Candidatos a la alcaldía de Bogotá

En Debates Palabras Mass habamos acerca de Bogotá por Canal BoxMovInvitados: Antonio Navarro Wolff - Luis Ernesto GómezCon: Laura Medina - Lorena Castañeda | Di...

Corridas de toros

En DebatesPalabras Mass habamos acerca de las corridas de toros por Canal BoxMovInvitados: | Natalia Parra Osorio - Diana AndradeCon:&n...

Estrategia del Centro Democrático a la Alcaldía

VER PROGRAMA http://goo.gl/guXpjy En Palabras Mass hablamos sobre qué problemas tiene Bogotá y la estrategia de Centro Democrático - Comunidad Oficial - para ...

¡Vivimos como en la Luna!

Por: María Camila Bernal  Ibagué año tras año sigue creciendo y es hogar de más personas. El 2019 nos trajo como sorpresa el incremento de las tarifas en ...

¡Cierren el Aeropuerto Enrique Olaya Herrera!

Por: Juan Camilo Parra Cada cierto tiempo surge en los debates de urbanismo y planeación de Medellín la propuesta de cerrar el Aeropuerto Enrique Olaya Herrera...

  • Candidatos a la alcaldía de Bogotá

  • Corridas de toros

  • Estrategia del Centro Democrático a la Alcaldía

  • ¡Vivimos como en la Luna!

  • ¡Cierren el Aeropuerto Enrique Olaya Herrera!

Viernes, 27 Enero 2017 11:48

Se acaba el tiempo ¿Resistirá la frontera?

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)

 Por: Juan Carlos Fernández 

Sin trabajo ni comida, con un gobierno totalitario que desconoce y vulnera los derechos humanos de la población, con el más alto índice de percepción de corrupción pública en Latinoamérica de acuerdo a Transparencia Internacional y con una hiperinflación proyectada de 1.660% para el 2017 por el Fondo Monetario Internacional (FMI), Nicolás Maduro desestabilizó a Venezuela y construyó la tormenta perfecta. A medida que pasan los meses, crecen las probabilidades que empiece una guerra civil sin precedentes.

Dejando a un lado las emociones, ¿qué tan preparada está la frontera colombiana ante un posible estallido social en Venezuela?

En los primeros días del año se dieron dos hechos importantes que pueden marcar el futuro cercano del vecino e impactar los intereses de Colombia.

El primero, fue el nombramiento de Tareck El Aissami como nuevo Vicepresidente. El Aissami representa el ala más radical del chavismo y en caso de llevarse a cabo el proceso de referendo revocatorio, sería el sucesor de Maduro hasta el año 2019. El segundo hecho fue la aprobación del acuerdo con el cual se calificó el “abandono del cargo” al presidente Maduro por parte de 106 diputados de mayoría opositora. Con este acuerdo, se le puso presión a la caldera, pues el presidente salió a dar declaraciones desconociendo el acuerdo y pidiendo al Tribunal Supremo de Justicia que anule cualquier intento de golpe de Estado de la Asamblea Nacional y que adopte inmediatas acciones legales contra los diputados. El no reconocimiento recíproco de los poderes, fractura aún más la democracia y aumenta las probabilidades de un estallido social.

La debilidad institucional de Venezuela preocupa cada día más a varios países de la región, incluidos México, Argentina, Perú y Estados Unidos, quedando evidenciado en el informe de la oficina del Director Nacional de Inteligencia del Estado norteamericano, presentado el pasado 9 de enero. El informe llamado “Tendencias Globales”, que se publica cada cuatro años con la llegada de nuevo presidente al Despacho Oval, afirma que el incremento de la presión económica y humanitaria en Venezuela podría llevar a una mayor represión por parte del actual presidente y señala que existe el riesgo de una crisis humanitaria que podría enviar más refugiados a países vecinos como el nuestro y a Estados Unidos.

Sin embargo, es a Colombia el único país al que parece no preocuparle la situación de Venezuela ni los riesgos que conlleva una crisis humanitaria.

Hace un mes estuve en el puente internacional Simón Bolívar, recibiendo a familiares que venían a Cúcuta a pasar la navidad y año nuevo. Guardando las proporciones y a causa de una crisis económica y no de una guerra, ésta parece la frontera turco-siria en donde refugiados de Alepo pasan a pie cabizbajos a Turquía en busca de seguridad y alimentos.

Constaté que no se exigía ningún documento de identidad para ingresar a Colombia, lo cual es muy preocupante.

Hace 10 años esta situación era normal, pues Venezuela no sufría una crisis económica y social como la actual. Hoy es inadmisible que exista tanta negligencia en los puentes internacionales - Bolívar y Santander – más importantes de los 2.219 km de frontera común.

Ese día me formulé varias preguntas: ¿qué capital humano queremos y nos sirve que ingrese al país?. ¿Nuestras regiones fronterizas están preparadas ante un estallido social al otro lado?. ¿Ha acertado el presidente Santos en la defensa obligada de los intereses de sus connacionales, ante los reiterados e injustificados cierres de la frontera?

Según Migración Colombia, más de 175.000 personas pasaron en los primeros cinco días de este año hacia Colombia, cifra inexacta pues cientos de ellas están pasando sin ningún control y el desinterés en aplicarlo en los puentes internacionales, confirma la debilidad del Estado colombiano. Y corrobora que a nuestro gobierno nacional no le importan las calidades ni antecedentes de los venezolanos que ingresan al país ni los problemas que puedan traer.

Nuestras zonas fronterizas no están preparadas si hay una guerra civil en Venezuela. Tampoco existe un control migratorio serio que garantice que quienes ingresan ilegalmente, no se establezcan en nuestro territorio y sean expulsados.  

Cúcuta, la ciudad fronteriza más dinámica de Suramérica, no está preparada para recibir a miles de colombianos y venezolanos que necesitarían de servicios en salud, educación y empleo como sucede desde el arbitrario cierre fronterizo, cuando ni siquiera ha podido hacerlo con sus residentes. Se aumentaría el desempleo que ya es devastador. La informalidad, que ya es la más alta del país, y la inseguridad ya desbordada, serían incontrolables.

Santos continúa sin cumplir sus compromisos contraídos en las dos campañas políticas presidenciales. Después de 6 años de gobierno, la frontera no está controlada por el Estado y las bandas criminales siguen dominando el rentable negocio del contrabando y el narcotráfico.

Aprovechando la firma el acuerdo de paz con la guerrilla de las Farc, ya es hora que el presidente Santos se desmarque de Maduro, y recupere la gobernabilidad en la región, demostrando que el gobierno colombiano no comparte las decisiones unilaterales de Venezuela y condene el mal trato que reciben allí nuestros compatriotas, sancionando la ilegalidad y controlando una frontera sometida por las bandas criminales.

Resulta fundamental ejercer mayor autoridad y presencia gubernamental de la Nación en la frontera con Venezuela y redefinir la hoja de ruta a seguir en las relaciones bilaterales, previa consulta a las poblaciones allí establecidas. Es imperativo que el Congreso Nacional ejerza un mayor control político al Gobierno Nacional, en especial de los congresistas norte-santandereanos, para que se redefinan las relaciones bilaterales y se estructure un plan de gobierno encaminado a dinamizar la débil economía de las zonas fronterizas con inversiones públicas que dinamicen la actividad empresarial regional en función de las nuevas fuerzas del cambiante mercado internacional.   

Twitter @fernandezjca

Visto 1660 veces
Juan Carlos Fernández

Internacionalista Universidad del Rosario. Especialista en Gobierno y Gestión Pública Territoriales. Mejorar la calidad de vida de millones de colombianos dependerá de una transformación política integral. Mi pasión es y será servirle al país, y animar a nuevas generaciones a que desde el espacio que ocupen, trabajen por Colombia. 

Sitio Web: www.facebook.com/juan.c.andrade.98?fref=ts

Lo último de Juan Carlos Fernández

Círculo de Amigos