Óscar Iván Zuluaga, excandidato presidencial del uribismo en 2014 y director del Centro Democrático, habló en Palabras Mass y Radio Amiga Internacional sobre el escenario político que se presentarán en las próximas elecciones en Alcaldías y Gobernaciones a nivel nacional

" Cuando un estado legitimo tiene una amenza real como las Farc, hay que trabajar  en mecanismos para avanzar con una paz negociada, pero sentarse con el terrorismo sin condición alguna es un error" Óscar Iván Zuluaga

Twitter. @PalabrasMass

Publicado en Artículos
Martes, 24 Junio 2014 09:41

Análisis Elecciones

 

El pasado Martes 17 de junio en Palabras Mass nos acompañaron, Diana Silva, Lorena Castañeda, Fernando Vega y Álvaro Forero para analizar los resultados electorales en segunda vuelta, donde quedó elegido para el segundo mandato el Presidente Juan Manuel Santos.

@DePacotilla: “La sociedad colombiana se polarizó frente a la posibilidad de avanzar en el camino de la paz, aunque el camino es bastante incierto”

@Lore_Castaneda: “Estas elecciones dejaron un sin sabor los colombianos le dieron una oportunidad al Presidente Santos, pero no vi unos Colombianos felices votando, tenemos una esperanza bastante reducida”

@dcarosilva: “Santos Logró que le creyeran su asunto paz vs guerra, porque en el balance de su primer gobierno y sus locomotoras, se raja”

@FernandoVeLu: “No fue una campaña rica en debate,   es un falso debate la Paz de Santos, cuáles son los gestos de paz de Santos, cuando habló en su discurso de aumento de Fuerzas Militares, militarización de la ciudades”

 

Publicado en Artículos
Miércoles, 18 Junio 2014 22:09

Para hacer la paz.

Esta resaca electoral no deja un panorama feo, pero fácil de comprender: el país está polarizado. Como lo había explicado en mi primera entrega, somos un electorado de hinchas y no de votantes[1], lo cual hace que nuestras prácticas democráticas dejen más sabor a circo que a algo sobrio. Se puede ver en las redes sociales cómo los derrotados en los pasados comicios siguen reticentes a la idea de haber perdido, aún cuando los jefes de sus toldas ya aceptaron la derrota.

Estamos en medio de dardos cruzados; digo estamos, porque somos muchos los que no sabemos qué hacer y a quién hay que apoyar; los que no sabemos si volvernos fanáticos de uno o de otro bando. Nos limitamos simplemente a observar cómo, paradójicamente, todos los que quieren la paz no la practican entre ellos mismos. Unos dicen: 

-Es que su candidato ganó, porque se fue con la izquierda castro-chavista del país, uniéndose a los mamerto-comunistas de esos grupos. Terroristas. La paz con los terroristas no es mi paz.        

Los otros no se quedan callados y responden enervados:

-Acá queremos es la paz, no queremos la godarria en el poder. Su argumento guerrerista no es válido.Pequeñoburgués, guerrerista, parami…

… y así se la pasan mis paisanos, en este rifi-rafe desde la oficina, la clase o la casa.

Que esto pase no es nuevo. De hecho pasa todo el tiempo y ha pasado toda la vida con los colombianos. Por tanto, se hace aquí evidente uno de los grandes problemas que el colombiano promedio deja ver en sus prácticas cotidianas: siempre quiere tener la razón, no importa cómo ni por qué.

El colombiano odia que se le cuestione lo que dice, le causa un escozor inmenso. Quiere siempre tener la última palabra, por más errado que esté y así se haya dado cuenta de ello; quiere que se haga siempre lo que él diga y el que se niegue, automáticamente es su rival. Veo esto y me siento como en la época de las cruzadas, cuando los Cruzados se enfrentaban cruelmente contra los Sarracenos de Saladino (y ni siquiera, porque el monarca de los Sarracenos era venerable por respetar la vida de sus rivales, aun cuando ya los hubiese derrotado).

Por ganar la batalla de la opinión, se ha vuelto válido que se lancen acusaciones insulsas, llenas de falacias poco medidas, ofensivas a más no poder. Tal parece que se nos ha enseñado no sólo a pelear, sino a buscar sumir al rival en la peor de las ignominias y los desprestigios… y todo por tener la razón, por negarse a agachar la cabeza de cuando en cuando para llegar a un acuerdo.        

El Conflicto Armado y sus negociaciones en La Habana ya han mostrado avances y pre-acuerdos, al menos sobre el papel. Una de las mitades del país votó por esa alternativa, al tiempo que la otra reniega porque, a su modo de ver, “esa paz no es mi paz”. Yo pienso en la paz, como el concepto que ha definido el diccionario de la RAE, entre tantos: Sosiego y buena correspondencia de unas personas con otras, especialmente en las familias, en contraposición a las disensiones, riñas y pleitos.

En lugar de andar peleando por tener la razón y por saber cual es “la paz” que se quiere, opino que debemos declarar la paz que sí podemos dar: la paz de ceder el paso, la paz al medio ambiente no botando basura y guardando el papel en el bolsillo, la paz de no continuar una pelea, la paz de respetar el trabajo del otro. Y esto no es una cuestión de firmar acuerdos; es algo de sentido común que le hace falta, la mayoría de las veces, a los habitantes de este país.

Para hacer la paz indudablemente hay que ceder y ceder sirve, muchas veces, para hacer la vida un poco más soportable.

Epitafio:

Yace el cadáver del libre albedrío colombiano; en su persecución desmedida, prefirió suicidarse cuando supo que no habían más opciones, aparte del sida o el cáncer.

 

T. @ElSepulturero_

 


[1] Lea aquí por qué http://www.palabrassociales.org/index.php/item/372-ya-va-a-empezar-el-mundial-y-aun-no-tengo-el-album#.U6AtgT15OSo

 

Publicado en Artículos
Viernes, 13 Junio 2014 08:21

Lo que tenemos que elegir

 

Contraposiciones, eso es lo evidente por parte de los candidatos. Promesas y propuestas nos dan a conocer en medio de un debate que termina siendo un show. La búsqueda de la paz que ni siquiera hay entre los candidatos. Economía, seguridad y salud, son los principales temas para “alcanzar” una calidad en cada uno de estos aspectos.

Zuluaga quiere ser el presidente de los jóvenes y es chistoso, porque lo evidente es que muchos de nosotros no votaremos por él y sobre todo, nos genera un gran inconformismo. Afirma que no hay una política agropecuaria. Quiere perfeccionar los tratados de libre comercio que ya han hecho y que más bien, ya han afectado a millones de campesinos y a la industria Colombiana. ¿Qué quiere perfeccionar?

Los dos quieren paz. La paz, nace desde cada persona ¿Cómo puede vivir en paz una persona que no ama lo que hace? Alguien que lucha para llegar a tiempo en medio de un inmenso caos, que corre al compás de un reloj, quien vive esperando un fin de semana para olvidar por dos días lo que odia hacer. Eso no es paz y tampoco es paz negociaciones que nunca han dado resultados efectivos.

La seguridad, “se ha retrocedido en seguridad ciudadana porque se pierden jóvenes”. Jóvenes que se están perdiendo en las filas del ejército, prestando un servicio militar obligatorio. Prometen generar empleo, ójala estos empleos sean bien pagos, un mínimo que permita cubrir necesidades básicas. Una salud digna, donde no debamos pedir citas con meses de anticipación para que nos receten acetaminofén.

Lo cierto es que Colombia quiere y necesita un buen presidente, alguien que ejerza su poder de la mejor manera posible. El cual brinde empleos con salarios y condiciones dignas. Paz, una economía buena y estable. Excelente servicio de salud, buena educación y sobre todo, igualdad.

@VickyCa27

 

Publicado en Artículos
Jueves, 22 Mayo 2014 11:49

El diablo es Usted

 

Debo dar mis agradecimientos a los miles de Colombianos que no votan, gracias a Ustedes Colombia va por buen camino, ocupamos el último puesto en las pruebas PISA, el salario mínimo aumentó 20 mil pesos, la salud es un modelo internacional con el bien llamado paseo de la muerte, somos el tercer país más desigual de América Latina (ver nota), y nuestros campesinos son tan valorados en nuestra tierra, que importamos los productos que ellos podrían estar produciendo. Ustedes los abstencionistas son los colombianos que necesitamos, que desde la comodidad de su hogar, se sigan quejando, esperando a que llegue el mundial.

He aquí un breve perfil de los candidatos para aquellos que decidan ir a votar. Juan Manuel Santos, mencionado por la dulce mermelada y por supuestos dineros del narcotráfico que ingresaron en su pasada campaña, un pequeño elefantico que vio pasar el ahora Senador Álvaro Uribe y que solo confesará al Santísimo Procurador Ordóñez. Por Centro Democrático, Oscar Iván Zuluaga, que al mejor estilo de Mr. Magoo vive sus aventuras de espionaje mimetizándose sin dejar rastro, solo un video. El candidato Enrique Peñalosa, pedalea fuertemente tratando de poner un gran bolardo entre Uribe y él, una difícil tarea ya que sus actuaciones pasadas lo muestran como un político tradicional, alejado de los principios de su antecesor, que dieron origen a la pasada ola verde.

Clara López, luego de reemplazar a su ‘compadre’ Samuel Moreno, trata de mostrarse como la candidata de cambio, sin embargo su pasado con sus amigos Moreno y su tardía reacción en el caso del carrusel de contratación deja una sensación que el tal cambio no existe, en palabras de la Dra. López “no se debe hablar de clientelismos sino de participación política”. Por el lado de Marta Lucia Ramírez, peor es imposible, no tiene partido, y es de esperar que los políticos electos por el conservatismo, se vayan donde tengan mayor ‘participación política’, dejándola en un escenario apocalíptico cercano a la ideología uribista dividiéndose los votos con el candidato Oscar Iván Zuluaga.

Esto es un precario panorama de lo que acaece con los candidatos presidenciales, que entre el diablo y escoja, porque nuevamente ganarán las maquinarias electorales basadas en esa ‘participación política’, esos mismos que se disputan por ponerse la banda presidencial, y que acostumbraron a la muchedumbre a vivir con las migajas, entreteniéndolos en un espectáculo de líderes, que sacan lo peor de sí, para destruir a su rival no con un buen programa de gobierno, sino para llenar los titulares de prensa de chuzadas, narcos, como si se estuviera eligiendo al rufián de una pandilla y no al Presidente(a) de la República.

Al final ganan los colombianos que deberán adaptarse a que el salario mínimo no les alcance para vivir, tengan educación de mala calidad, le suban a la canasta familiar, el pasaje de transporte aumente, las multinacionales sigan financiando a la selección Colombia, continúen algunas de ellas propagando enfermedades a nuestros coterráneos, y contaminando nuestros mares, porque carecemos de un Congreso y una Presidencia con carácter. Ya lo dice la canción “gente que vive en la pobreza, nadie hace nada porque a nadie le interesa” y mucho menos a Usted que tendrá miles de excusas para abstenerse de votar.

T.@betodiazb

 

Publicado en Artículos
Lunes, 19 Mayo 2014 11:12

Chucho le chuza la choza a Concha

Chucho le chuza la choza a Concha con un chuzo y Concha le dice a Chucho que no le chuce la choza con ese chuzo. Así comienza uno de esos trabalenguas que son patrimonio del humor costumbrista de estas tierras. Es viejísimo. Mi padre me lo enseñó cuando era niño y aún no pegaba lápidas. Me lo traté de aprender desde chico y todavía a veces me queda difícil. Ahora que me pongo a pensar, me doy cuenta que este escueto enunciado es mucho más que un trabalenguas popular. Esto es casi una ley, una máxima.

Me permito hacer un análisis literario de este trabalenguas a mi manera, con el permiso de mis amigos literatos y lingüistas a quienes ofrezco disculpas desde ya. En primer lugar hay algo que resalta en este enunciado: la ch. No hay nada más colombiano que la ch: chorizo, chanfaina, chunchullo, chanchullo; son palabras deliciosas y no justamente porque refieran a comida o costumbres comunes de nosotros como la última; la ch es la chapa de los latinos, se siente bien pronunciarla, varios pueblitos empiezan por ch. Por tanto, la primera conclusión de esto es que la ch es más nuestra que cualquier cosa.

Otra cosa que resalta de este pintoresco enunciado es el verbo principal: chuzar. Cuando queremos saber si la torta de plátano de la abuela está en su punto, a usted le piden que chuce la torta; cuando deseamos que alguien haga algo rápido y le insistimos, se dice que uno lo chuza para apurarlo. Chuzar es algo propio, es un rasgo de identidad de nosotros como colombianos. Hasta en el sentido peyorativo este verbo es nuestro; un delincuente lo chuza a uno si quiere dañar, si quiere extraer a su víctima algo que codicia y ambiciona y no sabemos para qué finalidad.

Pues bien, si chuzar es algo tan nuestro ¿de qué nos quejamos? ¿por qué nos sorprendemos? ¿Qué culpa tiene el pobre Andrés Sepúlveda de chuzar comunicaciones, si el chuzar es una conducta tan común entre todos nosotros? A uno no deberían condenarlo por una cosa tan común. ¡Qué tal esta justicia!

Que juzguen al señor Sepúlveda, y por el ladito a Oscar Iván Zuluaga, por chuzar comunicaciones, es como si a cualquier colombiano lo juzgaran por colarse en una fila de banco, por no ceder una silla en el transporte público a una persona de la tercera edad por dar empleos no por méritos sino por roscas (siempre que pienso en esto me acuerdo de notarías, no sé por qué), por copiarse en un examen de universidad. Todo eso son carajadas. A uno no deben juzgarlo por una bobada de esas. Ese artículo 463 del Código Penal Colombiano es lo más injusto[1]. Sólo falta que sancionen una ley que condene con cárcel a los que no levantan el bizcocho del inodoro cuando van a orinar. Justicia terrible esta.

Así que no nos matemos la cabeza; que Chucho le siga chuzando la choza a Concha, así como Oscar Iván ha chuzado las comunicaciones de la oposición, así como María del Pilar también chuzo cositas desde el Das, así como hubo Monita Retrechera, Saulo Arboleda…

Epitafio:

Yacen aquí los restos de la paciencia pura de los jurados de votación; mártires sagrados que sacrifican un día de chancletas y películas por una jornada de tarjetones y agarrones.

 


[1]“El que indebidamente obtenga, emplee o revele secreto político, económico o militar relacionado con la seguridad del Estado, incurrirá en prisión de tres (3) a doce (12) años.” Artículo 463, Código Penal Colombiano.

Publicado en Artículos
Viernes, 28 Marzo 2014 00:50

Jóvenes en las campañas presidenciales

En este programa la discusión se centró en la visión de los jóvenes que apoyan a sus candidatos Hernán Cadavid por: Zuluaga, Johana Pacateque y Angélica Martínez por Peñalosa. Lamentablemente no asistieron a este primer debate Mario Castellanos por: Clara y Jairo Mayorga por: Santos. Este primer encuentro con los jóvenes de los candidatos puso en relieve el papel que juegan ellos dentro de las campañas y cuales son sus fortalezas. ¿juzguen ustedes?

Publicado en Artículos
Martes, 12 Noviembre 2013 10:42

Del reinado y otras banalidades

-¿Qué haces?

-Viendo el reinado.

-No sabía que te gustaba eso.

-No, la verdad estoy esperando a ver qué dicen las reinas mientras leo el periódico.

-Ah bueno, como aburrido tu plan, ¿no?

-No, normal. Hay que enterarse de lo que pasa. Lo del reinado sí es porque las mujeres estas siempre salen con algo chistoso y me lo pierdo.

-¿Y qué han dicho?

-Nada, no las he escuchado hablar; solo hablan Andrea Serna y Carlos Calero. Me imagino que en un rato les preguntarán qué harían para cambiar al país y cosas así. Ojalá respondan algo chistoso.

-Si ves cómo son en este país, a los tipos les ponen a una vieja churrísima a presentar y a nosotras nos ponen a ese tipo tan feo.

-Sí, una desgracia este país, sobre todo por esa falta de buen gusto para escoger a los presentadores del reinado.

-Jaja, no te burles de mí. Cuando vayan a hablar me avisas para escuchar qué dicen. ¿Qué tal están las niñas?

-Me encanta la de San Andrés, una morena muy linda. Últimamente me están gustando las morenas, bueno últimamente no, hace ya unos años. La de Atlántico tiene cola para regalar, las demás están bien, normales.

-Sí ya te había escuchado ese cuento de las negras, pues ojalá se te dé algo con alguna.

-Dios te oiga niña, pero no digas “negras”, suena fuerte.

-Ok.

***

-Bueno y en qué va el reinado, ¿nada que hablan?

-No, ahora va a cantar Alejandro Sanz. Esto es interminable.

-Jaja, lo voy a poner. Me encanta Sanz. Lo peor es que un montón de gente trasnochará viendo eso.

-Yo creo, esto debe tener más rating que las noticias.

-Toda la vida, yo también preferiría el reinado a las noticias.

-Sí, me imagino.

***

-Me encanta Corazón partido. Se fajaron con Alejandro Sanz en el reinado.

-¿Te parece? Es bueno, pero debieron contratar alguien de acá, pues digo no, es el reinado de Colombia, además si van a traer alguien de afuera podrían innovar y traer alguna banda que no haya venido a tocar acá, algo como The Strokes.

-Jaja, tan bobo, a las personas que ven el reinado no les gusta esa música.

-Yo lo estoy viendo y a mí me gusta.

-Bueno sí, pero tú solo lo ves para burlarte de las mujeres.

-No, para burlarme de las que digan bobadas, no de todas las mujeres.

-Bueno sí, qué pena con el niño… tan bravo.

-Disculpada.

-Bobo.

***

-Parece que ya van a hablar, dijeron que las preguntas las envió el público. Me imagino que tú enviaste alguna.

-No, no sabía que se podía. Ahora sí es peor, quién sabe qué preguntará esta gente.

-Sí, ahora podremos reírnos de las preguntas también.

-Aja.

***

-No, pero de dónde sacan a estas mujeres, nos hacen quedar mal.

-Pues yo no generalizaría. Todo está dado para que gane San Andrés, esas respuestas están muy chimbas.

-Sí. Tú y tus gustos.

-¿Qué tienen?

-Jaja, ¡mucha bruta!

-Qué locura esta vieja. Por qué será que no piensan antes de hablar; uno no pide que den una respuesta brillante, pero sí algo coherente. Ya perdió todo el encanto la morenita.

-Jaja, y ahora qué harás…

-Estoy leyendo la encuesta que salió hoy.

-¿Ya con encuestas? Todavía falta un montón para elecciones y ya en esas, ¡qué pereza!

-Sí ya en esas, lo que pasa es que la política es de todos los días, el país es de todos los días.

-Sí que te gusta eso. ¿Quién gana según la encuesta?

-El voto en blanco tiene más de 30 %, después Santos y tercero Zuluaga.

-Ah, y ¿quién es ese Zuluaga?

Publicado en Artículos
Miércoles, 30 Octubre 2013 16:13

Uribe Centro ‘Dedocrático’

Cuando Hernando* llegó a Corferias eran las 7:30 de la mañana del viernes. Su propósito no era cubrir el magno evento uribista, tampoco alabar a Uribe, él solo quería ver si alguno de los candidatos del Uribe Centro Democrático (UCD) lo convencía para ayudarlo en lo que pudiera. Había llegado temprano por recomendación de Martín*, quien era parte de la organización del evento y le había conseguido la invitación, él le había dicho que empezarían “en punto”, es decir que alrededor de las 9:30 de la mañana estarían escuchando Uribe. Pero hacia esa hora no había entrado casi nadie al pabellón, Muchas personas acreditadas estaban luchando por conseguir su escarapela, porque, según los encargados, no las encontraban. Como Hernando no podía votar siguió derecho sin que le pusieran problema, el desorden era tan grande que de nada sirvió la inscripción que había hecho Martín, Había podido entrar cualquiera, no revisaron que estuviera en la lista de asistentes.

Ya adentro el tiempo pasaba muy lento, Si hubiera sabido que no iban a pedir inscripción previa le habría dicho a algún amigo que lo acompañara, claro que reconoce que no recibió buenas palabras de sus amigos a los que les mencionó que asistiría a la convención del UCD, ninguno se mostró interesado si quiera en saber cómo hizo para estar inscrito. Debido a su soledad se dedicó a deambular por ahí mientras empezaba el evento, en el fondo escuchaba los alaridos de los seguidores de Pachito y de Zuluaga que, constantemente, se emitían por fuera de Corferias. Mientras caminaba, solitario, encontraba grupos de más o menos cinco personas hablando y se ponía a escuchar: todos hablaban en contra de Santos, “Traidor”, “Farsante”, “Hijueputa”, etc; otros hablaban de Uribe, le perdonaban la desorganización y contaban sus encuentros con el presidente, la mayoría de ellos en “Consejos comunitarios” y en “Talleres democráticos”; a la mayoría le escuchó comentarios contra Pacho “Es muy riesgoso que Pacho sea el candidato”, “En cualquier momento suelta la boca y se tira todo”, “Uribe no quiere que él sea el candidato”, “Mejor perder con credibilidad que ser el hazme reír de toda Colombia”.

Finalmente, después de cinco horas de dar vueltas por Corferias, comer unas empanadas y fumarse unos cuantos cigarrillos Hernando entró al Pabellón asignado, Había unas 1500 personas. Muchos de los asistentes estaban uniformados, muchos de ellos tenía camiseta de Zuluaga, otro tanto de Pacho y muy pocos de Holmes, Hernando dice él (Carlos Holmes) le dio la mano unas horas antes mientras esperaba, pero él no lo reconoció a pesar de ser uno de los candidatos. Hernando solo vino a saber quién era cuando se paró en la tarima y habló.

Antes de Holmes hablaron Uribe, Pacho y Zuluaga. Todos agradecieron nuestra presencia, volvieron a hablar en contra del gobierno un poco y explicaron un poco de la convención, también se disculparon por la demora y por la desorganización. Para mí ya debían disculparse por la demora con el almuerzo, uno no puede tanta gritería con hambre. Pollo con champiñones, arroz y ensalada fue el menú, lo que Hernando consideró poco para el hambre de las cuatro de la tarde, por lo que fue necesaria una hamburguesa para satisfacer sus necesidades.

Antes, durante y después de los discursos quienes se sentaron al lado de Hernando le hablaron, iniciaron preguntando por su escarapela (donde se encontraba el nombre de quién lo invitaba), él no tenía y respondía que dentro de su maletín, después le hablaron de Uribe, lo elogiaron Hace falta el presidente; después hablaron de Zuluaga quien, según ellos, era la mejor opción.

Después del receso volvió a hablar Uribe, dijo que los candidatos iban a hablar de cada uno de los temas que a él le parecían importantes y que se iba a votar por cada tema, El candidato que más tuviera votos ganaba, algo que a Hernando le pareció muy democrático. Empezaron con seguridad: Colombia nunca estuvo peor, el escenario que pintaron los tres es apocalíptico, nuestro país no está al borde del abismo, está cayendo en él y estamos a punto de tocar fondo, las épocas de Pastrana, Samper, Betancur, etc, fueron el paraíso con respecto a lo que estamos viviendo ahora. Según ellos hoy no hay nada, toca cambiar todo, ¿cómo? Aumentando el presupuesto para la guerra, terminando con el proceso de paz, pasando la Fiscalía a la Rama Ejecutiva. Después Uribe ordenó hacerle unas preguntas a los precandidatos y, posteriormente, conminó a pasar al siguiente tema: Confianza inversionista, otra vez, Colombia es el peor país del mundo, pero solo desde hace tres años.

“Todos los convencionistas tienen que votar, se vota con la escarapela y la cédula”, una nueva orden de Uribe y así pasó, Todos nos levantamos de la silla, ellos fueron hacía las urnas, yo fui a hacia la salida, donde le preguntaron si ya había votado, “Sí, fui el primero” y salió. Hernando no volvió el sábado, ¿para qué? Ya había escuchado lo suficiente y sabía que iba a ganar Zuluaga.

Todo le salió mal al Presidente Uribe, sus candidatos se desbordan en críticas mas no en propuestas. Él quería que la convención se viera democrática ante los medios, pero el mismo viernes algunos salieron a decir que la elección estaba amañada: todos los que asistimos debimos tener la misma percepción, la dedocracia de Uribe apuntaba solo a un candidato. Los tres precandidatos no trabajaron para un objetivo común y el sábado fue evidente que Pacho Santos no supo perder y no le demostró apoyo a Zuluaga, ni siquiera cuando se había comprometido con Uribe a hacerlo en caso de perder. Yo no sé qué va a pasar, pero si por donde el Presidente Santos llueve, donde Uribe hay un aguacero muy duro.

Hoy Hernando cuenta que no ha dejado de admirar al ex presidente Uribe, pero no votará por Zuluaga, tampoco lo hará por el Presidente Santos ni por una tercería. Hoy, a Hernando lo estoy tratando de convencer de que vote en blanco, porque después de asistir a un día de convención uribista perdió la fe en la democracia, algo que logran personas como Uribe.

*Los nombres fueron cambiados por petición de la fuente, lo que es totalmente entendible.

 

Javier Prieto Tristancho

@japritri

Publicado en Artículos
Martes, 15 Octubre 2013 17:42

¿Firma por Uribe?

Comenzó en forma la recolección de firmas para el Centro Democrático. Ya hace algunas semanas, los más cercanos colaboradores del ex presidente Uribe con la camiseta blanca que los identifica y los formatos emitidos por la Registraduría Nacional, decidieron salir a las calles bogotanas en busca de las firmas que les darán su personería jurídica. No he tenido la oportunidad de encontrarme en algún lugar con estos tipos, no los he visto ni he hablado con ellos.

Domingo 9:30 pm

Don Giovanni, que pena llamarlo a esta hora pero es que me llamaron los doctores. No se preocupe, pero dígame, ¿se encuentra bien su salud?. Sí señor. ¿Para qué lo llaman los doctores si su salud está en orden? Me llamaron los doctores del trabajo de Uribe, están buscando gente para trabajar, que don Uribe necesita gente para trabajar. Qué bueno que generen empleo, me alegra mucho eso. Sí señor, pero me dijeron que fuera el martes a la iglesia esa de los cristianos a las 7:30 am. ¿Cuál de todas? Esa de la 30, la grande, la que le roba plata a la gente y usan datafono. No sé cuál sea. Ay don Giovanni la caris… algo. La Carismática Internacional, ya sé cuál es. Sí esa, esos malparidos son severos ladrones, no ve que mi mamá iba y le pedían la de plata. Bueno, ese es su negocio, ellos venden un servicio y los otros lo pagan, es lo básico del comercio. Uy no don Giovanni pero la retumbada esa vaina. Bueno, a mí no me corresponde tomar posición frente a esa actividad, puedo decir que a nadie obligan a asistir ni a aportar dinero. Sí señor, y don Giovanni, usted que me aconseja, voy a esa reunión del martes, o no mejor no, es que la última vez fue puro caramelo. ¿Qué pasó la última vez? Nos citaron también allá, y estaban sus amigos, el gordito chiquito, el costeño, todos ellos, a mí no me saludaron, y habló un señor que como que quiere ser presidente algo así, nos llevaron de relleno, usted sabe don Giovanni que uno no está para perder plata y que lo hagan ir a uno a escuchar a un man de esos pues no es justo. Ellos son buenos tipos, y esos son los gajes del oficio, yo no he hablado últimamente con ellos y no tengo como asegurarle que está vez la intención de la reunión sea laboral, lo único que le puedo decir es que vaya, y conozca de primera mano lo que tienen por decir, eso sí, no mencione mi nombre, a los uribistas no les agrada mi nombre.

Esa noche, en las noticias de la red independiente hablaron sobre la recolección de firmas por el Uribe Centro Democrático. En las tomas pude encontrar el rostro de un hombrecito desagradable, desaliñado, feo, andrajoso. Dueño de un carrito rojo igual de desagradable a su rostro. No me extrañó verlo en medio de los uribistas, como tampoco me extrañaría verlo en medio de los petristas o pidiendo trabajo en el lado santista.  La dinámica de la política solicita interlocutores como este, que busquen orificios en donde se puedan sentir medianamente significativos, mientras los realmente importantes se abren camino en medio de un tumulto de competidores feroces que no dudarán nunca ni tendrán concesiones cuando de pelear por sus aspiraciones se trate. La recolección de firmas a favor del movimiento uribista no se ha sentido, yo por lo menos no he tenido la fortuna de encontrármelos en alguna calle bogotana. Tal vez porque no cubren con eficiencia toda la ciudad, o porque hasta ahora se están organizando, y si tenemos en cuenta que en frente de la organización logística está el señor Juan David Vélez, entonces no sé qué tan efectiva sea la dinámica. En realidad me agrada que el encargado de seleccionar el personal sea este muchacho candidato, desde ya quemado al Senado de la Republica, me agrada porque debo entonces suponer que sus subordinados deben cumplir con algunas especificaciones que nos resulten agradables y convenientes, a él, a algunos de sus compañeros de lucha y a mí, así me toque verlos a lo lejos, así me toque imaginármelos únicamente.

Martes 11:45 am

Don Giovanni, yo me voy de esto. ¿Qué le pasó? Me pusieron a trabajar con un man ahí, y ese man es todo mandón y tiene una esposa gorda, fea y brava. ¿Qué les dijeron? Que nos van a pagar disque $150 pesos por firma, que tenemos que hacer mínimo 8 hojas diarias y que nos van dar $10.000 pesos de subsidio diarios, el sueldo está bueno don Giovanni pero es que trabajar con ese man no aguanta. Hombre, tenga paciencia, trabaje con ánimo, y aguántese al pisco ese, hágalo sentir importante, a él le gusta eso. ¿Y estohasta cuándo va don Giovanni? Hombre, yo no estoy al tanto de las decisiones de ese grupo de trabajo, lo que yo le diga sería especulación. Y por qué no trabaja con Uribe don Giovanni, ese man tiene mucho respaldo y fijo gana. Porque Uribe es un político que le debe muchas respuestas respetuosas y claras al país, respuestas que no ha querido dar y eso pone en duda la honorabilidad de alguien tan cuestionado como él, con su trayectoria, con su historia. ¿Usted sí cree don Giovanni que saquen presidente? Absolutamente no, no tienen cómo, y ellos lo saben, ellos son racionales y entienden que ninguno de sus precandidatos tiene opciones para dar la pelea en las urnas, ellos saben eso. ¿Ninguno de verdad? Oscar Iván Zuluaga podría ser un buen candidato, pero su estrategia carece de efectividad, además de estar rodeado de ineptos, y de competentes muy celosos de sus reconocimientos personales, eso hace que no logren ser un equipo compacto, que yo me entere de estas cosas es una prueba que están fragmentados. ¿Y de todos sus ex amigos quien es el que manda? Yo creo que ni siquiera ellos lo saben, porque todos deben tener la intención de ostentar alguna responsabilidad que les dé respeto y superioridad. Hace un tiempo el señor Uribe decidió que su representación en el comité de recolección sería un tipo joven, muy allegado a él, uno que se ha dedicado a acompañarlo a cuanto evento y reunión decide asistir. Esa decisión causó molestia en otros jóvenes que siempre han querido trabajar con esmero para el señor Uribe, y aseguraron que no era justo trabajar para hacerle campaña al otro muchacho. Pero aun así hoy están recogiendo firmas. Yo le puedo asegurar que el esfuerzo debe ser enorme, internamente están completamente maltratados. ¿Pero entonces don Giovanni, el doctor Uribe a quién apoya a Pachito, Zuluaga o al otro? Uribe es un zorro, él sabe manejar a la gente, pero su apoyo está con Oscar Iván Zuluaga, pero los medios, los empresarios y las encuestas están con Pachito. ¿Entonces que van a hacer? Ya Uribe tomó la acertada decisión de no hacer consulta, ahora van a elegir al candidato del uribismo a dedo como dice Pachito, y a lo que él se opone porque sabe que elegirán a Zuluaga. El doctor que nos va a pagar, uno como gordito, de apellido Vélez, que es como raro, ¿es verdad que es candidato al Senado? No es raro hombre, es gay, solo que él no lo acepta, yo he intentado por medio de mis columnas, hacerle entender que ser gay no es una condición vergonzosa ni que exija reserva alguna, le he dicho que ser pasivo y loca es tan legítimo y respetable como ser uribista, si él es feliz entonces que se haga en la posición que más disfrute. Y si es candidato al senado, aunque en un puesto pendejo, cualquiera que esté después del número 15 debe estar seguro que su intención de llegar al senado es imposible. A él le gusta pedir firmas anunciando su candidatura, así la gente no sepa quién es él. Si yo estuviera en su lugar buscaría el voto gay, es un voto que está abandonado y él podría encarnar sus demandas y defenderlas con el mismo ánimo que defiende las uribistas. Usted don Giovanni por que no se lanza a algo, yo voto por usted. Eso dejémoslo para otra conversación si le parece bien. Sí señor, usted me perdona tanto interrogatorio pero como yo poco de política, me gusta preguntar y preguntar. No se afane. ¿Firma por Uribe? No señor, yo no firmo por ese señor.

La tarea del grupo de recolectores de firmas y de sus coordinadores no es fácil, tampoco es completamente difícil. Van a necesitar constancia y mucho trabajo, además de elegir con inteligencia los puntos y la hora en que decidan solicitar las firmas. Yo les deseo suerte, les deseo éxitos, aunque poco les importe, los entiendo. Espero verlos pronto.

Si necesitan formularios, hay por ahí un carrito rojo desvencijado y equipado con GPS y algunos accesorios más que lo harán fácil de identificar, ese carrito les facilitará información.

 

Giovanni Acevedo

Twitter: https://twitter.com/Giovanni_Bta
Facebook: 
http://www.facebook.com/giovanni.acevedo.5454
Fan Page: 
https://www.facebook.com/pages/Giovanni-Acevedo/109540275732024?fref=ts

Publicado en Artículos
Página 1 de 2

Círculo de Amigos