Jueves, 27 Julio 2017 12:42

Entrevista con Juan Gonzalo Ospina

Estuvimos con el abogado Español Juan Gonzalo Ospina creador de El Bufete de Abogados OspinaAbogados, conocimos de cerca la labor que llevan haciendo y el excelente equipo que día a día trabaja para velar por el ejercicio de la profesión. hizo una invitación a todos los Abogados Jòvenes de Colombia y de los distintos países, a que conozcan de cerca , la labor tan importante que lleva a cabo OspinaAbogados equipo de abogados Españoles Formados en las distintas disciplinas y en especial en derecho penal, derecho penal internacional, derecho migratorio , procesal entre otros. Los cuales trabajan con convicción, excelencia y pasión, para luchar porque los derechos de los ciudadanos se respeten ante las autoridades y para lograr la libertad de las personas inocentes.Así mismo trabajan , para que se respeten las instituciones. Que gran labor la que hacen nuestros colegas en España haciendo su trabajo con amor a la profesión y defendiendo el Estado de Derecho, la democracia y las libertades individuales. Cuenta oficial : @ospinaabogados.

Publicado en Artículos

Por: Jorge Iván Cárdenas

La Constitución Política de Colombia le da la potestad al Banco de la Republica, mediante el numeral 22 del Artículo 150 de: 1. Preservar el poder adquisitivo de la moneda colombiana, 2. Estabilizar el producto hacia un crecimiento alto y sostenido y 3. Mantener el empleo en niveles sostenibles a lo largo del tiempo. Esto dentro de los referenciales de autonomía tanto en su proceso administrativo, patrimonial y técnico.

Dentro del organigrama del mismo Banco de la Republica, es la Junta Directiva el máximo ente responsable de las decisiones que se tomen en el banco, es por ende que esta tiene la autoridad de preservar la inflación entre la meta del 3 ± 1 porciento, y hacer que el crecimiento del Producto Interno Bruto sea alto y sostenido. Es por eso que la Junta Directiva suele reunirse el último viernes hábil de cada mes, y el viernes pasado lo hicieron, sin embargo, la mayoría de los analistas se muestran sumamente preocupados y esto porque la decisión de la junta brinda más incertidumbre en la economía colombiana que estabilidad.

Uno de los mecanismos para que el Banco de la Republica, cumpla con las expectativas de crecimiento y de inflación, es utilizar la política monetaria y sus herramientas de transmisión. Siendo la tasa de intervención, la herramienta favorita de transmisión por los integrantes de la Junta para hacer mover la masa monetaria del país. Lo que le da una gran importancia a cualquier opinión, comentario o movimiento de la tasa de interés de parte de la junta del banco.

El viernes pasado, 4 de 7 integrantes de la junta decidieron dejarla estable en 7.5%, por dos cosas: 1) Las expectativas de inflación nacionales aumentaron y 2) Incertidumbre mundial por los nuevos gobiernos. Los otros 3 votos fueron con el ánimo de reducir la tasa de interés, impulsados con el aliento de aumentar el Producto Interno Bruto, pues permítame explicarle amigo lector o lectora que, si la tasa de intervención es menor, el costo de adquirir dinero será menor y al mismo tiempo la demanda de dinero aumentara, lo que permitirá que haya más dinero circulando en la economía y el crecimiento económico del país aumente. ¿Hasta ahí la cosa esta clara o no?

¡Bueno! Vamos a ser más claros, lo que se quiere decir es que 4 de 7 integrantes de la junta directiva del banco, decidieron mantener la tasa de intervención estable porque están prevaleciendo el primer referente constitucional que tiene el banco, ósea mantener la inflación dentro del rango de 3 ± 1 porciento, y los otros tres decidieron bajar la tasa de intervención para bríndale estímulo a la economía y su crecimiento, ósea el segundo mandato que brinda el numeral 22 del Artículo 150.  Por lo anterior esto brinda argumentos para resaltar una división de la junta respecto a que objetivo tiene el banco en la economía colombiana, pues se evidencia que no ha habido unidad dentro de sus integrantes para tomar decisiones coherentes.

¡Pero hay no termina el problema! Posteriormente a la reunión se brindó una rueda de prensa donde salió Juan José Echavarría nuevo Gerente del Banco de la Republica y Mauricio Cárdenas Ministro de Hacienda y Crédito Publico. – Integrantes de la Junta Directiva del Banco de la Republica – a brindar explicaciones de porque la decisión de la junta de mantener la tasa de intervención. Y es aquí donde realmente demuestran que hace falta criterio y liderazgo, de parte de ella, pues no han sabido consolidar un objetivo común de política económica.

Aunque no mencionaron nombres de quienes fueron los que votaron por bajar o mantener la tasa de intervención, si es sumamente preocupante que le hayan preguntado al Ministro de Hacienda, sobre cuáles pueden ser las causas de que las expectativas de inflación hayan aumentado y este haya respondido “es difícil saber cuál es el causante de ese aumento de las expectativas y no saber a qué atribuírselo”. ¡Hágame el favor! Como un Ministro de Hacienda creador de la reforma tributaria que aumenta la base impositiva de los productos básicos y con ella los precios de los mismos, no sepa que las expectativas de inflación aumentaron gracias a su misma reforma tributaria que aumenta los precios para el 2017.

Y cómo es posible que el Gerente del Banco, Juan José Echavarría diga que “los 7 miembros de la Junta tienen total acuerdo sobre lo que va a suceder en materia de tasa de interés” y que todos los 7 miembros opinan que las tasas de interés en Colombia van a disminuir, cuando los hechos como ya lo explique al comienzo del presente artículo, demuestran que cuatro miembros quieren sacrificar crecimiento por inflación y otros tres quieran sacrificar inflación por crecimiento económico.

Es así que estos dos simples hechos demuestran que las cosas no es que anden muy bien en temas de coherencia en el Banco de la República, sin embargo, para no quedarnos en opiniones subjetivas contra los integrantes de la junta. Si es necesario que realicen un consenso de actuación porque realmente no están cumpliendo con ninguna de sus 3 principales funciones. Dado que 1) En temas de inflación, esta está arriba de la meta y se ubica en 5.75% para el 2016, ósea 1.75 puntos porcentuales por encima de la meta 3 ± 1 porciento, y esto sin contar con las expectativas de crecimiento de inflación que traerá la reforma tributaria. 2) Las expectativas de crecimiento para el 2017 fueron revisadas a la baja por el Gobierno dejándolas en 2.5%. y 3) El desempleo para el 2016 fue del 9.2%, 0.3 puntos porcentuales más que en el 2015 que fue del 8.9%.

Es por eso que la Junta Directiva del Banco de la Republica tiene que actuar, bien sea para aumentar el crecimiento económico o para disminuir la inflación. Pero no es justo que ellos teniendo la potestad, y el poder dar certidumbre a la economía colombiana no tomen decisiones por falta de criterio, y mucho menos argumenten su actuar con la excusa de que a nivel mundial existe incertidumbre en materia económica, por los nuevos gobiernos en los países desarrollados. Porque hasta donde tengo entendió nosotros no tenemos una economía dolarizada y por el contrario tenemos la autonomía monetaria de hacer con el peso lo que queramos. Y además que nos importaría lo que piensen las grandes potencias económicas a nivel mundial de la economía colombiana, si como dijo el Ministro Cárdenas “Estados Unidos nos vende más de lo que nosotros le vendemos”, osea ellos se llevan más capitales de lo que nosotros nos traemos.

Twitter. @JorgeIvCardenas

Publicado en Artículos

 

El concejal de la ASI Juan Carlos Flórez asistió al debate de Palabras Mass por Radio Amiga Internacional donde puso de relieve su visión particular de esta administración, él propone una ciudadanía que defienda la ciudad porque lo público debe ser lo mejor.

 

Twitter: @PalabrasMass

Publicado en Artículos

 

Por: Sergio Grandas

El pasado martes 11 de Febrero el Presidente Juan Manuel Santos, el Gobernador de Cundinamarca Álvaro Cruz y el Alcalde Gustavo Petro anunciaron el “Plan de Recuperación y Salvamento” del Hospital San Juan de Dios, el histórico centro hospitalario que dejo de prestar sus servicios de salud en el año 2001.

En el encuentro los tres mandatarios, se comprometieron desde sus gobiernos a facilitar y ayudar con los presupuestos que permitan restaurar y reabrir el emblemático complejo hospitalario. Aunque será la Administración Distrital la que aportará el grueso del presupuesto para este fin y la deuda pendiente con los 3.640 trabajadores será compartida, ya que en el año 2008, la Corte Constitucional a través de la Sentencia SU 484, ordenó a la nación responsabilizarse del 50% de dicha deuda, el Distrito Capital del 25% y el Departamento de Cundinamarca el otro 25%.

El Hospital San Juan de Dios fue fundado en 1723, aunque prestaba servicios de salud desde 1564 con el nombre del Hospital de San Pedro y funcionaba principalmente con donaciones realizadas por Fray Juan de los Barrios y Toledo; y se encontraba en terrenos aledaños a la Catedral Primada, en pleno centro de Santa Fé, hoy Bogotá. Posteriormente fue trasladado a los predios contiguos a la Iglesia San Juan de Dios nombre que también adopta el Hospital (hoy entre las calles 11 y 12 con carreras Novena y Décima). Lo que lo convierte en el segundo hospital más antiguo del país y el primero de la ciudad.

El San Juan de Dios es considerado un emblema en desarrollo e investigación en salud del país. Ya que en el se hicieron los primeros trasplantes de órganos en América Latina, se crearon técnicas como la Madre Canguro que permitiría a bebés prematuros continuar con vida y la creación de la Vacuna contra la Malaria, la primera vacuna sintética del mundo; también permitió a la Universidad de Colombia, tener e implementar sus prácticas y estudios de la Facultad de Medicina en las instalaciones del Hospital.

El Alcalde Petro durante su campaña a la alcaldía de Bogotá se comprometió a reabrir el Hospital y al posesionarse, en el Plan de Desarrollo estableció un presupuesto de $280mil millones para tal fin. Hoy después de trabajar su administración por más de 2 años en conjunto con el Gobierno Nacional, el Gobierno Departamental, con la Procuraduría y el Liquidador de la Fundación San Juan de Dios (entidad creada por el Gobierno de Julio César Turbay, para administrar el Centro Hospitalario) logró que se le adjudicará al distrito el pasado mes de Noviembre por $150.280 millones, la propiedad del San Juan.

 

Hoy la Secretaria de Salud y la Empresa de Renovación Urbana ERU (entidad a la que se le adjudicó el Hospital) trabajan en los últimos trámites administrativos para iniciar obras de restauración y posteriormente la reapertura. Pero hoy el Distrito enfrenta un nuevo impase  jurídico que no ha permitido que se oficialice el traspaso del San Juan de Dios a la Capital, ya que el Registrador de Instrumentos Públicos tiene dudas sobre si el Hospital es propiedad de la Fundación San Juan de Dios o de la Beneficencia de Cundinamarca. Ya que en el año 2005 el Consejo de Estado declaró ilegal la Fundación hoy en liquidación.

Por ello mientras se oficializa o se resuelve el traspaso de los inmuebles del Hospital al Distrito, la ERU realizó un contrato de arrendamiento de $750 millones mensuales con el liquidador de la Fundación San Juan de Dios, que comprenderían unos $9.000 millones anuales por 5 años. Que serían descontados del precio inicial que pagaría el Gobierno Distrital por el San Juan.

Los empleados del San Juan de Dios nunca fueron despedidos, por lo que aún son parte de la nómina del Hospital. Desde la crisis en 1999 dejaron de recibir sus salarios y muchos que estaban a punto de jubilarse, no les ha sido resuelta su situación. En los edificios del Centro Hospitalario viven cerca de 20 familias, que quedaron en la calle al no recibir sus honorarios por estos últimos 15 años. Y hay muchos que aún van día a día a las instalaciones a cumplir con sus horarios de trabajo, aunque no atendiendo a pacientes, pero si realizando labores de mantenimiento, limpieza y vigilancia de los equipos que se encuentran en cada uno de los edificios. Hoy la Fundación San Juan de Dios es la responsable de la deuda con los trabajadores, a través de los dineros que han dispuesto los Gobiernos Nacional, Departamental y Distrital, como lo ordenó la Corte Constitucional en 2008.

 

Los empleados han denunciado por años la negligencia y los excesos de la Fundación San Juan de Dios en liquidación, ya que aseguran que la Fundación está encargada de sanear y administrar las dudas del Hospital y no en vender los inmuebles. El San Juan fue considerado como Monumento Nacional por el Congreso de la República en 2002 mediante la Ley 735, que prohibiría venta o comercialización de cualquiera de sus bienes con fines privados o lucrativos. Esta tesis es respaldada por la Contraloría, que investiga a Anna Karenina Gauna la anterior liquidadora de la Fundación, por un detrimento patrimonial de $11.579 millones; y por lo que decidió realizar un estudio de los títulos de propiedad del Complejo Hospitalario con el fin de esclarecer que los bienes son públicos.

Para David Cristancho Pérez un líder del sector “en el proceso, personas se han tomado atribuciones que no tienen, para vender cosas que no tienen” refiriéndose a las malas gestiones realizadas por la Fundación San Juan de Dios en liquidación.

Luisa Margarita Castro, Coordinadora de Enfermería dice estar muy a la expectativa sobre la reapertura del San Juan de Dios. “No sabemos que va a suceder con nosotros, estamos esperando a que nos llamen a negociar, a mesas laborales”.

 

Luisa Margarita Castro

Luisa Margarita Castro, Coordinadora de Enfermería  Hospital San Juan de Dios  

Fotografía: Cristian Sarmiento

“Yo he venido de lunes a domingo durante estos 15 años a mi lugar de trabajo, lamentablemente el liquidador cerró muchos pabellones del Hospital, tenemos un contrato individual de trabajo a termino indefinido, nunca nos han despedido. Cuando estaban los directores nos dieron la instrucción de seguir atendiendo a la comunidad, de seguir asistiendo, atendimos a la comunidad a través de brigadas de salud en los barrios aledaños al hospital y en otros sectores en Suba, lo que hicimos hasta el 2008. Todo esto esta documentado, registrado con planillas y documentos, que demuestran que hemos seguido trabajando” relata Luisa Margarita Castro.

“Hemos seguido viviendo, asistiendo, por que creemos que el Hospital San Juan de Dios vale la pena, por que tiene un valor histórico, un valor humano y un legado muy importante para salud en el país.” “Un gran grupo de nosotros estamos dispuestos a seguir trabajando, con la nueva administración del San Juan de Dios en su reapertura”. concluye Luisa Margarita.

El Complejo Hospitalario San Juan de Dios ha estado enfermo, nunca ha muerto, y quien lo llevó al estado de coma, del que hoy parece despertar ha sido la anterior administración de la Fundación San Juan de Dios en liquidación. Con complicidad de la Ley 100, que volvió un mercado la Salud. Pero que en 2002 el Congreso a través de la Ley 765, arroja un salvavidas al Centro Hospitalario, obligando su restauración y reapertura, por ser considerado patrimonio nacional. Para sus empleados unas de las causas para que el San Juan siga en crisis ha sido la falta de “voluntad política y la indiferencia social", que han permitido las evasiones y leguleyadas, provocando el retrasado al saneamiento financiero del San Juan. Ya que los recursos han existido, pero han sido embolatados por parte de la Fundación en liquidación, por lo que hoy en la Contraloría se adelanta el proceso de responsabilidad fiscal.

La actual legislación en salud y su regulación también ha impedido durante años, que no se le prestara la atención que merece el emblemático Centro Hospitalario. Que ha permitido que la Superintendencia Nacional de Salud no actúe o se haga la de la vista gorda con el San Juan. Para sus empleados el San Juan de Dios es “un Hospital dado por muerto”; sin acta de defunción. Ya que para ellos dejó de funcionar por simple mezquindad e intereses privados. 

@SergioGrandasM

 

Publicado en Artículos
Miércoles, 11 Febrero 2015 17:28

Esta historia tiene que cambiar

 

Por: Laura Rodriguez

Cada día duele más esta sociedad. Vemos a los más jóvenes ser los protagonistas de los más escalofriantes crímenes, niños maltratados de la forma más atroz y hasta animales que también sufren sin saber por qué están pagando con los peores casos de maltrato.

Es realmente indignante lo que día tras día tenemos que ver. Por ejemplo, el caso reciente de la masacre de los niños del Caquetá y el listado de violación de más de 60 menores que llevaba un hombre en un diario, que fue capturado por la fiscalía.

Por otro lado, también es totalmente desastroso ver el acto cometido por dos indigentes contra una perrita, que afortunadamente se salvó de morir atada de patas en el humedal Juan Amarillo gracias a la oportuna intervención de un policía. Eso, sin mencionar tantos casos de maltratos recientes contra animales. El ser humano cada vez busca desquitarse con los más fieles, actuando como un víl depredador que busca destrozar todo lo que ve a su alrededor.

Con el auge de las redes sociales estos casos son difundidos y denunciados. No obstante, los criminales cada vez parece que tienen más libertad para abusar y cometer actos delictivos graves, ya que muchos no reciben una condena justa por sus crímenes.

No hay muchas soluciones para el problema moral que vive nuestro país y duele ver como desde los más pequeños son marcados negativamente, formados para crecer repitiendo la cruel historia. Ojalá la fuerza de la indignación que están expresando muchos nos lleve a pasar de un simple comentario a una acción que logre un país menos inhumano.

T. @lau94rodriguez

 

Publicado en Artículos
Lunes, 27 Octubre 2014 08:26

¿Paz o Premio Nobel?

 

Les pregunté a algunas de las personas con las que comparto a diario qué opinión tenían acerca del proceso de paz y las repuestas fueron del estilo, "eso es una farsa" o "no tengo ni idea". Alguno con un poco mas de información, ¿o desinformación? me dijo que todo el proceso iba dirigido a darle poder político a la guerrilla y que Colombia iba camino a terminar como Venezuela. Tampoco conoce con exactitud cuál es la situación del país vecino pero lo que sabe es que va mal.  Me llama la atención que haya entre las personas del común tan poca curiosidad por un tema tan delicado y crucial como lo es el comienzo del fin de un conflicto de más de 50 años. Sin embargo, si hay algo cierto es que las negociaciones para buscar un acuerdo entre el gobierno de Colombia y la guerrilla de las Farc han sido un proceso tan largo como polémico, lleno de toda clase de confusiones y verdades a medias, (por ejemplo, en un programa de radio muy escuchado una periodista dijo que el único guerrillero que faltaba por ir a la Habana era alias "Negro Acacio"; asesinado el 2 de septiembre de 2007) del que se sabe poco y se especula mucho, que suena bonito por que han utilizado el termino paz como bandera pero que si se analiza un poco, se llega a la conclusión de que si se firman los acuerdos será el pequeñísimo primer paso en busca de una paz verdadera e igualitaria en Colombia. Por otro lado, en un proceso que se supone participa todo el gobierno colombiano, resulta bastante raro que el jefe máximo de las Farc Rodrigo Londoño Echeverri quien tiene más de 100 ordenes de captura haya estado ya dos veces en la Habana sin que lo supiera la opinión pública, avalado según el Ministro del  interior Juan Fernando Cristo por la prórroga de la ley 418 que suspende las ordenes de captura en su contra y lo habilita para salir del país. Si todo era legal y trasparente, ¿por qué el procurador Alejandro Ordoñez le exige explicaciones al presidente Santos por este caso?

Por lo que se puede averiguar y sacando conclusiones de un artículo de EL ESPECTADOR, "el acuerdo final para la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera" se firmó en la capital de Cuba a mediados de 2012. Se acordó también crear una mesa de conversaciones en la capital noruega y establecer La Habana como sede principal de los diálogos; permitir reuniones en otros países; se llegó a un compromiso de ambas partes por garantizar la efectividad del proceso en el menor tiempo posible y se determinó desarrollar los diálogos con Cuba y Noruega como garantes y Venezuela y Chile como acompañantes. El jefe de la delegación del gobierno para la mesa de negociación es Humberto de la Calle, lo acompaña el ex director de la policía General Oscar Naranjo entre otros. Al comienzo de las conversaciones el turno fue para los políticos de las Farc como Andrés París y Rodrigo Granda; luego llegaron los jefes de combate: Iván Márquez, El médico y Pablo Catatumbo.  En los últimos días han entrado en escena enrareciendo aún más el ambiente, reconocidos jefes con amplios prontuarios criminales siendo Henry Castellanos Garzón alias "Romaña" el más llamativo, para comenzar a tratar temas del pos conflicto tales como el acuerdo agrario, la participación política y la solución al uso de drogas ilícitas por parte de la guerrilla. Todo este proceso ha ido avanzando paralelamente a comentarios de apoyo de un sector esperanzado del país que cree que este es la salida y por otro lado resistiendo a los que  oponen férrea resistencia siendo el Centro Democrático del ex presidente Uribe el que más critica las negociaciones.

No sé si el problema es que no aprendí bien ese principio de pensar siempre lo mejor de la gente o es que a raíz de los pésimos manejos que le han dado a todo, los gobiernos y las administraciones públicas he creado una desconfianza respecto de los resultados. Ya he dicho antes que con el apretón de manos y la firma de acuerdos entre las Farc y el gobierno (ya me imagino la cara de ponqué de Santos si llega a suceder, creyendo que está más cerca del anhelado Nobel) sólo se dará inicio a un largo y difícil verdadero proceso hacia la paz donde van a tener que lidiar por ejemplo, con la reintegración a la vida civil de varios miles de guerrilleros que lo único que saben hacer es empuñar un arma, asesinar, poner bombas, sembrar minas y secuestrar gente; dando por hecho que ellos tengan el deseo de hacerlo, aunque el término reintegro a la vida civil no aplica para muchos ya que nacieron casi en las filas guerrilleras. ¿A dónde los van a integrar? ya pasó con los desmovilizados de los grupos paramilitares, ¿por qué tendría que ser diferente ahora?. ¿No salieron a controlar el negocio del narcotráfico en donde sea que este se mueva?  ¿no son jefes y miembros de las bacrim que siembran el terror en nuestras ciudades? Desafortunadamente estamos en una sociedad elitista y excluyente en donde las oportunidades son para algunos nada más. No quiero justificar la delincuencia, pero la violencia muchas veces es producto de la falta de oportunidades y programas que atraigan a nuestros jóvenes y los impulsen a hacer algo bueno con sus vidas. La única opción que tienen muchas personas de algunos sectores de la población es regalarse por sueldos miserables para seguir engordando los bolsillos de unos pocos honorables señores capitalistas que aparte de estar a la cabeza de la pirámide social, son parte de gremios y federaciones haciendo que el sistema esté circulando siempre en torno a su beneficio y a su enriquecimiento. ¿A este sistema los van a traer? ¿Creen que va a ser un país en paz en estas condiciones?. ¿No sería mejor comenzar la paz con las personas que ya se puede, nivelando un poco las cargas, reconociendo mejor la mano de obra, valorando como se debe la clase trabajadora, promoviendo espacios y herramientas para que personas de todos los estratos tengan la misma posibilidad de ir a una universidad por ejemplo?  No me digan que el problema es el dinero, no me digan que no hay recursos porque mientras en un lado de la ciudad hay familias enteras que tienen que sobrevivir con el injusto sueldo mínimo, al otro lado hay personas que se ponen relojes de 300 millones de pesos (lo digo con conocimiento de causa) y si eso se gastan en un accesorio que no es necesario, me imagino cuánto gastarán en cosas que sí lo son. Así que no me hablen de paz con este grado estúpido de desigualdad, no me digan que después de firmar los acuerdos, todos estos problemas sociales que existen se van a desaparecer como por arte de magia y vamos a salir a abrazarnos todos en las calles. La paz es igualdad, es ausencia de discriminación, es inclusión y oportunidades para todos, la paz también traduce condiciones de vida dignas para todo el pueblo. No existe la paz si a manos de los gobiernos siguen cayendo los que no están de acuerdo con el régimen, hablo Gaitán, Galán, y Garzón.

Adicional a eso hay que tener en cuenta también el más de medio millón de efectivos que conforman las fuerzas militares colombianas. ¿Acaso les van a decir como les dijeron a las mecánicos de patio en Bogotá cuando acabaron con el transporte público colectivo implementando el SITP y los excluyeron y los dejaron sin trabajo de la noche a la mañana? El comunicado de la administración de Petro les informó:  "tienen que entender que ya no se requiere su labor". Así sin más, sin un plan de inclusión, sin importar de qué iban a vivir. Porque lo que han demostrado los gobiernos y las administraciones públicas es una facilidad sin límites para hacer convenios y acuerdos con los dueños de capital y al mismo tiempo olvidarse de los sectores que no tienen capacidad económica. Yo, de los guerrilleros y de los militares rasos, estaría muy preocupado por mi futuro.

Le pido por favor que no me malinterprete; quiero tanto como todos que se acabe esta maldita guerra. Sueño con no escuchar más de secuestros, de bombas, de niños reclutados por la guerrilla, de minas, de barbarie; pero también de falsos positivos, de policías y militares corruptos, de políticos que tienen nexos con grupos delincuenciales; que es lo que escuchamos a diario y que ya no nos sorprende. Lo que exijo es que se llame a las cosas por su nombre y que no nos dejemos deslumbrar por promesas sin fundamento. Porque la paz ha sido para este gobierno una estrategia proselitista y un objetivo que quieren hacer creer a la gente que alcanzaran firmando unos papales con acuerdos inalcanzables.

T. @10SUE10

 

Publicado en Artículos
Martes, 24 Junio 2014 09:41

Análisis Elecciones

 

El pasado Martes 17 de junio en Palabras Mass nos acompañaron, Diana Silva, Lorena Castañeda, Fernando Vega y Álvaro Forero para analizar los resultados electorales en segunda vuelta, donde quedó elegido para el segundo mandato el Presidente Juan Manuel Santos.

@DePacotilla: “La sociedad colombiana se polarizó frente a la posibilidad de avanzar en el camino de la paz, aunque el camino es bastante incierto”

@Lore_Castaneda: “Estas elecciones dejaron un sin sabor los colombianos le dieron una oportunidad al Presidente Santos, pero no vi unos Colombianos felices votando, tenemos una esperanza bastante reducida”

@dcarosilva: “Santos Logró que le creyeran su asunto paz vs guerra, porque en el balance de su primer gobierno y sus locomotoras, se raja”

@FernandoVeLu: “No fue una campaña rica en debate,   es un falso debate la Paz de Santos, cuáles son los gestos de paz de Santos, cuando habló en su discurso de aumento de Fuerzas Militares, militarización de la ciudades”

 

Publicado en Artículos
Lunes, 18 Noviembre 2013 13:51

Así me comunico yo, ¿y tú?

Sale el sol dando comienzo a un nuevo día, pero él no se fija en eso, su sol es de color blanco con azul y a medida que pasa el día, va cambiando el tono, se puede ver al negro hacerle compañía al blanco, a veces se les une el verde y en otras ocasiones un pajarito azul.

Su mundo se basa en estos colores de los que sólo se aparta cuando es menester, su vida se mide en barras de energía y ya no depende de los alimentos ni de las horas de descanso que nutren su humanidad. Todo lo que él considera necesario es tener dos manos a las cuales lleguen sus pensamientos, ya que no se dirigen a su boca para que cese el silencio que lo acompaña desde que abre sus ojos.

¿Por qué sucede esto? Simple y sencillamente porque para él, realmente, ya está en un estado cercano al olvido aquello de comunicarse por medio de las cuerdas vocales. De esta forma, sus dedos terminaron siendo, al parecer, el nuevo hogar permanente de esa voz que no vio futuro en los sonidos; así construye su vida desde hace un largo tiempo. Para él perder su forma de comunicarse, es como no tener partes tan vitales como un ojo o una de sus manos, por eso ruega y suplica a sus dioses, principalmente a uno de carne y hueso que se hace llamar Zuckerberg, que no le fallen ni hoy ni nunca.

Esta pantalla le ha hecho desconocer y olvidar momentos fundamentales de la existencia humana… ¿humana? Tampoco recuerda qué es eso, no sabe cuándo vio por última vez una sonrisa que no estuviera conformada por un signo de puntuación y una letra. El ocaso se muestra imponente como siempre, pero él sólo descansa cuando su batería se acaba o cuando cae físicamente exhausto preparándose para otro día más de actividad social tecnológica.

Luego de dos años, parece que por fin su voz está haciendo esfuerzos para regresar a su boca. Todo se lo debe al color morado que empezó a ser su compañero desde hace unos meses y rápidamente ocupó un lugar entre sus favoritos. Su equipo, del que depende su existencia, ha avanzado mucho en estos meses y ahora le permitirá retomar esa actividad, tan común de las personas pero que es un mundo inhóspito para él.

Todo estaba preparado. La llamada, por cortesía del teléfono morado, estaba entrando. Con expectativas respecto a lo que ocurriría, tocó el botón que establecía la comunicación. Escuchó una voz femenina que le pareció espectacular y quiso decir algo. Pero no pudo. Luego de un minuto con intentos en vano para musitar alguna palabra, su interlocutora finalizó la llamada.

La tristeza se apoderó de su ser y quiso llorar, pero al no haberse separado de la pantalla por muchos meses, lo más cercano que recordaba a eso era un emoticón que componían un signo de puntuación, una comilla simple y el signo de apertura de un paréntesis.

De repente algo que luchaba por salir desde hace mucho tiempo, emergió y le hizo preguntarse qué era. Recordaba que eso tenía un nombre… santi… sen… senti… ¿Cómo era? Por primera vez en años se detuvo a pensar. No conseguía dar con la respuesta, pero sabía que era algo muy, muy bueno. Esa voz era especial, mágica. Había tocado sus fibras más íntimas, aquellas que todavía no habían olvidado qué era la interacción humana.

Otra duda que lo asaltó fue la imposibilidad de emitir algún sonido. Pero eso no era de extrañarse. Había pasado semestres completos sin pronunciar una sola palabra. Debido a que vivía solo, no tenía alguien con quien interactuar en su vivienda.

Intentó emitir el sonido más básico que existe. Nada. Otra vez. Menos aún. Lo hizo durante las siguientes dos horas, pero el progreso fue casi nulo. Se puso en contacto con ella a través de sus dedos pero le insistía en que tenían que hablar. Sin saber qué hacer, contactó a alguien para relatarle su situación, pero no lo tomó en serio. La angustia y la desesperación se apoderaron de su ser.

Continuará…

Publicado en Artículos
Miércoles, 19 Junio 2013 22:55

Yo no sé por qué nos seguimos engañando

Sí, así como lo leen en el título. Yo soy uno de los tantos estúpidos que se siguen engañando a sí mismos. Creen que porque piensan de manera optimista todo les va a salir bien. ¡¡¡Pues no!!! Ser optimista es bueno para no vivir amargado, pero es una mierda en estos casos.

Usted sabe que no es bueno bailando. Lo sabe. De sobra. Pero es tan marica de irse allá a ponerse de carne de cañón. Además tiene que luchar con su estupidez de no hacer nada permitiendo todo tipo de situaciones. Que se le adelante el “mejor amigo”, por ejemplo, y después decida hablar con usted preguntándose ¿cómo putas llegó ahí? y ¿qué mierdas quiere con la vieja?

Otra muy diferente es que luego de que ya esté borracha, ebria; llegue un hijueputa que en menos de dos horas logre lo que usted, grandísimo maricón, no ha logrado en 3 meses. Eso da lástima. Dan ganas de ponerse a llorar. Pero espere, ¿quién sabe a dónde llegará eso? ¿Será su nuevo novio? O peor, ¿se acordará que lo hizo y seguirá? ¿Se arrepentirá?

Eso no importa en el momento. Usted que es una buena persona, no un aprovechado, decide no hacerle nada a ella en ese estado. Gran error. Mientras usted juega al amigo protector otro malparido está pensando en cómo hacer para pasar un rato rico con ella. Como dirían coloquialmente, hacerle la vuelta. Pero por supuesto, usted no va a saber si las cosas llegan allá.

Sé perfectamente que mañana me acordaré de todo. Será una mierda. Como siempre cuando se trata de sentimientos por una vieja. Ahora comienzo a entender la frase “el que se enamora pierde”. ¡Claro! Sin algo de sentimiento no existiría esta situación. Yo seguramente estaría allá todavía, no aquí escribiendo esto.

Mejor, no me hubiera tenido que aguantar el agradecimiento por un regalo que hice desde el fondo de mi corazón porque me importa (¿o me importaba?) mucho ella. No me hubieran parecido frases de aquellas que lo ponen a uno en el “friend zone” (o “zona del amigo”) por ser una buena persona y un caballero mientras otro se aprovecha, logra lo que quiere y se larga.

Claro, así son las relaciones de hoy en día. El hijueputa por delante. Cuando este cabrón las ha hecho sufrir harto, ahí entra uno como el maricón que las consuela y desea tenerlas mientras ella se enreda con otro, otro y otro. ¿Uno dónde queda?

Está demostrado que ser chévere, detallista y buena persona no sirve para una mierda. De todas formas no se van a enamorar de uno. Va a llegar ese que solo busca obtener lo suyo y largarse, cual político en campaña.

Podría decir perfectamente que esto ha formado un nuevo cabrón, un cafre. Pero estaría diciendo una de las mentiras más grandes de mi vida. Yo, criado por una mujer que no tiene límites para querer a sus hijos y darles buena educación, me considero INCAPAZ de ser un hijueputa con una mujer. Podré escribir toda esta mierda, pero sería incapaz de decirle en la cara “malparida”, al igual que a esos malparidos políticos que nos silencian, por el miedo a que nos quiten las ilusiones. 

Publicado en Artículos
Miércoles, 24 Octubre 2012 09:33

El San Juan de Dios

Los trabajadores del Hospital San Juan de Dios de la Ciudad de Bogotá quienes ahora son habitantes del lugar, pasaron a protagonizar un conflicto político-social vivido desde el interior de las instalaciones de hospital.El histórico San Juan de Dios, ahora acoge a todos aquellos que día a día trabajaban por mantener vivo a este gigante de la historia de la medicina, en este sentido, cada trabajador escoge su nuevo hogar según sus afinidades y gusto por determinados espacios del Hospital.

Este es el caso de Edelmira Arias, empleada de servicios generales quien toma la decisión de acoger como su nuevo hogar el pabellón de enfermos mentales, ya que este se encuentra rodeado de un gigantesco jardín lleno de flores exóticas propias de la diversidad de flora inmersa en el San Juan de Dios, que la identifican y le trae recuerdos fragmentados de su infancia, creando un vínculo especial con el San Juan de Dios.

Según como lo establecen los registros arquitectónicos del Distrito, el Hospital San Juan de Dios se encuentra conformado por 25 manzanas las cuales reúnen un total de 33 edificios históricos. De esta cantidad, 22 de las construcciones son declaradas territorio patrimonial que evidencian las épocas de: La colonia, Republicana y la Modernidad.

Dentro  de la arquitectura del hospital se resalta el pabellón Rufino José Cuervo, las caballerizas, la torre hospitalaria, los laboratorios Santiago Samper y la bella capilla  ya que son construcciones que datan de 1920.Igualmente, el Hospital San Juan de Dios, es el único lugar que cuenta con un Palacete de  estilo francés en Bogotá, erigido por el francés Gastón Lelarge, en donde se resalta la colección de pinturas donadas por los virreyes de la época.

Es por ello que a partir de tal descripción arquitectónica, los trabajadores del hospital crean una normatividad, en donde se busca reconocer el territorio como Patrimonio Cultural de la Nación, la cual fue aprobada bajo el nombre de Ley 735.

Dicha ley es ratificada el 27 de Febrero de 2002 estipulando que “El Congreso de Colombia Decreta: Declárase monumentos Nacionales, el Hospital San Juan de Dios y el Instituto Materno Infantil, ubicados en la ciudad de Bogotá, D. C., en reconocimiento a los señalados servicios prestados al pueblo colombiano durante las distintas etapas de la historia de Colombia. Igualmente, declárase Patrimonio Cultural de la Nación la Fundación San Juan de Dios y el Instituto Inmunológico Nacional en consideración a su valiosa contribución a la protección de la salud del pueblo y a su extraordinario aporte científico” Art 1, Ley 735 de 2002. 

Es así, como el Hospital San Juan de Dios lleva más de una década en cuidados intensivos guardando la esperanza de que todos los colombianos reconozcan que es motivo de orgullo nacional.

 

 

Publicado en Artículos
Página 1 de 2

Círculo de Amigos