Jueves, 11 Octubre 2018 13:03

Presupuesto de la educación

VER PROGRAMA https://goo.gl/b8Bukc

En debate Palabras Mass hablamos de: ¿Sirven para algo las marchas y las protestas pacíficas? ¿Creen que los gobiernos las toman en cuenta? Presupuesto de la educación

Invitados: Carlos Meisel - Luis Ernesto Gómez

Con: Ana María Gardeazábal - Sebastián Villate | Dirige

Publicado en Artículos
Sábado, 28 Julio 2018 18:35

Marcha 07 de Agosto

En Palabras Mass​ hablamos de los retos en materia económica para el nuevo gobierno y lo pertinente o no de la marcha propuesta este 07 de agosto.

Invitados: David Barguil C-2 Senador​ - Hollman Morris por Canal BoxMov
con Maria Gardeazabal​ - Sebastián Villate ​| Dirige Beto Diaz

VER PROGRAMA https://goo.gl/yvejFy

Publicado en Artículos
Lunes, 25 Abril 2016 13:38

Marcha 02 de Abril

Unos en contra, otros a favor, las marchas se convierten en el elemento idoneo para hacer sonar las voces que se pronuncian ante una determinada situacion. La marcha del 02 de Abril, ¿quien la promueve?,¿quienes acuden?, diferentes puntos de vista en Palabras Mass.

 

Publicado en Artículos

Crónica de los tipos buenos y lo tipos malos, a propósito de la doctrina del enemigo interno.

Entre conversaciones de pasillo y cafetería me encontré no hace mucho tiempo con un comentario refiriéndose a el movimiento Marcha Patriótica, “lo que pasa es que ahí hay tanto gente buena, como gente mala” exclamaba la voz de manera inquisidora hacia una agrupación política. Pero para explicar esto habría que ir a la raíz del problema que va más allá de lo que piense un personaje sin importancia, el problema radica en la doctrina de seguridad nacional y enemigo interno que aplican en América Latina desde los tiempos de la guerra fría y que hoy es crucial para mantener el discurso ideológico que sostiene la guerra en nuestro país.

En esos tiempos del choque de potencias entre los EEUU y la URSS, el país norteamericano perfilaba bajo ideas como la de “América para los americanos” el supuesto de una Latinoamérica entendida como el patio trasero del país del Tío Sam, después de acontecimientos como el de la revolución cubana, los Estados Unidos recurren a mecanismos como la Alianza para el Progreso y aparatos como la Escuela de las Américas para implementar una doctrina que contemplaba aspectos como el “enemigo interno”, la amenaza externa, que ligados a la generación de aparatos militares de gran calibre entrenados en esta nueva perspectiva, se convertían en doctrinas militares dadas al terrorismo de estado.

Esta doctrina mediante los aparatos propagandísticos del establecimiento, termino interiorizándose en gran parte de las sociedades de América Latina, sociedades que mantuvieron escenarios de fuertes guerras y dictaduras militares, que con la excusa del “enemigo interno” prolifero en innumerables violaciones a los derechos humanos, por supuesto Colombia no es la excepción, y mientras la población se debate entre la pobreza, la falta de garantías laborales, el precario acceso a la educación y la salud, entre otros dilemas, todavía se trata de buscar a “la amenaza” con la idea de que aniquilándola se solventaran todos los problemas del país, lo más trágico y gracioso al mismo tiempo es los objetivos de búsqueda de esta problemática, siendo movimientos y sectores sociales las primeras dianas incluso de personas ligadas a círculos académicos.

Todo esto se suma a lo que ocurre actualmente en las fuerzas militares, con incontables casos de corrupción y violación a los derechos de las personas, esto en la coyuntura actual solo nos pone una perspectiva, y es la necesidad de una REFORMA DOCTRINARIA Y ORGANIZACIONAL DE LAS FUERZAS MILITARES, alejando a este cuerpo castrense de la idea del “enemigo interno” y la “amenaza externa”, convirtiéndolas en unas fuerzas para la paz y la soberanía nacional, que se encargue de salvaguardar las fronteras como es la idea de cualquier ejercito del mundo.

En el actual momento político donde diferentes sectores del país, (buenos y malos) reclaman el camino de la paz es necesario alejar al ejercito de la formación impartida por la escuela de las Américas, reducir el pie de fuerza militar e incorporar los exsoldados a la vida productiva de nuestro país esto con una reasignación del presupuesto militar hacia los derechos sociales.

Es el momento de la Paz, y esto pasa por erradicar las doctrinas del terror y el miedo de la sociedad, debemos denunciar los niveles de culpabilidad que han tenido las FFMM en la popularización de estas ideas y por lo tanto proponer en miras a la solución del conflicto colombiano, en vez de estar buscando los buenos y los malos en nuestros barrios, colegios y universidades, busquemos entre todos y todas los caminos de la Paz con Justicia Social.

@CristhianUN

Publicado en Artículos
Jueves, 11 Abril 2013 21:17

Por Qué No Marché

Comienzo esta breve reflexión recordando algo de lo que ya había dicho hace algunos meses cuando iniciamos este proceso de paz. “El sapo gordo que le tocó comerse al Gobierno”.

Hoy me pregunto a quién creerle, a un grupo de comandantes viejos listos a morir en una curul del Senado como Andrés Paris, Iván Márquez, Rodrigo Granda y demás. Dispuestos hablar de paz sin renunciar a los actos violentos sobre los cuales, cuando se les pregunta por acciones bélicas de las FARC en Colombia, responden que no tienen la menor idea.

En Colombia siguen en lo mismo. Más minas quiebra pata, pescas milagrosas, vacunas, voleteos, paro armado en el Chocó, secuestros, voladura de torres y acciones contra la infraestructura petrolera.

Creo que llegó la hora de que nos digan la verdad sobre si las FARC están divididas entre los que quieren la paz y otros que quieren seguir en la guerra. Con lo que voy a decir creo que me van tildar. Muchos criticamos el proceso de justicia y paz, se cometieron errores, pero hoy purgan sus condenas en los Estados Unidos los líderes del paramilitarismo. ¿Cómo es eso de que los integrantes de las FARC no quieren pagar ni un solo día de cárcel por todos los delitos cometidos? Quieren IMPUNIDAD.

Señor presidente, si quiere la reelección dele al país un proceso justo de paz. Dele más ánimo a las Fuerzas Militares. No es justo que volvamos a casi 10 años atrás. No repitamos caguanes. Es cierto, se quiere la paz pero a qué precio. Y si no es para reelegirse, busquemos la paz con justicia para todos.

Señores de las FARC, comandante Granda, si este proceso es confiable como usted lo dice en La Habana, ¿por qué seguir con las acciones bélicas en contra de la población civil? ¿No cree que eso desacredita este proceso?

Y a los partidos de izquierda, dejen el oportunismo de querer más curules en el Congreso, pues si las FARC se desmovilizan buscarán espacios políticos y es de ellos decidir y no de ustedes ofrecer. Gracias por quererlos ver en el Congreso, yo también prefiero verlos allá y no dando bala en el monte, pero dejen el oportunismo, no contaminen el proceso por favor.

Los colombianos exijamos que se nos diga la verdad. Sabemos que en ocasiones no se puede publicar todo, pero por lo menos den apartes de lo que está pasando. QUIERO LA PAZ DE MI PAIS, PERO NO A TODO PRECIO. VUELVO Y DIGO, LE ESTAN COGIENDO EL BRAZO AL GOBIERNO.

Publicado en Artículos

Círculo de Amigos