Domingo, 12 Junio 2016 11:04

Corrupción Alimentación Escolar

En este programa hablamos sobre las redes de corrupción en la alimentación escolar con Nilton Cordoba Manyoma, Daniel Rojas Medellin Alejandro Cárdenas y Jorge Peña .Dirige. Alberto Diaz

Publicado en Artículos
Jueves, 26 Febrero 2015 22:46

Esas tales 10 mil becas ¡no existen!

 

Por: Josué Martínez

 

Pepito se inscribió en la universidad con muchas ilusiones de llevar a cabo uno de sus sueños, ser profesional. Con un préstamo que le hicieron en la empresa donde trabajaba, pagó la matrícula y el primer semestre. Pepito no contó con la fortuna de nacer en cuna de oro, pero es trabajador y muy responsable. Está un poco en desventaja frente a otras personas pues ya tiene 23 y apenas va a comenzar una carrera, pero ha escuchado que nunca es tarde y aunque le queda bastante difícil pagar la carrera, teniendo en cuenta que las obligaciones son muchas: arriendo, servicios, alimentación, deudas, ayudar a la familia, etc.; se arma de valor y de sueños y empieza a estudiar. En el primer semestre todo es novedoso y atractivo. Aunque no quede tiempo y haya que esforzarse y dormir muy poco, él se esmera por responder y saca muy buenas notas. Después de todo, los profesores dicen que esa es la manera de sacar la carrera adelante, que al final va a ver los frutos, que así les tocó a los que hoy ocupan puestos importantes. A los profesores les gusta mucho usar frases de cajón, o lo que dicen está planeado como estrategia de publicidad para tener a los estudiantes engañados.

El segundo semestre es muy parecido al primero salvo algunos detalles. La deserción comienza a ser evidente. De los 20 o 25 que empezaron ya sólo quedan 15. Además de eso comienza a ver que hay unas materias muy fáciles; hay un profesor que a veces ni viene, y sin embargo, saca 4,8 en todos los cortes. Las instalaciones no están lo suficientemente equipadas y algunos profesores comienzan a quejarse por la falta de equipos para desarrollar determinados temas. Lo que más lo dejó pensando fue el “error” en sus notas que le impidió aspirar a la beca que habían prometido durante el primer semestre. Aunque fue el mejor estudiante y en las cuentas estaba presupuestado tener uno de los mejores promedios, varias materias le quedaron en 0. Al hacer el reclamo le ayudaron y corrigieron algunos números, pero lo curioso fue que, cuando sus notas quedaron arregladas, ya le había tocado pagar el semestre y el cuentico de la beca ya se había envolatado.

En el tercer semestre la cosa estaba más clara. Con el profesor que casi no venía ya ni se hacía clase, los muchachos se acostumbraron a que si le ponían tema para hablar el hombre se emocionaba y hablaba la hora y media completa; total se sabía que el profe era un vacan y le ponía 4,7 o 4,8 a todo el mundo bajo la excusa de “es que yo valoro la asistencia, el que venga, pasó la materia conmigo”. El profesor que exigía material para dictar la clase se cansó de rogar, se peleó con el rector y renunció. ¡Oh sorpresa! Varias materias le volvieron a salir perdidas y en fin, el panorama se fue poniendo cada vez más negro, más desalentador. Sin embargo Pepito siguió luchando con el cansancio y con la situación económica y sacó su tercer semestre adelante, con la firme esperanza de que al fin tanto esfuerzo daría resultados además de creer firmemente que estaba forjando un futuro mejor.

Pepito va a iniciar cuarto semestre pensando en que está más cerca del objetivo porque sólo queda un par de semestres para terminar la tecnología, pero la universidad le tiene varias sorpresas preparadas. Por alguna razón al antiguo rector lo echaron de su cargo junto con varios profesores. Ya en cuarto semestre le van a dictar dos (de las cinco que ve en total) materias de relleno porque no hay profesores para las materias que corresponden. Le volvieron a salir materias perdidas a sí que ni modos de aplicar a la beca (que nunca le dieron a nadie desde que él está ahí), y para completar el panorama desolador, con él hay 5 estudiantes para este semestre en su salón. La gota que rebosó la copa fue la bienvenida a las clases que le dio uno de los profesores: “yo nunca he dado esta clase, pero vamos a ver que nos inventamos”.

A pepito sus padres no le pagan la carrera, no tiene plata de sobra, no está esperando en la casa todo el día jugando play a que le llegue la hora de ir a clase. Pepito trabaja desde muy temprano y todos los días para poder con las uñas pagarse la carrera. Pepito llega cansado con un sueño insoportable a clase pensando en que este esfuerzo que hace va a valer la pena más adelante. Así que, ante este panorama, debe tomar una decisión. Un semestre no le cuesta mucho, aproximadamente millón doscientos, pero es lo máximo que puede pagar. ¿Realmente se justifica gastar casi 3 millones de pesos (con lo difícil que es para él conseguirlos) en los dos semestres que restan, bajo las condiciones en que está la universidad; máxime cuando se acaba de enterar que si quiere homologar materias en una universidad de verdad, lo van a dejar en primer o segundo semestre si le va bien?

Pepito hoy no sabe qué perdió más durante este año y medio; plata o tiempo. Está desubicado por que ya tiene bastantes años y sigue sin profesión, y eso que sólo hizo tres semestres; conoce casos de compañeros que están en similar situación, pero tienen ya 6 y 7 semestres cursados.

Hay miles de pepitos hoy en Bogotá y en Colombia. Es irónico escuchar al gobierno sacar pecho de las becas que ha otorgado y aprovechar eso para salir con ilusadas del estilo “Colombia la más educada de Suramérica” cuándo se está a años luz de algo por el estilo. Es aterrador como las universidades de garaje juegan con los sueños y las ilusiones de cientos de personas que trabajan duro, que se esfuerzan, que luchan contra la desigualdad y la falta de oportunidades, poniendo la fe y la esperanza en que el estudio les dará una vida mejor, un futuro menos difícil. En vez de estarse dando propaganda con cada migaja que dan, Santos, Parody y compañía; porque no hacen algo con estas entidades dedicadas a la estafa y al engaño. Porque a la pregunta de qué hacer con estas entidades ladronas que ofrecen programas sin ni siquiera estar acreditadas, la ministra reconoció que no tienen herramientas para controlarlas; luego ¿de qué manera piensa hacer de Colombia la más educada? ¿No les parece que va siendo hora de trabajar más y publicitarse menos? ¿No les parce que los miles o millones de personas que no pueden pagarse Andes, Javeriana o del Rosario, también hacen parte de este país? ¿O los de ese sector social no entran en las encuestas? Si la respuesta es sí entones que alguien haga algo para detener este negocio tremendamente lucrativo para unos pocos, pero asesino de sueños y proyectos de vida para muchos otros. De estos hay muchos señor presidente y señora ministra, hagan algo por favor.

T. @ 10SUE10

 

Publicado en Artículos
Jueves, 11 Diciembre 2014 09:11

No Toda la Culpa la Tiene el Diablo

 

Por: Josué Martínez

Edison Parra es un joven campesino de 18 años que vive en una vereda de Boyacá en un rancho que ni siquiera tiene luz. La luz de las velas no es suficiente, por eso con esfuerzo compró un celular que tiene una linterna para poder hacer las tareas en la noche… estudiará Arquitectura en la Universidad Jorge Tadeo Lozano de Bogotá. Sebastián Duque Quintana tiene 16 años, vive en San Vicente del Caguán y estudiará Ingeniería en la Universidad de los Andes. Diego Restrepo Giraldo vive en el barrio Quinta Linda de Medellín, estudiará Ingeniería de Sistemas en la Universidad Eafit. Karen Julieth Gámez es una joven estudiante de Tunja que estudiará lenguas modernas en la Universidad EAN. Yessica Liliana Gonzáles vive en Mitú y estudiará Ingeniería Civil en la Pontificia Universidad Javeriana. Estos jóvenes que acabo de nombrar, entre otros, tienen en común que son unos de los 10.000 beneficiados por las becas que otorgó el Gobierno Nacional a los mejores bachilleres de todo el país y que aparecen en un especial periodístico que hizo el periódico El Tiempo en su versión impresa  este domingo para acercarnos a las historias de vida y superación detrás de los becados.

Sin duda estas historias de vida de estos guerreros están marcadas por la forma en que superan condiciones difíciles, ambientes hostiles y recursos supremamente limitados. La iniciativa va dirigida precisamente a favorecer a los bachilleres que a pesar de las circunstancias difíciles han demostrado que les pueden más sus ganas de salir adelante, su empeño por cambiar su realidad y su deseo de, a través del estudio, tener mejores condiciones de vida. 

Pero más allá del esfuerzo y el sacrificio de estos estudiantes, pienso en el papel fundamental que tienen los padres en la formación de ellos porque, muchas veces he escuchado que no se debe depositar toda la culpa de la mala educación a los colegios ya que todo comienza por casa. Los padres viven de primera mano todas esas condiciones adversas, sienten y entienden en carne propia la situación y a pesar de todos los obstáculos y presiones que representa ser de escasos recursos en este país, aún les queda dentro de sí esa fe y esperanza para brindarles recursos y facilidades adquiridos ¨con las uñas¨  para enviar a sus hijos a estudiar.

Me imagino ese trabajo difícil y desgarrador, ver a sus hijos día tras día ir y venir del colegio, ver que comienzan a tener facilidades para ciertas cosas y que comienzan a tener la ilusión de poder continuar sus estudios más allá del colegio y ver con impotencia que salvo por algún milagro, remotamente van a poder acceder a una universidad.  Estos 10.000 cupos los veo como un milagro-recompensa para muchos de estos padres que se atrevieron a creer que era posible, que se desviven cada día por sus hijos, para que encuentren una oportunidad que ellos no tuvieron, para que salgan adelante, para que cambien su realidad.

Esto no es una propaganda del Gobierno, sé que diez mil becas para estudios superiores no son la solución a la desigualdad y a la falta de oportunidades que abundan en el país. Habría que revisar los millones de casos de personas que de pronto no viven en condiciones precarias ni en lugares apartados, pero que por vivir en la ciudad no significa que tengan las facilidades para acceder a una Universidad, ellos también merecen oportunidades y herramientas para estudiar y aspirar a mejorar su calidad de vida. Sin embargo todas las muestras de inclusión y ayuda por parte del Gobierno son bienvenidas y uno esperaría que estas becas fueran las primeras de muchas más por venir.

Ya he hablado en otras ocasiones de las pocas oportunidades y de las condiciones difíciles que hay en este país para salir de la situación; pero esta vez quisiera aprovechar este tema de las becas para hacer una crítica a las personas que por más oportunidades que se les presenten no aprovechan y prefieren seguir engrosando las filas de necesitados en el país. Lo digo porque conozco casos. ¨Pepito Pérez¨  nació en una casa de estrato medio bajo, con sus dos padres y una hermana. Tenían casa propia, su madre era ama de casa y su padre trabajaba para suplir todas las necesidades de la familia. Pepito solo tenía que preocuparse por estudiar. Su padre le pagó siempre colegio privado para que su formación académica fuera mejor y para alejarlo de las malas mañas que según él eran más evidentes en los colegios públicos (con lo que estoy en total desacuerdo). En respuesta Pepito perdió algunos años de colegio que le tocó repetir y pasó más tiempo divirtiéndose y planeando ¨farras¨. No aprovecho cuando su padre ofreció pagarle una carrera en la Universidad. Hoy Pepito tiene algo más de 20 años, no tiene una carrera ni un plan trazado para su futuro, pero si tiene una hija y una esposa que tampoco fue a la Universidad y paga arriendo en una pieza.

No estoy hablando de alguien en especial, desafortunadamente es la historia de miles de Colombianos. Está bien que no hay mucha ayuda del gobierno pero la pobreza es un estado mental. No elijo el lugar en el que me tocó nacer, pero sí tengo la facultad de cambiar mi destino con las decisiones que tomo y una de ellas tiene que ser al menos no traer más bocas que alimentar si ni siquiera tengo segura la alimentación mía. Es algo de sentido común y matemáticas. La condición económica de las personas muchas veces es consecuencia de las decisiones que toman. Como somos pobres, no planeamos, no ahorramos, no pensamos a la hora de procrear, toda la culpa se la echamos al gobierno y no ponemos nada de nuestra parte para mejorar y salir de la ruina.

Ya ha quedado demostrado que no se lucha contra el sistema a base de vandalismo y delincuencia, de manifestaciones y grupos que hablen mal de los que están en el poder.  Claro que hay corrupción, claro que hay desigualdad, es evidente que los monopolios manejan la economía, pero saliendo a destruir la ciudad no atacamos el problema. Tomemos el ejemplo de estos muchachos y sus familias que hoy salen del anonimato y le demuestran al mundo entero que sí se puede salir adelante, que no tuvieron que empuñar un arma para ser reconocidos y premiados con un mejor futuro.

Yo hoy ánimo a los que están en desacuerdo con la corrupción en la política a que dejen de criticar y se preparen y estudien pasando por encima de las adversidades y aspiren a llegar un día a ocupar esos puestos en la política y una vez allí hagan el cambio, y demuestren que se pude gobernar sin corrupción. Si usted es de los que creen que este país es elitista y que a ciertos cargos solo llegan personas con determinados apellidos, ¿porque no deja de perder el tiempo y se prepara y se vuelve el mejor en lo que hace y demuestra que no necesitó ser de cierta familia para alcanzar sus objetivos y cumplir sus metas?

Insisto en que no es fácil, en Colombia la desigualdad es ridícula, estoy seguro de que podríamos tener mejores condiciones y facilidades para estudiar, para tener mejores condiciones de vida, para tener la posibilidad de vivir y dejar de sobrevivir. A algunos nos toca demasiado duro y alcanzamos con todos los esfuerzos a duras penas a pagar una universidad de bajo costo, estudiar  por  la noche y trabajar en el día.   Pero eso no va a ser una excusa para mí. Estoy intentando cambiar mi destino. No voy a sentarme a criticar y hablar mal del sistema  mientras espero inútil las limosnas del gobierno.  

Con pocas probabilidades y contra todos los pronósticos  y de la misma forma que lo hacen estos muchachos, voy a intentarlo.  Mi apellido no es reconocido ni tengo amigos en la élite de la sociedad, pero ganas me sobran y tengo claro que tengo que añadirle disciplina… quién quita llegue a ser profesional y llegue a sobresalir en lo que hago y llegue a tener éxito y pueda cambiar mi destino…  Escuché que alguien dijo: ¨Si lo intentas, es muy posible que falles, pero si no lo intentas ten por seguro que nunca lo lograras¨. Ayudémonos un poquito, tomemos mejores decisiones, planeemos, estudiemos, leamos, salgamos de esa condición de pobreza mental y luchemos por mejorar nuestras condiciones de vida, demostremos que somos capaces de hacer el cambio en esta sociedad que tanto lo necesita.

T. @10SUE10

 

 

Publicado en Artículos
Martes, 30 Septiembre 2014 07:50

Las caras de una misma Medellín

 

Grandes brotes de indignación se han producido por el documental de Guillermo Galdós titulada “El burdel más grande del mundo”, rabia, ira, voces de protesta han surgido a causa de ello. La misma administración pública de Medellín ha defendido la ciudad a ultranza y cuestionado la objetividad del documental.

Esta denuncia por los altos niveles de prostitución en la ciudad ha sido como poner los dedos en la llaga de más de un enamorado de la ciudad o dirigente apasionado de un proyecto imaginario de urbe.

Sin embargo, el problema entonces radica en que la problemática expuesta en el documental es verídica, no es incluso necesario salir de noche en la ciudad para encontrar en amplias zonas de la ciudad mujeres dispuestas a vender su cuerpo por una suma de dinero, el por qué lo hacen o la moralidad de este acto no será discutido, pero es fenómeno que ataca a la ciudad, y que para dolor de muchos, no es nuevo, ni débil.

Ahora bien, la alcaldía de Medellín tiene un fuerte y es la publicidad y el marketing, se ha construido el imaginario de una Medellín innovadora, transformándose, verde, de una ciudad distinta a aquella que azotaban las bombas y la violencia en los años oscuros de Pablo Escobar. Es verdad, la ciudad del ahora es muy diferente a esa ciudad al servicio de las mafias, pero tampoco es una utopía, sí hay transformación, el sistema de transporte, los parques biblioteca, colegios, zonas verdes, las próximas UVAS, el parque del rio y el metropolitano, son cientos de obras y cambios que le han dado a Medellín una cara nueva al mundo, sin contar con los innumerables eventos que ha albergado, políticos, culturales, deportivos, que han acercado a la ciudad al mundo, Medellín es más global, pero no sólo eso.

Es decir, para poder transformar la ciudad y solucionar la cantidad exuberante de problemas que tiene significa comprender aquellas falencias, y como uno de los pasos del duelo, aceptarla. Medellín no es sólo lo que se pinta en la publicidad y ese imaginario de ciudad cuasi-utópica que se quiere pintar en el exterior, Medellín es un conflicto entre barras de futbol, una zozobra constante por fronteras invisibles y desplazamientos, un problema de seguridad ciudadana y pobreza estrechamente ligados, un albergue del hambre, una urbe con evidentes, así duela, problemas de prostitución y drogas.

Soy de Medellín, amo mi ciudad, pero para poder ser un actor activo de su transformación tengo que entender las dinámicas de la ciudad y todos los problemas, retos, debilidades y oportunidades, que son muchas, que tiene la ciudad. Todas las Medellines mencionadas son una, una ciudad que intenta cambiar, una ciudad que puede hacerlo, pero para ello, se tiene primero que unificar todos los conceptos de ciudad que hay, aceptarlos, y construir sobre ello.

T. @PJuancamilo

 

Publicado en Artículos
Lunes, 07 Abril 2014 23:14

¡Que no se calle la vida!

“Once y treinta, madrugada, estudiando estaba Juan
Cuando un grupo encapuchado violentaba su hogar, violentaba su hogar
Su familia se despierta y no entiende lo que pasa
¿Por qué a Juan lo han esposado y han registrado la casa, y han allanado la casa? 

Juan no llega a los veinte, piel de esta generación 
Él es universitario, estudiante de educación”

Carlos Lugo, canción “8 y 9 de Junio”

El pasado 1 de abril la Audiencia Nacional española condenó a dos años de cárcel al rapero Pablo Hasél porque, supuestamente, sus letras "instan al odio". Ese mismo día un juzgado de Florencia (Caquetá) negaba la libertad por vencimiento de términos al cantante huilense Carlos Lugo, detenido desde el 2 de octubre de 2011, junto con Omar Marin, Jorge Eliecer Gaitán, Omar Cómbita y otra decena de activistas de la paz y los derechos humanos en Huila y Caquetá. Esto ocurrió un día después de que la Mesa Amplia Nacional Estudiantil determinara la "hora 0" de inicio del paro que derrotaría la reforma a la ley 30.

Jega, como cariñosamente es llamado Jorge Eliecer Gaitán, dos días antes había sido elegido miembro del Comité Ejecutivo Nacional de la Federación de Estudiantes Universitarios, organización de la que nunca ha dejado de ser parte, al igual que Lugo, quien siempre adornó con su tono y versos en cuanto evento participó de la FEU.

Nos hicieron mucha falta en el Paro Universitario de 2011, y tanto Jega como Lugo solo pudieron estar presentes de corazón en la celebración del triunfo estudiantil que, en su momento, ayudaron a construir. La voz de Carlos además se oyó el 23 de abril de 2012 en el marco del lanzamiento de la Marcha Patriótica, cuando el salsero Yuri Buenaventura interpretó, en medio de una Plaza de Bolívar rebozada, la canción que meses atrás él había compuesto para el naciente movimiento.

Tampoco estuvieron en el Paro Agrario de agosto de 2013, que seguro habrían apoyado desde la Universidad Surcolombiana llevando el sentir estudiantil al campo de su región, mientras Carlos acompañaba las veladas campesinas con su guitarra y su canto. Eso sí, sabemos que desde el encierro apoyaron y reflexionaron sobre todo esto, más cuando al dirigente agrario Hubert Ballesteros, en pleno paro, lo detuvieron como a ellos.

Llevan ya más de 30 meses presos, sin que medie condena alguna en su contra. Su caso es la caricatura de la ausencia de toda clase de garantías. En medio de la persecución política, evidencian una amenaza al pensamiento disidente y múltiples violaciones a los derechos de los presos.

Aunque con delicados problemas de salud, Carlos sabe que sus canciones suenan en cada velada, viaje, reunión o asamblea, lo cual lo inspira a seguir escribiendo y tocando la guitarra. Mientras tanto, al otro lado del Océano Atlántico, a otra voz libre pretenden apagarle los micrófonos.

En la democrática España de Rajoy y Juan Carlos, Pablo Hasél enfrenta ahora un juicio político como el de Lugo, aunque condenado con algo menos de dilaciones en el proceso. Tanto Carlos como Pablo siguen empuñando el canto por la emancipación, la dignidad, la alegría y la solidaridad. Sus canciones son ya referencia para entonar de a miles consignas por la libertad de todos los prisioneros políticos y de conciencia del mundo.

Esperamos ansiosos el día en que Pablo Hasél y Carlos Lugo se encuentren en la libertad. Posiblemente ambos desconocen la historia del otro, pero seguro si algún día la saben, compartirán alguna tarima, al menos arengando por un mejor mundo posible y estrechando los brazos de la solidaridad, que hoy se abren hacia todos esos “infames” que cometen ese “gravísimo delito” de soñar.  

Decía Mercedes que “si se calla el cantor, se calla la vida”. Hay que impedir que la canción sea silenciada, la alegría perturbada y la palabra censurada. Hay que seguir cantando, rapeando y, ante todo, haciendo que los sueños perduren con esa “letal arma” que son los versos libres. ¡Que no se calle el cantor! ¡Que no se calle la vida!

@FernandoVeLu

Publicado en Artículos

 

Hay que avanzar hacia una Nueva Educación… A propósito de las pruebas pisa.

Los resultados de los informes internacionales PISA, reiteran el debate de la educación en Colombia, que más allá de los resultados de unas pruebas que buscan estandarizar conforme a las leyes del mercado las dinámicas educativas, hay que dar un debate profundo frente a la calidad de la educación que se imparte en el país.

Las formas de dominación que imperan en el país tienen varias aristas, por supuesto la dominación cultural es una de ellas, donde con currículos escolares apartados de la realidad colombiana y latinoamericana, al mejor estilo de copia y pegue de modelos importados ha hecho que los estudiantes de diversos niveles de la educación estén desentendidos de las problemáticas de su entorno.

Esa tradición pedagógica que induce la ceguera generalizada de los educandos hace que en Colombia sea necesario un nuevo orden educativo, apartado de los principios escolásticos y alienantes de nuestro actual modelo, hay que construir formas de enseñanza para hombres y mujeres integrales.

En un país destrozado por la violencia, las elites se han empeñado en masificar una política de jóvenes ignorantes, donde el neoliberalismo reemplaza la calidad por la productividad, educandos totalmente adiestrados y envenenados  no solo por el aparato educativo institucional, sino por la arremetida cultural del capitalismo y sus grandes medios, hombres y mujeres ensimismados y sin perspectivas de transformación y superación de sus miserables vidas es lo que reproduce el actual sistema educativo.

Hay que desarrollar un modelo pedagógico que no esté basado en la imposición de doctrinas, sino en la construcción del conocimiento, una educación que este en sintonía con el país y le aporte, que vincule a los sectores históricamente marginados, un modelo para la creación y la transformación, que contribuya a edificar la paz que tanto necesita este país, una reforma educativa que no se base en las pruebas PISA o en toda esa clase de mecanismos que estandarizan y embrutecen cada vez más a los jóvenes en el mundo.

Se hace necesario profundizar en todas estas discusiones, pero el eje transversal del cambio es que los jóvenes nos apersonemos en derribar los cimientos de “la mala educación”, solo así se cambiaran las problemáticas de raíz y se caminara en la posibilidad de una Nueva Educación que responda a los problemas que debemos superar, hay que sentarnos a evaluar y construir una nueva forma académica y pedagógica que no sea excluyente y que integre la inmensa juventud a la solución de los conflictos.

@CristhianUN

 

Publicado en Artículos
Martes, 16 Octubre 2012 09:34

La educación en derechos humanos

La educación en derechos humanos en el medio escolar es  importante para promover el progreso de la humanidad. Desde la adopción de la Declaración Universal de Derechos Humanos, las Naciones Unidas se ha enfocado en la protección de los derechos humanos a un nivel mundial y regional. En el 1993 en la Conferencia Mundial sobre los Derechos Humanos, las Naciones Unidas declaró la importancia de la educación y formación de materia sobre los derechos humanos, que  expresa la necesidad de la enseñaza sobre el valor de los derechos humanos en las instituciones educativas y escolares. Poco después en el 1994, la Asamblea General proclamó el periodo de 1995 al 2004 el Decenio de las Naciones Unidas para la educación de derechos humanos, definiendo el concepto de la educación en derechos humanos como "el conjunto de actividades de capacitación difusión e información encaminadas a crear una cultura universal en la esfera de los derechos humanos, actividades que se realizan transmitiendo conocimientos y moldeando actitudes..." (la Enseñanza de los Derechos Humanos 15). el Plan de Acción del Decenio establece una estrategia para promover la educación de los derechos humanos usando ciertas iniciativas como:

La evaluación de las necesidades y la formulación de estrategias eficaces; la creación y fortalecimiento de programas y capacidad en los planos internacionales de categoría regional y mundial ; la preparación coordinada del material didáctico; el fortalecimiento de la función y la capacidad de los medios de difusión; y la difusión mundial de la Declaración Universal de Derechos Humanos (La Enseñanza de los Derechos Humanos16). 

Las Naciones Unidas ha considerado métodos distintos para introducir la educación de los derechos humanos en las escuelas, sembrando ideas de tolerancia y convivencia sin barreras de raza, religión, nivel socioeconómico, o sexo.  Algunos de los métodos que sugieren se enfocan en el intercambio libre de ideas, expresión creativa, discusión, visitas a la comunidad, proyectos, simulaciones y también estudios de casos relacionados con temas substanciales relacionados a los derechos humanos.

La materia educativa sobre los derechos humanos debe depender en la edad de los estudiantes. Por ejemplo, para los niños y niñas bien jóvenes, la educación debe incorporar temas concernidos con el autoestima, ya que el estudiante deberá desarrollar un concepto de seguridad. Es complejo pensar en los derechos de otras personas humanas cuando yo soy el principal actor en violentar mis propios derechos.

Después de enseñar sobre la importancia del autoestima, el maestro puede enfocarse en introducir temas correspondidos con los derechos humanos, específicamente la historia del la progresión de los derechos fundamentales. Al enseñar sobre “la lucha por los derechos civiles y políticos, las campañas en pro de la abolición de la esclavitud, [y] la lucha por la justicia económica y social,” los maestros forman la fundación educacional para poder seguir en la instrucción (La Enseñanza de los Derechos Humanos16).

Es importante que los estudiantes aprendan sobre la Declaración Universal de Derechos Humanos y sobre la Convención de los Derechos del Niño. El maestro debe de leer los documentos con los estudiantes para que puedan entender lo que están leyendo y también tengan la posibilidad de hacer preguntas, creando un dialogo sobre los derechos que tienen los estudiantes y como se relacionan a las vidas cotidianas de los estudiantes. 

Publicado en Artículos
Miércoles, 03 Octubre 2012 16:03

La MANE, cómo vamos

El equipo de palabras más, palabras menos se dio cita con el representante de la Mesa Amplia Nacional Estudiantil MANE, Álvaro Forero donde se puso de relieve los avances que a tenido esta organización estudiantil luego de casi un año de la masiva movilización de estudiantes entorno a la ley 30 referente a la reforma a la educación. Entre los temas que se trataron estuvo la exposición de motivos, la ley alternativa para la educación superior y cual ha sido el apoyo que han tenido por parte del gobierno. Por otro lado Charlie Castro directora de Google Business Groups hizo una invitación a los jóvenes empresarios de Colombia.

Publicado en Artículos
Miércoles, 05 Septiembre 2012 16:54

Ministra de Educación María Fernanda Campo

Los estudiantes de la Mane  marchan para exigirle al Gobierno que respete su compromiso de "no reformar la Ley 30 hasta que surta efecto un proceso democrático de construcción", algo que "ha venido incumpliendo".

"La Ministra dijo que la nueva política no va a ser producto de la concertación con la comunidad académica, y esto de entrada es hacerle conejo al movimiento estudiantil", aseguró Sergio González, vocero del movimiento estudiantil, que tendrá lista su propuesta para reformar la educación superior el próximo 12 de octubre.

 

Ref. El Tiempo http://m.eltiempo.com/vida-de-hoy/educacion/gobierno-sostiene-que-marcha-estudiantil-de-hoy-es-injustificada/12194564

 

 

 

Círculo de Amigos