Domingo, 04 Diciembre 2016 15:59

Pacto Juvenil Por la Paz

En nombre de múltiples expresiones juveniles interesadas en encontrar el camino de la paz, y con el propósito de buscar soluciones para alcanzar la reconciliación de la sociedad colombiana, una confluencia de jóvenes de diversas agrupaciones, movimientos sociales y partidos políticos de las regiones del país, se reunieron para construir un pacto de reconciliación nacional que respalde la salida negociada del conflicto armado, con el fin de que florezcan las ideas, el respeto y la pluralidad en todos los rincones de la nación.

Publicado en Artículos
Viernes, 19 Abril 2013 16:07

¿Y los Cristianos qué?

En vista a lo que ha pasado esta semana con el senador Roy Barreras y su pacto secreto con los cristianos del Valle, exactamente con el pastor Jhon Milton Rodríguez de la iglesia cristiana Misión Paz A Las Naciones, hoy miro con horror el oportunismo de este senador que va en busca de votos y luego se echa para atrás con los compromisos adquiridos. Es de caballeros respetar la palabra, eso es lo primero que me enseñaron en mi hogar, que el hombre es hombre por la palabra.

Además, ¿qué hay de malo en un acuerdo programático con las iglesias cristianas por defender sus derechos? ¿Es más grave esta alianza o la que firmaron con los paramilitares en Ralito o las Farc (política que apenas se está destapando en el país)?

No es malo, senador Roy ni senador Benedetti, que los cristianos busquen participación en la política nacional. También son colombianos, tienen todo el derecho a que se les escuche en el Congreso donde se hacen las leyes para todos, tanto para las comunidades LGBTI, los cristianos, los ateos y todos los colombianos. Es legitimo que se les escuche y puedan debatir sus posturas.

Es cierto, el senador Roy Barreras como presidente del Congreso debe dar el mismo trámite a todos los proyectos de ley que se tramitan allí, velar por su buen debate. Su voto es independiente y eso es lo que me preocupa, que por presiones lo cambie. Esta es la “democracia”. Entonces, si llega un proyecto de ley que no beneficie a un grupo financiero muy importante del país, usted cambia su voto por presiones de otra índole. Qué vergüenza el oportunismo.

Los cristianos son un grupo fuerte con presencia en el país por más de 100 años. Ustedes tienen derecho a estar en los debates del Congreso de la República. Son igual de importantes en nuestra nación como todos los colombianos. Además las cinco millones de personas que integran su fe tiene el derecho adquirido para que se les escuche, defienda sus intereses y argumentos. Seguro que hay personas preparadas para saltar al ruedo y defender su ideología.

Son buenos los acuerdos programáticos con las iglesias porque son personas honorables, íntegras, que trabajan por un país justo. Defiendan sus interés, pero con los suyos, no con oportunistas que solo los buscan en campaña. Colombia es pluricultural, un estado social de derecho donde caben todas las posiciones, pero no dejen que se les metan lagartos.

Publicado en Artículos

Círculo de Amigos