de esta falencia son los provenientes del municipio de Caldas, es incomprensible que el Metro invierta grandes cantidades de dinero en su expansión al sur, y estas rutas de buses continúen funcionando a la par del sistema masivo.

Así pues, en coherencia con lo antedicho, creo que el uso de peajes para ingresar al centro es una de las grandes oportunidades para desincentivar el uso del carro particular, pero esto va condicionado a la prestación de un servicio de transporte masivo eficiente, rápido, accesible y asequible  en este sector, que integre metro, tranvía, metroplús, ciclovías y zonas peatonales.

Es interesante la propuesta de construir metrocable en los 5 corregimientos, es una manera de impactar comunidades que hacen parte de la ciudad y que tienen que integrarse a ésta. De este mismo modo, es imperante la construcción de más líneas de metroplús y tranvía, hay oportunidad en las calles San Juan y Colombia para descongestionar la línea B del Metro, y en este mismo sentido, pero con un impacto también mayor en la descongestión de la línea A y sobre todo de su estación central, San Antonio; es prudente agilizar la construcción de las dos estaciones pertenecientes a la línea C y la puesta en marcha del servicio de ésta en horario continuo.

Se hace también necesaria la consolidación de las cuencas de buses en Medellín, toda la ciudad tiene que integrarse al SITVA mediante las cuencas, y salir así  de todas las líneas de buses particulares de la ciudad. Lo anterior aumentaría el flujo de pasajeros a las líneas de  transporte masivo por lo que, y en respuesta a la necesidad de un sistema en constante crecimiento, hay que comprar nuevos trenes y buses del metroplús, para así poder garantizar la oferta. También es importante la repotenciación de los trenes y el manejo prudente de los dineros destinados para ello.

Las grandes obras e inversiones en materia de movilidad se consolidan como la oportunidad de mejorar la competitividad de la ciudad, su atractivo turístico y el bienestar brindado a su población, por ello la ciudad y los entes vinculados tienen lo que considero 3 grandes retos; el tranvía de la 80, que se perfila como la posibilidad de impactar gran parte del costado occidental de Medellín; la expansión del Metro al norte, y así consolidar verdaderamente un sistema de transporte del Valle de Aburrá; y, un tren de cercanías al aeropuerto José María Córdoba, las grandes ciudades tiene sus terminales aéreas conectadas a su sistema de transporte.

Finalmente, y tristemente, considero que aún si se realizarán estas inversiones la ciudad necesita otras si quiere, por lo menos, tener una pequeña ventaja ante una problemática que la perseguirá durante toda su historia, pero también que cada solución que se le de sea la oportunidad de tener beneficios agregados de transformación social y urbana, así como llegada de institucionalidad a diferentes sectores, puesto que el gran desafio que tiene la ciudad es comprender que se necesitan pequeñas y grandes obras para solucionar el problema de movilidad, pero que estas obras si se articulan con otras de corte social y de fortalecimiento institucional pueden transformar profundamente la sociedad y la urbe.

T. @PJuancamilo

 

Martes, 30 Septiembre 2014 07:50

Las caras de una misma Medellín

 

Grandes brotes de indignación se han producido por el documental de Guillermo Galdós titulada “El burdel más grande del mundo”, rabia, ira, voces de protesta han surgido a causa de ello. La misma administración pública de Medellín ha defendido la ciudad a ultranza y cuestionado la objetividad del documental.

Esta denuncia por los altos niveles de prostitución en la ciudad ha sido como poner los dedos en la llaga de más de un enamorado de la ciudad o dirigente apasionado de un proyecto imaginario de urbe.

Sin embargo, el problema entonces radica en que la problemática expuesta en el documental es verídica, no es incluso necesario salir de noche en la ciudad para encontrar en amplias zonas de la ciudad mujeres dispuestas a vender su cuerpo por una suma de dinero, el por qué lo hacen o la moralidad de este acto no será discutido, pero es fenómeno que ataca a la ciudad, y que para dolor de muchos, no es nuevo, ni débil.

Ahora bien, la alcaldía de Medellín tiene un fuerte y es la publicidad y el marketing, se ha construido el imaginario de una Medellín innovadora, transformándose, verde, de una ciudad distinta a aquella que azotaban las bombas y la violencia en los años oscuros de Pablo Escobar. Es verdad, la ciudad del ahora es muy diferente a esa ciudad al servicio de las mafias, pero tampoco es una utopía, sí hay transformación, el sistema de transporte, los parques biblioteca, colegios, zonas verdes, las próximas UVAS, el parque del rio y el metropolitano, son cientos de obras y cambios que le han dado a Medellín una cara nueva al mundo, sin contar con los innumerables eventos que ha albergado, políticos, culturales, deportivos, que han acercado a la ciudad al mundo, Medellín es más global, pero no sólo eso.

Es decir, para poder transformar la ciudad y solucionar la cantidad exuberante de problemas que tiene significa comprender aquellas falencias, y como uno de los pasos del duelo, aceptarla. Medellín no es sólo lo que se pinta en la publicidad y ese imaginario de ciudad cuasi-utópica que se quiere pintar en el exterior, Medellín es un conflicto entre barras de futbol, una zozobra constante por fronteras invisibles y desplazamientos, un problema de seguridad ciudadana y pobreza estrechamente ligados, un albergue del hambre, una urbe con evidentes, así duela, problemas de prostitución y drogas.

Soy de Medellín, amo mi ciudad, pero para poder ser un actor activo de su transformación tengo que entender las dinámicas de la ciudad y todos los problemas, retos, debilidades y oportunidades, que son muchas, que tiene la ciudad. Todas las Medellines mencionadas son una, una ciudad que intenta cambiar, una ciudad que puede hacerlo, pero para ello, se tiene primero que unificar todos los conceptos de ciudad que hay, aceptarlos, y construir sobre ello.

T. @PJuancamilo

 

Lunes, 08 Septiembre 2014 09:36

Hecatombe de un desequilibrio

Poco a poco, artículo por artículo, se ha ido cambiando la Constitución Política de Colombia, un articulito reformado permitió la reelección presidencial generando la hecatombe que acabó con el equilibrio del poder entre las diferentes ramas del Estado. Siempre me he declarado en oposición a la reelección presidencial, independiente de quien sea el sujeto a reelegir; y aunque no es el propósito fundamental de esta columna,hace parte de la reflexión, pues la reelección presidencial cambia toda la manera de entender el Estado Colombiano, desde su equilibrio y orden, hasta la misma imposibilidad de regeneración vital para la democracia; además de esto y bajo las constantes posibilidades de corrupción, clientelismo y estrategias oscuras para perpetuarse en el poder, es inimaginable ganarle unas elecciones a un gobierno.

Es imperante entonces analizar y debatir el propósito de reformar el ordenamiento del Estado que se plantea en el proyecto de ley de equilibrio de poderes que se radicó en el congreso. Dicho proyecto prohíbe la reelección del procurador, quien siguiendo los pasos del Fiscal, el Contralor, Defensor del Pueblo, Registrador, Magistrados del Consejo Nacional Electoral, tendrá sólo un periodo, así mismo el fin de la puerta giratoria entre las diferentes corporaciones es una razón para celebrar. Considero preponderante entonces anexar a esa prohibición de reelección la de los congresistas, quienes deberían tener un máximo de 2 periodos, la constante regeneración del congreso es una necesidad, la política necesita ser dinámica. ¡No quiero ver más a Roberto Gerlein en su curul vitalicia!

Debo dejar constancia, no me siento cómodo con otros aspectos de la reforma, siempre buscando el equilibrio del sistema de pesos y contrapesos, considero que no es beneficioso para el país que en coherencia con un aumento del presidencialismo reinante, el presidente se convierta en quien postule la terna completa para Procurador, como si este fuera un títere; como pocas veces, pero hay que reconocerlo, coincido con el señor Ordóñez cuando afirma que pretenden que éste se convierta en un subalterno del presidente. ¿Cuál equilibrio de poderes si el tipo de elección es por si misma un desequilibrio? Propongo, sistema de méritos, altos requisitos y que de allí los mejores sean votados por el senado.

Apoyo propuestas de silla vacía a los delitos contra la administración pública, curules del senado con circunscripción regional, y designación de quien tenga segundo lugar en elecciones presidenciales como senador. Las considero importantes, la primera, para atacar la corrupción y las otras para que la representación del imaginario colectivo del pueblo Colombiano esté en el congreso.

Finalmente estimo que varios aspectos también deben ser analizados con detalle, la capacidad sancionatoria de la procuraduría, la eliminación de listas cerradas, la relación de lo anterior con los pequeños partidos, la creación de un tribunal escogido por el congreso que juzga a quienes juzgan el congreso, además la capacidad de elegirse para otros cargos y presentar renuncia un día antes de su posesión para el nuevo cargo.

Exijo como ciudadano y recordando el deber del congreso, que se tenga un debate serio y en busca de una verdadera reforma de equilibrio de poderes, que ésta no sea una cirugía estética sino una que modifique en profundidad vicios del sistema político colombiano, ¡ojo!, que el país no quede convaleciente.  Que se escuchen las voces críticas y sensatas que hay en el senado y la cámara y que estas, ojalá, promuevan la corrección y modificación de los artículos de esta reforma que deformen el país. Espero que de artículo en artículo no vayan colgando micos como con la reforma a la justicia se hizo. ¡En Colombia los artículos son peligrosos!

T.@PJuancamilo

Lunes, 25 Agosto 2014 23:40

Mal inicio del Contralor

 

En un acto que refleja la precariedad de las instituciones Colombianas, y de la democracia misma, fue elegido  Edgardo Maya como Contralor General de la Nación con 175 votos de 227 totales.

Como una completa falta de respeto interpreto el machismo expresado en la lista de candidatos, es inaceptable, 3 candidatos y ni una sola mujer;  en cambio, para las listas al congreso si se exige un mínimo de género, y los partidos se jactan de decir que están postulando mujeres, pero a la hora de elegir el Contralor General en su mayoría votan a gusto por listas patriarcales y sin protestar.

Ahora bien, los que fueron candidatos a contralor tenían muchos asuntos pendientes arraigados a su pasado, pareciera que es una costumbre Colombiana postular candidatos con oscuros pasados.

Carlos Ardila Ballesteros, ternado por la Corte Suprema de Justicia, fue entre 1997 y 1998 presidente de la cámara de representantes y bajo su dirección se autorizaron viáticos por 887 millones de pesos, así como lo que en El Espectador es nombrado como “jugosos contratos de prestación de servicios” (Bonces, 2014)

Por su parte Gilberto Rondón fue candidato del Consejo de Estado y también del expresidente César Gaviria, lo cual desató un conflicto de intereses políticos entre el expresidente, quien fue jefe de debate de Juan Manuel Santos durante su campaña reeleccionista, y el actual presidente, con quien terminó la alianza porque el ahora presidente apoyó al candidato a contralor finalmente elegido, Maya. Irónicamente los votos por Rondón provinieron del Centro Democrático, Partido con amplias diferencias respecto de César Gaviria. La polémica respecto a este ex candidato radicó en que presuntamente recibió 150 millones de pesos provenientes de Gilberto Rodríguez Orejuela, jefe del Cartel de Cali, para evitar su extradición (2Orillas, 2014).

Finalmente, el elegido Edgardo Maya, fue escogido por la Corte Constitucional, bajo una lista a modo de una convocatoria pública, ante el fallo de esa convocatoria la Corte lanza una segunda, que por razones lógicas invalida la primera, esta convocatoria fue declarada vacía, pero la corte revive la primera en vez de lanzar una tercera o elegir sin convocatoria (Giraldo, 2014).  No acaba aquí, la edad obligatoria de retiro para los cargos públicos, de no elección popular, es de 65 años, y el elegido Contralor tiene 63 años. Entonces, mis felicitaciones al congreso de la paz, eligió un Contralor para un periodo de 2 años.

Además de ello los hermanos del contralor elegido han sido juzgados por actuaciones en favor del paramilitarismo. Ahora el elegido contralor, es señalado de realizar interceptaciones ilegales a través de su paso por la Procuraduría (El Tiempo, 2014)

Este polémico candidato tuvo el visto bueno del Presidente Juan Manuel Santos, ahora Juanpa, lo cual es una muestra clara de la falta de independencia de los poderes. En este mismo orden de ideas, creo firmemente que las Altas Cortes no deberían tener facultades electorales, su misión debería ser netamente administrar la rama de la justicia. Además está demostrado que esas facultades han sido un fracaso total.

Personalmente, respaldo las bancadas del Partido Alianza Verde y Polo Democrático Alternativo que votan en blanco, condenan elección machista de contralor, sin garantías democráticas y de equilibrio de poderes, mala elección de cortes, y todos los demás males mencionados en esta columna.

Concluyo con un dato, el Congreso canceló plenaria del día de elección por rumba, perdón cóctel, que hace Edgardo Maya, desde antes de saber los resultados, y además cancelan plenaria del día siguiente, comprensible, debe ser muy difícil trabajar enguayabado.

T.@PJuancamilo



Referencias

2Orillas. (11 de 08 de 2014). Obtenido de http://www.las2orillas.co/gilberto-rondon-y-gilberto-rodriguez-orejuela-una-relacion-con-cuentas-pendientes/

Bonces, E. (24 de 08 de 2014). Los Peros de los Candidatos a la Contraloría. El Espectador.

El Tiempo. (19 de 08 de 2014). Edgardo Maya, de exprocurador a Contralor General. El Tiempo. Obtenido de http://www.eltiempo.com/politica/justicia/edgardo-maya-villazon-nuevo-contralor-general/14408115

Giraldo, W. (18 de 08 de 2014). (C. Zuluaga, Entrevistador) Obtenido de http://www.elespectador.com/noticias/politica/edgardo-maya-puede-ser-ternado-y-elegido-william-girald-articulo-511345

 

Lunes, 11 Agosto 2014 22:57

Desastre Ambiental

 

Colombia está al borde de un desastre ambiental” (Morelli, 2014), esta frase de la Contralora General de la Nación aumenta la angustia que cada día se acrecienta en mi referente a la problemática ambiental en nuestro país. Sequías, inundaciones, contaminación de fuentes hídricas, tala de bosques, minería, cada vez son más las problemáticas que aquejan al débil pero hasta ahora resistente ambiente.

Públicamente expreso mi total indignación frente al manejo de lo que está al borde de convertirse en un desastre ambiental para el país. Exijo, como ciudadano, soluciones para el corto, mediano y largo plazo.

No entiendo como tenemos un país que no se prepara para el cambio climático, un país que en vez de generar una política pública, responsable, seria y coherente con la realidad, disminuye el presupuesto del Ministerio de Ambiente. Es tal la falta de interés que ha demostrado el gobierno que a un debate de control político por el cambio climático, de 4 ministros citados, sólo 1 asiste. Los debates de control político no son un juego mediático, son una responsabilidad con la democracia y la oposición, merecen seriedad y responsabilidad, y más ahora que empieza el gobierno de la paz.

Es urgente un fondo para la adaptación de los municipios y las regiones a los cambios climáticos. Es imperante generar sistemas de recolección y disposición de basuras para las ciudades, además de controlar la polución en éstas y, por supuesto, la movilidad. Yo quiero ver un gobierno verde, un gobierno con un real interés en el ambiente. Es una exigencia la prohibición de la minería en los páramos, ¿o de dónde obtendremos el agua?, promover la expansión en masa de los parques nacionales, ¿o que pasará con el oxígeno y la biodiversidad? y el controlar eficazmente a las empresas ¿o qué pasará cuando omitan aún más el cuidado del ambiente que debería ser asegurado por la ley?

Aplicando un poco de ciudadanía y responsabilidad he intentado hacer pequeños cambios [w1]que generen un aporte, desde el correcto uso del agua o la electricidad y los medios de transporte, hasta no arrojar basuras a la calle , por lo mismo hago un llamado a que cada uno desde sus capacidades aporte a los cambios que se deben realizar, teniendo en cuenta, primero, el verdadero impacto de estas medidas, ya, recientemente, tuve la experiencia de contribuir con agua para donar a la guajira y resulta que era contraproducente por razones logísticas.

No es comprensible que el país sufriera en 2011 una ola invernal que dejó 3.2 millones de afectados y con daños totales por 11.2 billones de pesos y gran parte de la infraestructura[U2](CEPAL & BID, 2012), me impactan las imágenes de la Drummond arrojando carbón al mar en Santa Marta, y no quiero mencionar [U3]las acusaciones hacia esta empresa por nexos con paramilitares[U4], la intensa sequía que vivió la Orinoquía y que ahora vive la Guajira; es que Colombia, el sexto país con mayor agua tiene el 50% de esta contaminada y produce anualmente 9 toneladas de contaminantes (Beleño), pero en este país nadie se responsabiliza hasta que es tarde y mientras tanto la gente agoniza, me estremecen los constantes incendios forestales que se están produciendo y las horrorosas consecuencias de la minería formal e informal en el territorio y finalmente es un absurdo que cada año se deforesten 310349 hectáreas de bosque (Radio, 2013)

Ahora, no creo que todo lo anterior sea una simple coincidencia o hechos aislados, todo lo anterior es una muestra de lo frágil que es nuestro país y que el planeta a gritos nos pide ayuda[U5] a gritos. ¿Dónde queda el gobierno? ¿Dónde están las acciones? No veo resultados, no veo voluntad política. Sólo veo, por ejemplo, unas Corporaciones Autónomas Regionales, que deben regular en materia ambiental cooptadas por la burocracia (Vacia, 2010). Sólo veo ríos contaminados, animales muriendo, bosques en llamas, devastación y sufrimiento. ¡No veo prosperidad!

Por todo lo anterior hago un llamado muy claro, a la ciudadanía a aportar críticamente desde las pequeñas acciones y a presionar con fuerza políticamente al gobierno; a éste último le exijo un entramado de soluciones desde diferentes áreas enmarcadas en una política pública con fines de Estado y no de gobierno. O cuidamos nuestra casa o nadie lo hará. No queda mucho tiempo, las consecuencias podrán ser irremediables si no se actúa ya.

T.@PJuancamilo

Referencias

Beleño, I. (s.f.). El 50% del agua en Colombia es de mala calidad. UNPeriodico. Obtenido de http://www.unperiodico.unal.edu.co/dper/article/el-50-del-agua-en-colombia-es-de-mala-calidad.html

CEPAL, & BID. (2012). CEPAL. Recuperado el 08 de 08 de 2014, de http://www.cepal.org/publicaciones/xml/0/47330/olainvernalcolombia2010-2011.pdf

Morelli, S. (14 de 10 de 2014). 'Colombia está al borde de un desastre ambiental': Sandra Morelli. (Y. Amat, Entrevistador) El Tiempo. Recuperado el 08 de 08 de 2014, de http://www.eltiempo.com/archivo/documento/CMS-12303681

Radio, C. (25 de 03 de 2013). Caracol Radio. Recuperado el 08 de 08 de 2014, de http://www.caracol.com.co/noticias/actualidad/la-tasa-de-deforestacion-en-colombia-de-1990--2010-fue-de-310349-hectareas-por-ano/20130325/nota/1865028.aspx

Vacia, S. (15 de 12 de 2010). Silla Vacia. Recuperado el 08 de 08 de 2014, de http://lasillavacia.com/historia/estos-son-los-duenos-de-las-car-20652


 [w1]Cuáles cambios

 [U2]Cuál infraestructura

 [U3]Esto sin mencionar

 [U4]presuntos

 [U5]el planeta nos pide ayuda a gritos

 

Círculo de Amigos