Lunes, 25 Junio 2018 07:23

Partidos Políticos

En Palabras Mass ¿Deben los partidos obligar a sus militantes a votar por un candidato en particular?
VER PROGRAMA https://goo.gl/zUXPSu

Invitadas Lucia Bastidas Ubate Ana Carolina Alzamora Bustamante
Con Jorge Camargo Tovar Lorena Castañeda |Dirige Beto Diaz por Canal BoxMov

Publicado en Artículos
Viernes, 11 Mayo 2018 13:19

Importancia de los Partidos Políticos

Tema: ¿Cuál es la importancia que tienen los partidos políticos en las próximas #EleccionesPresidenciales? Invitadas: Angela Ospina De Nicholls -  Ana Carolina Alzamora Bustamante

Maria Gardeazabal - Tatiana Dangond |Dirige Beto Diaz

 

Publicado en Artículos
Domingo, 04 Diciembre 2016 15:59

Pacto Juvenil Por la Paz

En nombre de múltiples expresiones juveniles interesadas en encontrar el camino de la paz, y con el propósito de buscar soluciones para alcanzar la reconciliación de la sociedad colombiana, una confluencia de jóvenes de diversas agrupaciones, movimientos sociales y partidos políticos de las regiones del país, se reunieron para construir un pacto de reconciliación nacional que respalde la salida negociada del conflicto armado, con el fin de que florezcan las ideas, el respeto y la pluralidad en todos los rincones de la nación.

Publicado en Artículos
Martes, 09 Septiembre 2014 23:14

¿Reformar o Acatar la Constitución?

Una lectura obligada del mentado equilibrio de poderes y las propuestas que de éste subyacen, como eliminar la reelección presidencial y ampliar el periodo del ejecutivo a cinco años, conlleva a pensar que la actual reforma política no es tan prioritaria como la considera el presidente, ya que eliminar la reelección es inminente, pero cerrar la lista al interior de los partidos, junto con la ampliación del periodo es sumamente inoficioso. ¿Es acaso el entramado institucional Colombiano tan fácil de modificar?

Partiendo del diagnóstico de la Constitución de 1991, donde se estableció un régimen presidencial con periodos de cuatro años, junto con un andamiaje institucional que busca la funcionalidad del sistema mediante la separación de poderes y los frenos y contrapesos, que llevaron a establecer también los periodos de los magistrados de la rama judicial, y los órganos de control. Se puede inferir que lo establecido en la constitución, es contradictorio con la reelección, manifestándose en la transición al Hiperpresidencialismo que Colombia enfrenta.

Nuestros años de vida Republicana son prueba de que no es necesaria la reelección, ni ampliar el mandato, por el contrario hay que pensar en Instituciones sólidas. Cuando alguien ha culminado una buena gestión, su Partido Político, una de las instituciones más relevantes en las democracias, debe asumir el reto de entrar en la contienda electoral para dar continuidad a los programas del Presidente de turno en cabeza de otro aspirante, y por su parte, la sociedad debe exigir en las propuestas de los nuevos candidatos, la continuidad de políticas exitosas. Sirve de ejemplo para lo esbozado anteriormente, lo que se presentó con Santos, una vez que fue él quien bajo el aval del partido de la U, tomo las banderas del legado Uribista para alcanzar la presidencia en 2010. Así como también, Uribe y Santos han sido artífices y ejecutores de los vicios del sistema político por cuenta de sus reelecciones. En últimas, no son tan diferentes como se cree, y su antagonismo más que ideológico es por ego y protagonismo.

Aquí lo prioritario es un reequilibrio de poderes fundado en la eliminación de la reelección presidencial, para así poder acabar con la fórmula de más tiempo, más poder, demostrada con Uribe y Santos, en su capacidad para influir en las altas cortes y los entes de control, quienes perdieron autonomía. En consecuencia, no se necesitan líderes imprescindibles, sino programas que trasciendan en las instituciones, como principio fundante de las democracias, ya que la separación de poderes es fundamental en un sistema presidencialista. Entonces, el debate debe darse es en cómo establecer mecanismos para limitar las facultades extraordinarias del ejecutivo y empoderar las demás ramas del poder público, no para aumentar los mandatos.

Cuando el Presidente hace mención a una reforma, se espera que dicha modificación al texto constitucional, propenda al desarrollo de algún sector, y como es en este caso contribuya a la democracia y sus instituciones, pero lejos de esa pretensión, se encuentra la iniciativa de aumentar el periodo presidencial, toda vez que esto implica alterar la arquitectura orgánica que nos rige desde el 91, bajo la limitante de tiempo como un sofismas para alterar la Constitución. En suma, para lograr el tan mentado equilibrio de poderes, se debe abolir la reelección y evitar los mesías, ya que debe primar el respeto por la constitución, fortaleciendo el actual Estado de Derecho y el sistema de frenos y contrapesos, para así lograr que el entramado institucional no sea tan fácil de moldear a favor de intereses particulares.

T.@jorgescamargo

Publicado en Artículos

Círculo de Amigos