Lunes, 07 Abril 2014 23:14

¡Que no se calle la vida!

“Once y treinta, madrugada, estudiando estaba Juan
Cuando un grupo encapuchado violentaba su hogar, violentaba su hogar
Su familia se despierta y no entiende lo que pasa
¿Por qué a Juan lo han esposado y han registrado la casa, y han allanado la casa? 

Juan no llega a los veinte, piel de esta generación 
Él es universitario, estudiante de educación”

Carlos Lugo, canción “8 y 9 de Junio”

El pasado 1 de abril la Audiencia Nacional española condenó a dos años de cárcel al rapero Pablo Hasél porque, supuestamente, sus letras "instan al odio". Ese mismo día un juzgado de Florencia (Caquetá) negaba la libertad por vencimiento de términos al cantante huilense Carlos Lugo, detenido desde el 2 de octubre de 2011, junto con Omar Marin, Jorge Eliecer Gaitán, Omar Cómbita y otra decena de activistas de la paz y los derechos humanos en Huila y Caquetá. Esto ocurrió un día después de que la Mesa Amplia Nacional Estudiantil determinara la "hora 0" de inicio del paro que derrotaría la reforma a la ley 30.

Jega, como cariñosamente es llamado Jorge Eliecer Gaitán, dos días antes había sido elegido miembro del Comité Ejecutivo Nacional de la Federación de Estudiantes Universitarios, organización de la que nunca ha dejado de ser parte, al igual que Lugo, quien siempre adornó con su tono y versos en cuanto evento participó de la FEU.

Nos hicieron mucha falta en el Paro Universitario de 2011, y tanto Jega como Lugo solo pudieron estar presentes de corazón en la celebración del triunfo estudiantil que, en su momento, ayudaron a construir. La voz de Carlos además se oyó el 23 de abril de 2012 en el marco del lanzamiento de la Marcha Patriótica, cuando el salsero Yuri Buenaventura interpretó, en medio de una Plaza de Bolívar rebozada, la canción que meses atrás él había compuesto para el naciente movimiento.

Tampoco estuvieron en el Paro Agrario de agosto de 2013, que seguro habrían apoyado desde la Universidad Surcolombiana llevando el sentir estudiantil al campo de su región, mientras Carlos acompañaba las veladas campesinas con su guitarra y su canto. Eso sí, sabemos que desde el encierro apoyaron y reflexionaron sobre todo esto, más cuando al dirigente agrario Hubert Ballesteros, en pleno paro, lo detuvieron como a ellos.

Llevan ya más de 30 meses presos, sin que medie condena alguna en su contra. Su caso es la caricatura de la ausencia de toda clase de garantías. En medio de la persecución política, evidencian una amenaza al pensamiento disidente y múltiples violaciones a los derechos de los presos.

Aunque con delicados problemas de salud, Carlos sabe que sus canciones suenan en cada velada, viaje, reunión o asamblea, lo cual lo inspira a seguir escribiendo y tocando la guitarra. Mientras tanto, al otro lado del Océano Atlántico, a otra voz libre pretenden apagarle los micrófonos.

En la democrática España de Rajoy y Juan Carlos, Pablo Hasél enfrenta ahora un juicio político como el de Lugo, aunque condenado con algo menos de dilaciones en el proceso. Tanto Carlos como Pablo siguen empuñando el canto por la emancipación, la dignidad, la alegría y la solidaridad. Sus canciones son ya referencia para entonar de a miles consignas por la libertad de todos los prisioneros políticos y de conciencia del mundo.

Esperamos ansiosos el día en que Pablo Hasél y Carlos Lugo se encuentren en la libertad. Posiblemente ambos desconocen la historia del otro, pero seguro si algún día la saben, compartirán alguna tarima, al menos arengando por un mejor mundo posible y estrechando los brazos de la solidaridad, que hoy se abren hacia todos esos “infames” que cometen ese “gravísimo delito” de soñar.  

Decía Mercedes que “si se calla el cantor, se calla la vida”. Hay que impedir que la canción sea silenciada, la alegría perturbada y la palabra censurada. Hay que seguir cantando, rapeando y, ante todo, haciendo que los sueños perduren con esa “letal arma” que son los versos libres. ¡Que no se calle el cantor! ¡Que no se calle la vida!

@FernandoVeLu

Publicado en Artículos

 

Hay que avanzar hacia una Nueva Educación… A propósito de las pruebas pisa.

Los resultados de los informes internacionales PISA, reiteran el debate de la educación en Colombia, que más allá de los resultados de unas pruebas que buscan estandarizar conforme a las leyes del mercado las dinámicas educativas, hay que dar un debate profundo frente a la calidad de la educación que se imparte en el país.

Las formas de dominación que imperan en el país tienen varias aristas, por supuesto la dominación cultural es una de ellas, donde con currículos escolares apartados de la realidad colombiana y latinoamericana, al mejor estilo de copia y pegue de modelos importados ha hecho que los estudiantes de diversos niveles de la educación estén desentendidos de las problemáticas de su entorno.

Esa tradición pedagógica que induce la ceguera generalizada de los educandos hace que en Colombia sea necesario un nuevo orden educativo, apartado de los principios escolásticos y alienantes de nuestro actual modelo, hay que construir formas de enseñanza para hombres y mujeres integrales.

En un país destrozado por la violencia, las elites se han empeñado en masificar una política de jóvenes ignorantes, donde el neoliberalismo reemplaza la calidad por la productividad, educandos totalmente adiestrados y envenenados  no solo por el aparato educativo institucional, sino por la arremetida cultural del capitalismo y sus grandes medios, hombres y mujeres ensimismados y sin perspectivas de transformación y superación de sus miserables vidas es lo que reproduce el actual sistema educativo.

Hay que desarrollar un modelo pedagógico que no esté basado en la imposición de doctrinas, sino en la construcción del conocimiento, una educación que este en sintonía con el país y le aporte, que vincule a los sectores históricamente marginados, un modelo para la creación y la transformación, que contribuya a edificar la paz que tanto necesita este país, una reforma educativa que no se base en las pruebas PISA o en toda esa clase de mecanismos que estandarizan y embrutecen cada vez más a los jóvenes en el mundo.

Se hace necesario profundizar en todas estas discusiones, pero el eje transversal del cambio es que los jóvenes nos apersonemos en derribar los cimientos de “la mala educación”, solo así se cambiaran las problemáticas de raíz y se caminara en la posibilidad de una Nueva Educación que responda a los problemas que debemos superar, hay que sentarnos a evaluar y construir una nueva forma académica y pedagógica que no sea excluyente y que integre la inmensa juventud a la solución de los conflictos.

@CristhianUN

 

Publicado en Artículos

 

“…La esclavitud es hija de tinieblas, un pueblo ignorante es instrumento ciego de su propia destrucción…”

S. Bolívar – Discurso de Angostura

Es necesario volver a repasar la historia y estudiar lo acontecido en estos primeros vientos de independencia que se dan en nuestra américa, vientos que lograron su objetivo de librarnos del yugo español pero que no aseguraron una verdadera emancipación, dando fracaso a un proyecto político democrático ligado a una indefinida prolongación del conflicto social en nuestro país.

 Hay quienes entienden la independencia desde lo simple que la evocaban proyectos políticos como el de Francisco de Paula Santander y Camilo Torres Tenorio, la simple salida de los españoles del suelo americano sin importar el mantener las formas coloniales, son estos quienes cada 20 de julio saca a relucir su “ejercito patriota” que es el mismo que sin pudor alguno apunta el fusil contra hermanos americanos como los campesinos del Catatumbo o los mineros del Choco, ellos no entienden que la salida de la corona española solo comprobó que los EEUU cumplieron el destino de la providencia y se encargaron de plagar la América de hambre y miseria generando un nuevo escenario de dependencia para nuestros pueblos.

 Hoy existe una dependencia, y existe porque los intereses de la clase dominante de este país (Esa misma clase que sigue enarbolando las banderas de Santander) concuerdan con los intereses de los mayores aparatos de dominación que existen en el mundo, aparatos como los gobiernos imperialistas y las empresas transnacionales que camuflados en el supuesto porvenir de las locomotoras minero energéticas y de emporios agroindustriales son las que profundizan y recrudecen el conflicto con nuestros campesinos y mineros.

 Hay quienes en cambio entendemos la independencia más allá del proyecto santanderista, tomamos las premisas de la autodeterminación de los pueblos, la soberanía nacional y el autogobierno en capacidad de decisión como los verdaderos estandartes de la verdadera independencia, ya dilucidados en el Siglo XIX por proyectos como el de Simón Bolívar, Antonio Nariño, Policarpa Salavarrieta y otros patriotas que dieron su vida para la primera independencia pero siempre con el objetivo de que fuera la definitiva.

 Tenemos que denunciar que después de la primera independencia se continua con un régimen político excluyente, muestra de ello es la no eliminación de la ciudadanía diferenciada que siempre busco el proyecto bolivariano pero que el proyecto santanderista traicionó, para nadie es un secreto que el actual carácter excluyente del régimen político actual es una vital causa estructural del conflicto colombiano, y que solo se puede superar con la reivindicación de la soberanía, entendiendo esta como el desarrollo del poder popular y de esta manera democratizar la sociedad, el estado  el modelo económico.

Bolívar siempre negó el falso discurso de independencia, después de su viaje a Haití decidió apostarle a una definitiva emancipación  es por eso que amplio su proyecto político, ya no era la simple independencia de los Blancos criollos, sino de los indios, los mestizos, los negros, los marginados, TENEMOS QUE NEGAR TAMBIEN EL DISCURSO DE INDEPENDENCIA QUE QUIEREN HACER PREDOMINAR LAS ELITES Y BUSCAR LA SEGUNDA Y DEFINITIVA INDEPENDENCIA DE NUESTRA AMERICA, debemos aprender del libertador y ampliar nuestro camino solo así conseguiremos superar la exclusión política y el modelo económico desigual que existe en nuestro país para llegar a la paz con justicia social.

T. @CristhianUN

 

Publicado en Artículos
Jueves, 20 Marzo 2014 12:50

¿Gustavo Petro?

 

El análisis un día antes de su destitución del Alcalde Gustavo Petro, hablaron detractores entre ellos Samuel Hoyos representante electo por Centro Democrático y seguidores entre ellos Daniel Rojas miembro del cómitre distrital por el No. En Palabras Mass, las dos visiones en torno a lo que fue la gestión del Alcalde Petro para creen sus propias opiniones.

 

Publicado en Artículos
Lunes, 17 Marzo 2014 15:52

Bienvenido URIBE Al Congreso

 

El pasado fin de semana se llevaron a cabo en el país las elecciones parlamentarias, 100 senadores y 166 representantes a la cámara fueron elegidos, sin hacer una sobrevaloración del escenario electoral, el panorama pasa de gris a turbio con la nueva composición del congreso, poniendo en peligro momentos como el del proceso de paz y el movimiento que se está generando en el país por la democracia y la participación, una vez más las minorías fueron aplastadas en un régimen político desigual y no solo la derecha tradicional, sino sectores de ultraderecha fueron protagonistas en esa repartición del aparato legislativo.

Una vez más el escenario electoral estuvo lleno de vicios, corrupción y anomalías, no solo en el ejercicio de las votaciones, también en el proceso de campañas, que se hicieron de manera desigual y que comprobaron que la cuestión del poder político es directamente proporcional a el dinero y las maquinarias que tengan los partidos para impulsar sus proyectos de país, no importa si estos son antagónicos a el clamor social y popular.

Los actuales enemigos del proceso de paz, encabezados por el cuestionado expresidente Álvaro Uribe Vélez se hicieron a un gran número de curules, preocupante por los sectores que representa muchos de estos congresistas electos, entre ellos podemos encontrar a María Fernanda Cabal, esposa del Presidente de Fedegan José Félix Lafurie, representantes de un sector que ha mostrado infinidad de debates con la nueva perspectiva agraria que se le quiere dar al país, no solo desde los sectores democráticos sino desde los que buscan financiarizar el campo, son los más fieles defensores del latifundio y la ganadería extensiva que tanto ha perjudicado a este país en materia económica y social.

Tambien se encuentra entre sus asientos Tania Vega de Plazas, que arrastrada por el gran caudal electoral del uribismo termina siendo elegida senadora de la república, esposa del Coronel (R) Alfonso Plazas Vega, implicado en los ejercicios de violación de derechos humanos que se llevaron a cabo en la retoma del palacio de justicia, termina Vega de Plazas siendo una representante de los sectores ligados a las fuerzas militares que en Colombia superan los quinientos mil efectivos, y que han sido educadas bajo doctrinas de “enemigo interno” y lucha contra el “terrorismo”, doctrinas contrarias a un país en Paz.

Alfredo Rangel y José Obdulio Gaviria que se convierten en las cuotas ideológicas del centro democrático, el segundo con constantes escándalos de nexos con grupos paramilitares, forjadores de una academia e investigación al servicio del terrorismo de estado, y de la profundización de la guerra, escritores de columnas de opinión que son dardos los anhelos de paz, Gaviria ya se atrevió a proponer a Álvaro Uribe como presidente del congreso.

María del Rosario Guerra es la cuota de los sectores de la costa caribe, siendo parte una de las familias más poderosas de esta región, donde hubo una consolidación del proyecto paramilitar, la exministra de comunicaciones sabrá representar bien los sectores terratenientes de este territorio… y la lista podría continuar, la elegida configuración parlamentaria es una zancadilla a la democracia y la posibilidad de paz en Colombia.

Las elecciones pasadas solo demuestran que no hay posibilidades de transformación social en el actual régimen político, ligado a un agotamiento del entramado institucional con una evidente crisis de esta, donde la abstención y el voto en blanco mostraron un rechazo a las formas tradicionales de hacer política en Colombia, es en estos momentos donde se hace más vigente una lucha frontal por la democracia y la Paz, contra el terror y el militarismo que los poderes constituidos quieren perpetuar en el país.

P.D: El día miércoles en la Universidad Nacional salieron unos hombres que con prácticas paramilitares intimidaron a parte de la comunidad universitaria, aun no se sabe si querían darle la bienvenida a algún parlamentario o buscaban enviar un mensaje a las personas de que a la universidad “solo se iba a estudiar”, no se iba a consumir ni a “mamertear”. Total rechazo a estas expresiones que se ven en todo el país, es necesario el desmonte efectivo de estas estructuras.

@CristhianUN

 

 

Publicado en Artículos

Este domingo 9 de marzo se llevaran a cabo en el país las elecciones parlamentarias, que definirán la composición tanto del senado de la república como de la cámara de representantes, escenario de importante análisis en la actual coyuntura donde la democracia ha sido un eje nodal en las últimas manifestaciones, el proceso de paz con los grupos insurgentes, entre otras dinámicas que se viven en Colombia.

Es importante empezar reconociendo la existencia de candidaturas alternativas, que se enmarcan en proyectos diferentes de país, particularmente asistiré este domingo a mi correspondiente lugar de votación, pero no siendo esto un objetivo principal de este escrito, me abstendré de decir por quienes o que será mi elección, me resguardare en el supuesto de “el voto es secreto” y abriré la discusión frente al sistema electoral en Colombia.

La situación de antidemocracia en Colombia es un debate que no pasa solo por la cuestión electoral, pero que ineludiblemente hay que tocar, sobre todo en un país donde predomina la abstención electoral y el ejercicio del voto está lleno de anomalías y altercados que parten de desbarajustes institucionales, casos de corrupción, mafias, clientelas, y toda una serie de problemáticas que pueden ser más extensas que “El lobo de Wall Street”.

Se hace necesario avanzar en una verdadera independencia del poder electoral, mejor conocido en Colombia como el Consejo Nacional Electoral, ya que cuestiones como su forma de elección, hacen que sean los partidos los que sean “juez y parte” sobre ellos mismos, sin garantías a las minorías y a la oposición política, esta independencia del órgano se debe lograr con todas las fuerzas vivas del país.

Hace mucho tiempo que no hay una modernización técnica e institucional sobre la Registraduria Nacional de Estado Civil, el Censo electoral y el Consejo Nacional Electoral, modernización necesario para superar algunos vicios fraudulentos que ocurren sobre todo en zonas recónditas del país, y que hace más fácil a las grandes mafias y clientelas apoderarse del poder asegurando votos de manera corrupta, algo tan básico como la implementación del voto electrónico ayudaría un poco a cumplir esta meta.

Son necesarios que en los procesos electorales que se desarrollen en el país, tanto en el marco del actual proceso de paz como en un posible escenario de posconflicto se hagan con veedurías internacionales de procesos alternativos como la CELAC o UNASUR, que también contribuyan a que el fraude sea más difícil.

Para la igualdad de condiciones a la hora de desarrollar el ejercicio político, se debe prohibir la financiación privada de las campañas, esto debe correr por cuenta del estado mediante su órgano autónomo e independiente que represente el poder electoral, también hay que cuestionar la existencia del umbral siendo esto un impedimento para que las minorías participen en las dinámicas electorales.

Es importante participar este fin de semana del proceso, pero es más importante aún cuestionar el régimen electoral actual, que favorece a las elites y excluye a los sectores históricamente marginados, Colombia necesita una transformación de su régimen político, mediante un nuevo pacto social que destruya la antidemocracia promovida por la actual carta política, y promueva la reconciliación nacional, el poder constituyente debe poner en sus mismas condiciones al poder constituido ilegitimo mediante la diversidad política frente al reto de la culminación del conflicto colombiano.

@CristhianUN

Publicado en Artículos
Miércoles, 05 Marzo 2014 22:29

¿Un congreso para la Paz?

El ambiente que se ha generado previo a las elecciones de este domingo nueve de marzo parece indicar que la composición que tendrá el Congreso de la República electo para los próximos cuatro años, poco y nada tendrá de novedoso. El panorama político parece con las cartas tendidas sobre la mesa y, salvo extrañas sorpresas, el santismo a través del Partido de la U y el Liberal tendrá una cómoda mayoría, de casi un tercio del Congreso, que le permitirá mantener la gobernabilidad que necesita.

La “oposición” de la ultraderecha en cabeza de Álvaro Uribe Vélez no lo tiene tan fácil. Con sus “cuadros” prófugos de la justicia, cuando no sometidos a ella, el uribismo recurre como relleno de sus listas a analistas y personas vinculadas a los medios de comunicación, así como alguno que otro gamonal local. Cierto sí es que la campaña presidencial que hizo Uribe para el Congreso, no le va a alcanzar para tener las mayorías a las que le apunta, pues gran parte de sus viejos amigos en la U, el Conservador y hasta Cambio Radical, siguen comiendo la pega de la mermelada.

El Partido Conservador, con una apuesta astuta a la presidencia, en donde se logró conciliar entre santistas y uribistas con una opción que posa de independiente (aunque más uribista no podría ser), pero que representa las banderas del Partido que hace cuatro años llevaba en la misma vía Noemí Sanín, busca al menos mantener sus 22 senadores, aunque el fortalecimiento del Partido Liberal y “la U” a través de Santos, posiblemente disminuyan su caudal electoral.

Los demás partidos de la Unidad Nacional, probablemente se mantengan sin novedades también, como Cambio Radical y Opción Ciudadana (otrora PIN), que entre los dos pueden volver a sumar entre once y doce senadores.

Las cuentas empiezan, de ahí para abajo a complicarse. En medio del más recientemente show mediático, es factible que MIRA reduzca su votación y pase al ras el umbral, lo que le permitiría meter apenas dos senadores. Lo interesante a analizar estará dentro de las alternativas, puesto aunque el Partido Verde oficialmente hace parte de la Unidad Nacional, la reconfiguración del panorama electoral de los sectores alternativos de la política colombiana ha logrado colar varios matices entre los verdes. No obstante, muchos de ellos, restándole al Polo, al menos nominalmente.

De los actuales senadores del Polo Democrático, tan sólo Robledo y Alexander López podrían aspirar de nuevo a una curul por este partido. Iván Moreno, Avellaneda, Camilo Romero, Gloria Ramírez y otros están apoyando candidaturas de la Alianza Verde, salvo el primero quien se vio envuelto en el escándalo de la alcaldía de su hermano en Bogotá. Todo ello puede complicar los cálculos electorales del Polo, en donde sin embargo se han perfilado candidaturas fuertes como la del representante a la Cámara Iván Cepeda y la del dirigente social y agrario Alberto Castilla, entre otros.

En la Alianza Verde hay cosas interesantes. Están por una parte los Progresistas que ya se mencionaban y otros verdes “puros” del antiguo Partido Verde, en el que converge la gente de Peñalosa, de Mockus y de Lucho Garzón, entre algunos otros. Lo interesante allí está en la vinculación también de la Unión Patriótica por medio del gran Carlos Lozano, un defensor de la comunicación pública y luchador incansable por la paz, quien busca en la Alianza Verde llegar al Senado posicionando una idea de paz quizá disonante en la colcha de retazos verde. Entre estos y el Polo pueden sacar seis o siete senadores que, seguramente, sacarán a la Alianza Verde de la Unidad Nacional y podrán consolidar un escenario interesante de oposición parlamentaria.

El reto de todos estos, sin embargo, no está en la supervivencia electoral. Las prácticas clientelistas y politiqueras del juego electoral colombiano no permiten realizar apuestas más ambiciosas para las alternativas. Por ello, no cabe ningún análisis sobre las posibilidades en Cámara de Representantes, escenario aún más restringido al voto de opinión y más ligado a gamonales y terratenientes locales. La reaparición formal (porque nunca despareció) del paramilitarismo pone en evidencia los riesgos del ejercicio político en Colombia, lo cual debe guiar las apuestas de las fuerzas políticas en su conjunto hacia la recomposición de la política nacional en su conjunto.

El Congreso electo el 9 de marzo debe ser para la paz. Difícilmente, el parlamento de la mermelada santista y la motosierra uribista logre serlo. Por ello, es la capacidad de sumar en la construcción de una idea profunda de paz y solución política que confronte la arremetida neoliberal y guerrerista q           ue pueda emerger del “nuevo” Congreso de la República, será crucial para construir, desde el fortalecimiento de la lucha social nuevos referentes unitarios que permitan derrotar la politiquería y el clientelismo y resignificar el ejercicio de la política en Colombia.  

T.  @FernandoVeLu

Publicado en Artículos

Nació el 15 de mayo de 1956. Egresada del instituto Sainte Dorote en Friburgo, Suiza como Administradora de Empresas. Culminó sus estudios primarios secundarios en el colegio La Presentación de Montería.

En el departamento de Córdoba se dedicó al servicio social destacando su labor voluntaria en la Liga Cordobesa contra el Cáncer. Sumado a ello, tuvo la creación del Banco de la Mujer con el fin de financiar pequeñas y medianas empresas que ayuden a las madres cabeza de familia. De igual manera, ha ayudado a gestionar más de cuatro mil subsidios de vivienda de interés social a comunidades que necesitan y no tienen el recurso para adquirir su vivienda propia.

Entre sus cargos se encuentra: para el 2008 fue representante a la Cámara en el departamento de Córdoba y ocupó una curul vacante en el Partido Conservador definiéndose como una persona con alto grado de interés y beneficiando al Departamento.

Las elecciones que se presentaron el 14 de Marzo de 2010, donde se eligieron a 273 representantes para la Cámara de Representantes, Parlamento Andino y Senado de la Republica; le dejaron como resultado a la congresista un total de 67.448 votos en el Departamento de Córdoba.

En el año 2011 la Corte Suprema de Justicia abre una investigación en contra de Nora García por parapolítica, al parecer por presuntos nexos con el Bloque Central Bolívar de las Autodefensas, y los excomandantes “Julián Bolívar" y “Ernesto Báez”, involucrados con el negocio del narcotráfico,

Eleonora Pineda y Miguel de la Espriella, ambos parapolíticos, condenados y excarcelados; volvieron a la Corte Suprema de Justicia siendo ficha clave para la investigación en contra de la congresista Nora García en el papel de testigos.

Publicado en Artículos

Santos viajó a Davos a vender el país. Esta afirmación pareciese provenir de un lugar común en los discursos en contra de las bondades del libre comercio. Pero no. Fue la frase que literalmente dijo el presidente de Colombia el 22 de enero en Madrid antes de viajar al Foro Económico mundial[1]. No son nuevas estas intenciones, pues ellas son la esencia misma de sus locomotoras importadas, como importada es ahora en el país la papa, el café, la ropa, los zapatos, etc. Luego, el país que Santos vende, es además un país condenado a la miseria, al atraso, al olvido, luego, un país moldeado por él y los suyos para el saqueo.

El rimbombante Foro Económico Mundial, que reúne a la crema y nata de la sociedad económica global, es más de lo mismo. Es un escenario cínico, en donde se resalta el crecimiento de las llamadas "economías emergentes", se exaltan las posibilidades que existen en tales países para que los inversionistas transnacionales concentren su atención en prometedores mercados y se fortalezcan relaciones entre estos y los gobiernos de distintos países.

Para Santos fue una buena tribuna. Pudo exhibir algunas cifras que le favorecían, sacar pecho con las dádivas que existen hoy en el país para inversionistas extranjeros -principalmente en el sector minero-energético y en el de las telecomunicaciones- y, además, hablar del tema de las drogas que empieza a discutirse en el marco de los diálogos de paz con las FARC-EP. Sin embargo, el hilo conductor en la política económica exterior colombiana lo encontraría en la presentación de la Alianza del Pacífico, el proyecto regional mediante el cual se intenta reeditar el fracasado ALCA, para el cual cuenta además con su gran aliado Enrique Peña Nieto, con quien además comparte agenda común frente al tema de las drogas ilícitas.

Se viene, sin embargo, otra reunión más importante para el gobierno de Colombia. Se trata de la Segunda Cumbre de Presidentes de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), a celebrarse, ni más ni menos, que en La Habana. La presencia de Colombia en el naciente organismo, al igual que la de los demás aliados de Washington en la región es crucial para medir el alcance de las decisiones y las perspectivas de este escenario.

Esta vez la discusión girará en torno a la presencia militar estadounidense en Latinoamérica y el Caribe, volverá a estar sobre la mesa el bloqueo a Cuba, aparecerá también un debate sobre el espionaje realizado por los Estados Unidos y, estará la discusión sobre la integración de Puerto Rico a la CELAC. En términos económicos, los más desprendidos del "vecino del norte", posiblemente insistan en propuestas como el Banco del Sur o la creación de una empresa petrolera latinoamericana, mientras que seguro Santos y sus amigos Peña Nieto y Humala plantarán distancias a través la Alianza del Pacífico, proyectos claramente encontrados.

Lo crucial de este espacio para Santos tiene que ver también con las posibilidades de fortalecer el respaldo regional al proceso de paz, el cual inició años antes que los mismos diálogos con gestos como la mediación de Chávez para la liberación de retenidos en poder de la insurgencia. Pero, reconociendo la importancia del escenario, tendrá también Santos que moverse un poco más lejos del Pentágono y algo más cerca de la Patagonia y del Orinoco a la vez, es decir, más lejos de Key West y más cerca de Varadero. Algo muy difícil para el presidente que antes viajó a Suiza a vender al país y un incondicional de los Estados Unidos.

Habrá que ver entonces cómo resuelve Santos su agenda internacional, la cual ha sabido llevar con demagogia y saludos a la bandera, sin tomar un centímetro de distancia con la banca multilateral y sin trascender en la integración con los vecinos latinoamericanos y caribeños.

El proceso de paz, celebrado también -¡Ah coincidencia!- en La Habana impone una agenda que, gústele o no a Santos o a quien quiera, obliga a tomar decisiones de trascendencia. El viraje en las relaciones internacionales es una condición sine qua non para la construcción de paz, entre muchas razones, por el papel de los Estados Unidos en el conflicto colombiano. El paso de Santos de Davos a La Habana es el tránsito de un discurso en política económica ligado al libre comercio y a la entrega del país a las transnacionales, hacia uno de paz cuya voluntad carece de gestos, pues la paz son cambios también en la política económica del país.

T. @FernandoVeLu

[1] "Voy rumbo a Davos, al Foro Económico Mundial donde se reúnen los dirigentes del mundo, políticos, y económicos, todos los años, para intercambiar opiniones y tratar de discutir hacia dónde va el mundo. En el caso de los países como Colombia, para atraer inversión, vender el país."(Negrilla fuera del texto) En http://wsp.presidencia.gov.co/Prensa/2014/Enero/Paginas/20140122_11-Palabras-del-Presidente-Juan-Manuel-Santos-en-el-encuentro-con-la-comunidad-colombiana-residente-en-Espana.aspx

Publicado en Artículos
Martes, 28 Enero 2014 20:09

Es un trastorno

Ya entiendo porque al gobierno Santos le ha ido tan mal: paros, reformas fallidas, perdida en la confianza inversionista, disminución en el crecimiento de la industria, falta de ejecución, baja en la moral de las tropas, disminución en los índices de seguridad, micos, lagartos, cocodrilos, en fin.

El país vive un negativismo generalizado, se siente en el campo, se siente en la industria, se siente hasta en el aire. Es por esto que he llegado a la conclusión de que no es del todo culpa del actual Presidente.

Pareciera que nuestro actual mandatario sufre de una especie de trastorno que no le permite distinguir muy bien lo que sube de lo que baja, ni lo que aumenta de lo que disminuye, ni lo que está bien de lo que está mal, Juan Manuel Santos parece tener trastocados los conceptos.

El Primer mandatario de los colombianos no entendió que la reelección sirve para premiar a los buenos gobernantes y castigar a los que no sirvieron, es una manera de calificar un gobierno, una gestión, es simplemente cuestión de sentido común, se premian los buenos y se despachan los malos.

Las redes sociales  lo gritan: NO MAS SANTOS, la semana  después del anuncio del mandatario en el que comunicó oficialmente a los colombianos que que buscaría la reelección, el hashtag #SantosNuncamasPresidente, fue declarado tendencia mundial en Twitter. oí el sondeo de la W que se realizó a los oyentes un día después del anuncio del mandatario y la desfavotabilidad de Santos era clara, pero él tiene la osadía de presentarse como candidato a las elecciones de 2014.

El señor Presidente puede repartir más casas, mandar a empapelar el país con vayas de : “Estamos Transformando a Colombia”, duplicar las pautas publicitarias con las que tiene a los medios de comunicación hostigados y mareados de tanta mermelada, incluso, puede salir a  repartir  mermelada en la ciclovía , mandar a hacer encuestas amañadas que quieren hacernos creer que por arte de magia su popularidad sube de un día para otro casi 11 puntos, puede utilizar a las familias beneficiadas del programa de las 100.000 viviendas, darles banderitas blancas y aprovecharse de su humildad y buena fé para ponerlas a aplaudir su circo de la Habana, al cual se ha aferrado apoyándose en un sofisma en el que según él, la paz de este país se define con Timochenko, Iván Márquez, París y  Santrich, en la casa de un gobierno que lleva 50 años violando los derechos y libertades de sus ciudadanos, en donde las cárceles están llenas de presos políticos, simplemente por pensar diferente al régimen de Castro, puede caer en las más sucias estrategias de JJ Rendón, y óigase bien,  NO LO VAMOS A REELEGIR, ¿es tan difícil leer la voluntad de un pueblo? Hoy más del 60% de los colombianos no queremos la reelección.

Ya traicionó a 9 millones haciendo todo lo contrario que prometió hacer en campaña, hombre, nos hubiera hablado con claridad y la cosa no habría sido tan grave, hubiéramos mirado otras opciones. Pero es que tomar unas banderas ajenas aprovechando la pasión y admiración que despiertan, ¿para llegar a empantanarlas pisotearlas y elevar las del color contrario?

La única explicación, para mi: el Presidente sufre de un trastorno. A continuación momentos en los que el alto mandatario a mostrado claros síntomas:

1.Discurso el día 20 de noviembre de 2013,en el que nos anunció a los colombianos que lucharía por la reelección:  En ese momento las encuestas le decían: más de la mitad de los colombianos no aprobamos su gestión, y él señor sale en televisión nacional a decir que quiere que reelijamos una gestión con más de la mitad de desaprobación popular.

2. En el mismo discurso dijo: “Ustedes me eligieron para seguir cumpliendo con la seguridad, hemos cumplido”. Hoy el problema de seguridad vuelve a ser uno de los principales temas en la agenda nacional.

3.”Hemos seguido fortaleciendo las políticas de seguridad de mi antecesor, que fueron exitosas”. El principal reclamo que hacen sus electores es haber dejado de lado las bases de “La Seguridad Democrática” y hoy su principal opositor es su antecesor, creador de esas políticas de seguridad.

4.En su discurso habló de una  Colombia que pase del miedo a la esperanza. Un campo olvidado una industria que va para abajo, unas fuerzas armadas desmoralizadas, no reflejan exactamente ese anhelo que usted plantea, nos alejamos en vez de acercarnos.

5. “El tal paro no existe”,  el Presidente manda el mensaje que con los violentos se sienta a hablar pero a los campesinos los ignora, porque el tal paro si existió.

6. Ahora resulta que Timochenko debe llegar al congreso y que usted trata a quienes exigimos justicia, cese al fuego, y cárcel para quienes han cometido crímenes de lesa humanidad como “buitres de la paz” ¿Quien entiende esto?

7. De Ministro de defensa  tenía usted a la guerrilla en el estatus de “narco terroristas” y como Presidente los eleva a “grupo subversivo”, “guerrillero”, “revolucionario” ó como quiera llamarlo. ¿Dejaron de traficar, de secuestrar?

Yo entiendo al Presidente , tal vez él no puede manejar este trastorno, pero por esa misma razón es justo y necesario que  le la oportunidad a otros, nosotros ya se la dimos a él, nos defraudo, y de que manera. 

T.@Dmejiagiraldo 

Publicado en Artículos
Página 5 de 11

Círculo de Amigos