Jueves, 01 Noviembre 2018 11:34

Segunda vuelta en alcaldía a Bogotá

VER PROGRAMA https://goo.gl/UN35C2
En Palabras Mass analizamos la segunda vuelta para la alcaldía de Bogotá: ¿será la mejor opción? y la reforma política que se adelanta en el congreso.
Invitados: Yefer Vega - Alba Oviedo Muñoz por Canal BoxMov
Con: Lorena Castañeda - Jorge Camargo Tovar | Dirige Beto Diaz

Publicado en Artículos
Miércoles, 10 Octubre 2018 11:19

Retos de la democracia

Ver programa goo.gl/j9bTkP

En entrevistas Palabras Mass hablamos sobre los retos de la democracia en temas como: la opción de centro en política, los discursos populistas y la posibilidad de que la elección local se haga en el mismo año que la presidencial.
Invitado: Carlos Galán por Canal BoxMov
Con: Ana María Gardeazábal | Dirige: Beto Diaz

 

Publicado en Artículos
Lunes, 21 Julio 2014 23:02

Comunicación para el cambio social

La desigualdad, el conflicto armado y la violencia social suelen ser los protagonistas del día a día colombiano. Varias poblaciones en América Latina han sido afectadas por la guerra y muchos municipios invadidos por sus beneficios agrícolas; la guerrilla y los grupos armados, desplazando a los habitantes, han cambiado la perspectiva social. Tal vez esta situación representa impotencia, pues tratar de restaurar la identidad de una comunidad que se encuentra en tales condiciones se convierte casi que en una utopía por las distintas amenazas que trae consigo. Sin embargo, desarrollar una comunicación para el cambio social, en este contexto de guerra, significa reconstruir una sociedad y volver a su cultura.

Los proyectos de comunicación que tienen como objetivo el cambio social, pretenden poner en primer lugar precisamente a aquellos sujetos afectados por la guerra, aquellos que no habían tenido voz en la sociedad; ellos mismos son quienes reconstruyen la cultura, las tradiciones, la democracia y el arte. La participación y el diálogo son los elementos principales a la hora de generar un desarrollo y un cambio social.

La elaboración y construcción de cada mensaje y contenido, está basada en la recuperación histórica, en el respeto y la participación tanto individual como colectiva. La identidad es otro punto clave dentro de la comunicación para el cambio social, puesto que los individuos, antes invisibles, empiezan a ser reconocidos por su nombre; esto sin duda resulta ser favorable para el crecimiento social y el rescate de la cultura y sus valores

El mercantilismo y el clientelismo ya no son los objetivos centrales a trabajar en este tipo de comunicación, es decir que la producción y la comercialización pasan a un segundo plano y la prioridad es cambiar las distintas actitudes, conductas o comportamientos que han sido obstáculo para una transformación social

A partir del siglo XXI la comunicación para el cambio social es establecida siendo totalmente ajena al Estado, a las iglesias, empresas privadas, medios de comunicación y demás organizaciones políticas.

Es así como la comunidad, afectada por la guerra, puede encontrar un espacio de participación, desarrollo y paz dentro de la comunicación para el cambio social, creando un tejido social confiable y responsable.

T.@lau94rodriguez

Publicado en Artículos
Domingo, 31 Marzo 2013 20:45

Soy Rosita la putita

Soy rosita, y soy una putita. Tengo la facilidad de llevarme a la cama al hombre que prefiera, y no porque yo sea muy atractiva, más bien es porque la mayoría de los hombres resultan ser más putitos que yo. Con tan solo un escote mostron, o una faldita cortita es suficiente para que sus miembros comiencen a crecer y ponerse muy duritos.  

Soy abogada, trabajo en el congreso de la república, soy colombiana y soy una putita. Me he acostado con derechistas, con izquierdosos, con los del centro independiente y algunos del centro democrático, y en el ejercicio de mis funciones he podido entender porque les gusta tanto el centro. Les encanta el centro, les complace y defienden a capa y espada su elección, no son muy buenos en la cama pero si les encanta el centro, y eso es un punto a favor para ellos. En la cama, como en la política se necesita de versatilidad, de confianza, de mucha destreza y definitivamente de mucho tacto, el que no sepa de tacto nunca será un buen político ni tendrá éxito en la cama.

Yo no tengo problema con que me vea salir con liberales un día, y al otro con conservadores, y al otro con un izquierdoso, la gente lo que no sabe es que en ocasiones nos reunimos todos, en una misma cama, y a todos nos gusta lo mismo. Un poco de trago, una corta conversación para despejar el ambiente, y antes de darme cuenta todos me están sobre mí, me están tocando y me están babeando. No hay uno al que no le guste sentirme, olerme, besarme, lo hacen entre todos, les encanta que yo les haga gestos y les toque sus partes más íntimas, les da placer saber que soy de ellos, de todos ellos.

Ahí, en la cama, en ese nido de mutuo placer se les olvida de que partido son y la ideología a la que pertenecen, se les olvidan sus promesas, su familia, su gente, en ese momento de lujuria lo único que les inquieta es encontrar la mejor manera de satisfacerme y de satisfacerse, sobre todo a ellos, satisfacerse a ellos, porque en realidad nunca piensan en mí, nunca piensan en satisfacerme a mí, más bien ellos me usan a mí para satisfacerse ellos mismos, me utilizan como un consolador para satisfacer sus más profundos deseos. Eso sí que en realidad les inquieta. Y para lograrlo hacen de todo, en cualquier posición y en cualquier lugar, les gusta probar, les gusta degustar nuevas cosas, les encanta empotrar lo que sea, y algunos aseguran que a ellos lo que les metieron se lo metieron sin que ellos lo sintieran, aseguran que si se lo metieron fue a sus espaldas, en todo caso les encanta recibir a la mayoría sino es casi a todos, a pocos les gusta dar y si dan, dan mucho menos de lo que reciben.

Todos se preocupan mucho por satisfacer sus gustos sexuales de cualquier manera. Aquí lo importante es que todos tengan la mejor parte de mí. En alguna ocasión, y lo recuerdo con seguridad, un conservador quiso quedarse con mi seno derecho, puesto que ya un progresista tenía mi seno izquierdo. Mis dos senos son afortunadamente muy generosos. Entonces un ex quiso llegar de repente y quedarse con mis dos senos, y no siendo suficiente para él, quiso quedarse con mi centro democrático, que no es tan puro como algunos lo venden, pero de seguro si esta en todo el centro y aparenta ser democrático. Y así estamos, un conservador se alimenta de mi seno derecho, el izquierdoso de mi seno izquierdo y ex de mi puro centro. Por ahora, como soy una putita no se con quién o con quienes me toque más adelante, como sea me encanta ser de todos.

Los conservadores resultan ser casi siempre todos unos toros, defectivamente saben muy bien como hacérselo a una putita como yo, les encanta saber que soy su putita y me piden que se los recuerde mientras me usan y me comen con mucha pasión. Hay uno, que aunque esta pasado de peso y de edad es supremamente fogoso y ansioso, a él le gusta mucho jugar y me pide que le dé muy duro, es uno de los más conservadores con los que me he acostado. Los liberales, como son liberales son mucho más conocedores y recorridos, ellos son buenos, muy buenos, bueno, no tanto con mi gordito godo y pasivo, pero si son buenos. Con los que me resulta difícil acostarme es con los izquierdosos, estos políticos siempre son cochinos, se visten mal, tienen mal aliento, no saben cómo cogerme, no se les entiende tampoco mucho, me piden y me critican, acusan a los otros de ineptos, de tontos y de egoístas, pero cuando me tienen no logran hacerme gemir como lo hace uno del puro centro por ejemplo. Además que la mayoría son capuchones y eso a mí no me agrada, a decir verdad siempre prefiero evitarlos.

Yo no puedo ser además de putita, mentirosa. Es indecoroso, vergonzoso faltarle a la verdad. Por eso debo dejar claro que no todos me han devorado, y no todos lo hacen repetitivamente, lo hacen con ternura, por lo menos no lo han hecho con la misma ambición como lo han hecho los otros. Si me han tocado y me lo han metido pues yo no me he dado cuenta, así que es como si no lo hubieran hecho nunca. Por lo menos tienen el beneficio de la duda, y eso les permite pararse en frente de una plaza pública y asegurar que nunca han eyaculado su ambición babosa y blancuzca sobre mí. Ellos le reprochan a los otros que si lo hayan hecho conmigo y no con ellos.

Me estoy preparando desde ya para la buena temporada, que es cuando más trabajo tengo, y cuando más me tocan y me usan, cuando más paso de mano y mano y al final termino tan usada que me veo en la aligación de descansar un poco, entonces solo me acuesto con unos pocos, de otra manera ya no tendría vida.

Este es mi trabajo democrático, y como tal debo darles a todos un poco, aunque no por igual, pero si un poco a cada uno.

 

Publicado en Artículos

Círculo de Amigos