Lunes, 25 Abril 2016 15:19

Elecciones En Perú

keiko Fujimori ganó en Perú las elecciones en la primera vuelta, pero... ¿Es apoyada por su padre?, ¿Cuál es la propuesta real de sus opositores?, muchas son las preguntas que quedan luego de los resultados electorales, y son analizados en una nueva emisión de Palabras Mass por www.radioamigainternacional.com

Publicado en Artículos
Viernes, 14 Agosto 2015 10:50

Elecciones En Palabras - Diego Arango

 

El presidente del Canal Teleamiga y RadioAmiga Internacional, Diego Arango Osorio analizó junto con Mariana Ríos, Jonathan Fortich y Jorge Camargo, la situación que vive actualmente la ciudad de Bogotá.

"Si hay algunas transformaciones, sin embargo la ciudad tiene una gran frustración con gobiernos de izquierda" Diego Arango.

"No se puede ver a Bogotá de manera aislada de lo nacional" Mariana Ríos.

"Podemos hablar de gobiernos de izquierda como Navarro Wolff que fueron buenos, pero los gobiernos de izquierda en Bogotá no lo han sido" Jorge Camargo

"Es muy raro que un ciudadano del común se ocupe de lo publico" Jonathan Fortich

 

Twitter: @palabrasmass

Publicado en Artículos
Jueves, 23 Abril 2015 22:13

Elecciones En Palabras - David Luna

 

PalabrasMass

En  el recorrido con los precandidatos y candidatos a las alcaldías en el país. En ésta ocasión con David Luna, quien cree en la paz 100% y cree que Bogotá merece un buen gobierno, fue lo que dijo David Luna en entrevista al programa PalabrasMass por Radioamiga Internacional

 

 

 

Twitter: @palabrasmass

 

 

 

 

 

Publicado en Artículos
Martes, 24 Junio 2014 09:41

Análisis Elecciones

 

El pasado Martes 17 de junio en Palabras Mass nos acompañaron, Diana Silva, Lorena Castañeda, Fernando Vega y Álvaro Forero para analizar los resultados electorales en segunda vuelta, donde quedó elegido para el segundo mandato el Presidente Juan Manuel Santos.

@DePacotilla: “La sociedad colombiana se polarizó frente a la posibilidad de avanzar en el camino de la paz, aunque el camino es bastante incierto”

@Lore_Castaneda: “Estas elecciones dejaron un sin sabor los colombianos le dieron una oportunidad al Presidente Santos, pero no vi unos Colombianos felices votando, tenemos una esperanza bastante reducida”

@dcarosilva: “Santos Logró que le creyeran su asunto paz vs guerra, porque en el balance de su primer gobierno y sus locomotoras, se raja”

@FernandoVeLu: “No fue una campaña rica en debate,   es un falso debate la Paz de Santos, cuáles son los gestos de paz de Santos, cuando habló en su discurso de aumento de Fuerzas Militares, militarización de la ciudades”

 

Publicado en Artículos
Miércoles, 18 Junio 2014 22:09

Para hacer la paz.

Esta resaca electoral no deja un panorama feo, pero fácil de comprender: el país está polarizado. Como lo había explicado en mi primera entrega, somos un electorado de hinchas y no de votantes[1], lo cual hace que nuestras prácticas democráticas dejen más sabor a circo que a algo sobrio. Se puede ver en las redes sociales cómo los derrotados en los pasados comicios siguen reticentes a la idea de haber perdido, aún cuando los jefes de sus toldas ya aceptaron la derrota.

Estamos en medio de dardos cruzados; digo estamos, porque somos muchos los que no sabemos qué hacer y a quién hay que apoyar; los que no sabemos si volvernos fanáticos de uno o de otro bando. Nos limitamos simplemente a observar cómo, paradójicamente, todos los que quieren la paz no la practican entre ellos mismos. Unos dicen: 

-Es que su candidato ganó, porque se fue con la izquierda castro-chavista del país, uniéndose a los mamerto-comunistas de esos grupos. Terroristas. La paz con los terroristas no es mi paz.        

Los otros no se quedan callados y responden enervados:

-Acá queremos es la paz, no queremos la godarria en el poder. Su argumento guerrerista no es válido.Pequeñoburgués, guerrerista, parami…

… y así se la pasan mis paisanos, en este rifi-rafe desde la oficina, la clase o la casa.

Que esto pase no es nuevo. De hecho pasa todo el tiempo y ha pasado toda la vida con los colombianos. Por tanto, se hace aquí evidente uno de los grandes problemas que el colombiano promedio deja ver en sus prácticas cotidianas: siempre quiere tener la razón, no importa cómo ni por qué.

El colombiano odia que se le cuestione lo que dice, le causa un escozor inmenso. Quiere siempre tener la última palabra, por más errado que esté y así se haya dado cuenta de ello; quiere que se haga siempre lo que él diga y el que se niegue, automáticamente es su rival. Veo esto y me siento como en la época de las cruzadas, cuando los Cruzados se enfrentaban cruelmente contra los Sarracenos de Saladino (y ni siquiera, porque el monarca de los Sarracenos era venerable por respetar la vida de sus rivales, aun cuando ya los hubiese derrotado).

Por ganar la batalla de la opinión, se ha vuelto válido que se lancen acusaciones insulsas, llenas de falacias poco medidas, ofensivas a más no poder. Tal parece que se nos ha enseñado no sólo a pelear, sino a buscar sumir al rival en la peor de las ignominias y los desprestigios… y todo por tener la razón, por negarse a agachar la cabeza de cuando en cuando para llegar a un acuerdo.        

El Conflicto Armado y sus negociaciones en La Habana ya han mostrado avances y pre-acuerdos, al menos sobre el papel. Una de las mitades del país votó por esa alternativa, al tiempo que la otra reniega porque, a su modo de ver, “esa paz no es mi paz”. Yo pienso en la paz, como el concepto que ha definido el diccionario de la RAE, entre tantos: Sosiego y buena correspondencia de unas personas con otras, especialmente en las familias, en contraposición a las disensiones, riñas y pleitos.

En lugar de andar peleando por tener la razón y por saber cual es “la paz” que se quiere, opino que debemos declarar la paz que sí podemos dar: la paz de ceder el paso, la paz al medio ambiente no botando basura y guardando el papel en el bolsillo, la paz de no continuar una pelea, la paz de respetar el trabajo del otro. Y esto no es una cuestión de firmar acuerdos; es algo de sentido común que le hace falta, la mayoría de las veces, a los habitantes de este país.

Para hacer la paz indudablemente hay que ceder y ceder sirve, muchas veces, para hacer la vida un poco más soportable.

Epitafio:

Yace el cadáver del libre albedrío colombiano; en su persecución desmedida, prefirió suicidarse cuando supo que no habían más opciones, aparte del sida o el cáncer.

 

T. @ElSepulturero_

 


[1] Lea aquí por qué http://www.palabrassociales.org/index.php/item/372-ya-va-a-empezar-el-mundial-y-aun-no-tengo-el-album#.U6AtgT15OSo

 

Publicado en Artículos
Viernes, 30 Mayo 2014 09:21

Un mejor país

A veces, después del almuerzo, me pongo a caminar por las criptas del cementerio para leer cosas. Los epitafios resultan buenos textos, cargados de una emoción y un sentido que los hace únicos. El desvencijado “Aquí terminan las vanidades del mundo” de la entrada me saluda todos los días; pienso en las tantas cosas que habrán dejado los que ahora son mis inquilinos. Me topo con muertos de todos los estratos; desde presidentes de la república hasta los más humildes desconocidos. Todos aquí, durmiendo bajo la misma loza, con la misma almohada, con el mismo frío.

Leo y pienso en lo mucho que nos llevan de ventaja quienes ya no respiran; ellos no tienen sobre sus hombros el peso de hacer realidad sus sueños. Ya no tienen posibilidad real de hacerlo y, por tanto, ya no son responsables de nada. Ya no son, punto.

No hay muertos; quedan los vivos. Quedamos nosotros, los vivos. Pero sabemos claramente para qué hacernos los vivos: para la trampa, la corruptela, la colada en la fila… Pero también nos hacemos los muertos, así como los perritos que sacan a hacer pipí en el pradito del parque. Cuando hay promoción de medias, regalada de lechona, chocolate gratis, ahí estamos vivos, muy vivos; nos pellizcamos hasta para goterear tinto en un velorio (díganmelo a mí, que me gano el pan entre cajón y cajón). Nos acomodamos a lo que sea para sacar provecho. Pero también nos parece cómodo hacernos los muertos para no hacer lo que nos toca; si nosotros, como colombianos, somos capaces hasta de hacerle el quite a nuestra mamá para no lavar la loza ¿qué nos puede hacer pensar que podemos con una responsabilidad tan grande como la responsabilidad electoral? Ad portas de una segunda vuelta para elegir presidente veo gente que le hace el quite a su responsabilidad, a algo que literalmente está en manos de todos.

Nunca he podido comprender cómo hemos sido tan capaces, históricamente, de pasar de largo nuestras responsabilidades ciudadanas. Viendo las mismas tumbas pienso que tal vez muchos estarían dispuestos a volver a acabar lo que dejaron empezado (algunos quizás ya votaron, uno nunca sabe con tanto difunto que resucita por estas fechas).

No hay una cultura del voto; no solemos asumirnos como ciudadanos, salvo para pedir insulsamente a un estado flaco que ya no da más. Nos hacemos los muertos, mientras los vivos, los más vivos, saben usar hasta el horno crematorio.

Un mejor país no se hace haciéndonos los de la vista gorda; siempre había pensado que necesitábamos un mejor país. Hoy me doy cuenta de lo equivocado que estoy; el país está bien. Lo que necesitamos es mejor gente y, si no, al menos gente que no se haga la muerta cuando la llaman a tomar decisiones.

Epitafio:

Reposan los restos de la Z del zorro.
Fue hallada raptada, coloreada y cruelmente lapidada en el logo de la campaña de alguien que tiene más de vampiro que de zorro.

 

@ElSepulturero_

Publicado en Artículos
Miércoles, 12 Marzo 2014 21:57

Análisis de elecciones congreso 2014

Esta semana en Palabras mass analizamos lo sucedido en los pasados comicios al Congreso en Colombia con: Marcela Escandón Vega, Hernán Cadavid Márquez, Sebastián Gómez y Alberto Diaz 

Publicado en Artículos

Según un censo electoral para las elecciones del día de ayer 32’835.856 Colombianos  mayores de edad estaban habilitadas para votar,

De acuerdo al Boletín número 44 emitido por la Registraduria Nacional del Estado Civil las elecciones dejaron varios quemados: Jose Francisco Herrera Acosta, Felix Valera, Jorge Eduardo Londoño Ulloa, Luis Carlos Avellaneda Tarazona, Piedad del Socorro Zucardi entre otros, pero otros repiten curul un periodo más: 

PARTIDO DE LA U:                               

  • Bernardo Miguel Elías: sobrino de Jorge Ramón Elías Nader, ex senador, ex presidente del Senado, ex gobernador de Córdoba y estuvo preso por el Proceso 8.000. También es primo de Carlos Elías Hoyos, actual alcalde de Sahagún, electo con 16.119 votos. Su prima Carolina Elías Nader está casada con el ex director de la Dian, Néstor Díaz. Elegido con 140.143 votos.

  • German Darío Hoyos: Elegido con 54.999 votos

Partido Cambio Radical 

  • Antonio Del Cristo Guerra: Guerra De la Espriella es hermano de Joselito Guerra de la Espriella, condenado a siete años y medio de prisión por recibir dineros del Cartel de Cali en el Proceso 8.000, primo de Miguel de la Espriella, también condenado por parapolítica a tres años y nueve meses de cárcel; y por último, primo de Víctor Guerra de la Espriella, condenado por favorecer el paramilitarismo en Sucre, quien quedó en libertad al poco tiempo por haber trabajado y estudiado 508 horas. Elegido con  59.637 votos.

  • Juan Carlos Restrepo Escobar: Su esposa es la hija del exsenador Guillermo Gaviria Zapata. Juan Carlos es hijo de Heli Restrepo, ahijado político de César Pérez García, dueño de la Universidad Cooperativa de Colombia, y nieto de Eduardo Escobar y Víctor Restrepo. Elegido con 64.497 votos.

  • Daira de Jesús Galvis Méndez: Galvis llegó al Congreso como reemplazo del senador Luis Alberto Gil, del Movimiento Convergencia Ciudadana, condenado por parapolítica y fue abogada de la empresaria del chance Enilce López alias (la gata) condenada por vínculos con paramilitares. . Elegida con 65.426  votos.

  • Bernabel Celis  Carrillo: Su ex esposa Elvia Hercilia Paéz Gómez fue directora de la Corporación Autónoma Regional para la Defensa de la Meseta de Bucaramanga, el cual hasta el año pasado ocupó por decisión de la Corte Constitucional. Elegido con 63.643 votos.

Partido Alianza Verde

  • Jorge Iván Ospina Gómez: Hermano de Mauricio Ernesto Ospina Gómez, para su cargo comoAlcalde del Valle, busco el aval del partido político Polo Democrático, pero se le fue negado, por lo que decidió crear el movimiento ciudadano Podemos Cali, además tuvo el respaldo Franklin Legro (representante del Polo), Jesús Piñacué (Alianza Social Indígena) y Juan Carlos Martínez (Ex Senador, actualmente condenado por Parapolítica). Elegido con 30.107 votos.

Partido Liberal

  • Arleth Patricia Casado de López: Se casó con el ex senador Juan Manuel López Cabrales, nacido en Montería, Córdoba, Ingeniero Civil y con especialización en Administración Publica. Se desempeñó como Representante a la Cámara en su departamento para los periodos 1986-1990.

El ex senador López en el año 2009, fue condenado a seis años y dos meses de prisión, por nexos con grupos paramilitares, según La Sala Plena de la Corte Constitucional. El delito que se le imputo fue por concierto para delinquir, al firmar el pacto de Santa Fe de Ralito con las Autodefensas Unidas de Colombia para el año 2001. Elegida con 63.517 votos.

  •  Rodrigo Villalba Mosquera: Su hija es Maria Lucia Villalba Gomez Vicecónsul de Colombia en Nueva York. Elegido con 50:666 votos.
  • Eugenio Enrique Prieto: Elegido con 55:407 votos.

Partido Conservador

  • Fernando Eustacio Tamayo: Es hermano de Soledad Tamayo, abogada con especialización en Política Social. Concejala de Bogotá para el periodo 2012-2015 con 20.941 votos, ocupando la mayor votación de su partido.

En el periodo que estuvo Viviane Morales como Fiscal General de la Nación, abrió una preliminar investigación a varios concejales de Bogotá, entre ellos Soledad Tamayo, por peculado por apropiación y por presunto interés indebido en la celebración de contratos durante los años 2008 a 2011 por diferentes entidades distritales, con eventual trascendencia penal, según la Fiscalía.  Elegido con 43.177 votos

  • Olga Lucia Suarez Mira: Es hermana, del ex senador Oscar Suarez Mira, capturado en el año 2001 por “parapolítica”, según la Corte Suprema de Justicia, las investigaciones que se adelantaron en contra de él, fueron por presuntas alianzas con grupos paramilitares, y nexos con “el Alemán” y “don Berna” en las elecciones del año 2006, imputándole el cargo por concierto para delinquir agravado. Sumado a ello,  en Marzo del mismo año, 27 familias desplazadas del Municipio de Bello, dijeron que los intimidaron para votar por Oscar Suarez. Elegida con 70.435 votos.

  • Nora Maria Garcia Burgos: Elegida con 86.047 votos
  •  Myriam Alicia Paredes Aguirre: Elegida con 69.846

Pero la Dinastia continúa y el curul se hereda como es el caso de Andrés Felipe García Zuccardi, hijo de la ex senadora Piedad Zuccardi, detenida por orden de la Corte Suprema. De igual manera la familia Guerra Tulena de Sucré está representada por Julio Miguel Guerra Soto, quien recibe apoyo de su padre el gobernador Julio Guerra Tulena para lograr curul en el senado con el partido Opción Centro.

Siendo escrutado más del 98.40 % de las mesas, los puestos de los partido más votados quedan así: partido de la U con 21 curules al cual pertenece el presidente Juan Manuel Santos; en el segundo lugar el partido Centro democrático del ex presidente Álvaro Uribe Vélez con 19 curules y en el tercer lugar el partido Conservador con 19 curules, le seguiría partido Liberal con 17 curules. Para un total de 14.310.367 Sufragantes; 1.485.567 votos nulos; 842.615 votos no marcados.

foto tomada de: Semana.com

Publicado en Artículos

Este domingo 9 de marzo se llevaran a cabo en el país las elecciones parlamentarias, que definirán la composición tanto del senado de la república como de la cámara de representantes, escenario de importante análisis en la actual coyuntura donde la democracia ha sido un eje nodal en las últimas manifestaciones, el proceso de paz con los grupos insurgentes, entre otras dinámicas que se viven en Colombia.

Es importante empezar reconociendo la existencia de candidaturas alternativas, que se enmarcan en proyectos diferentes de país, particularmente asistiré este domingo a mi correspondiente lugar de votación, pero no siendo esto un objetivo principal de este escrito, me abstendré de decir por quienes o que será mi elección, me resguardare en el supuesto de “el voto es secreto” y abriré la discusión frente al sistema electoral en Colombia.

La situación de antidemocracia en Colombia es un debate que no pasa solo por la cuestión electoral, pero que ineludiblemente hay que tocar, sobre todo en un país donde predomina la abstención electoral y el ejercicio del voto está lleno de anomalías y altercados que parten de desbarajustes institucionales, casos de corrupción, mafias, clientelas, y toda una serie de problemáticas que pueden ser más extensas que “El lobo de Wall Street”.

Se hace necesario avanzar en una verdadera independencia del poder electoral, mejor conocido en Colombia como el Consejo Nacional Electoral, ya que cuestiones como su forma de elección, hacen que sean los partidos los que sean “juez y parte” sobre ellos mismos, sin garantías a las minorías y a la oposición política, esta independencia del órgano se debe lograr con todas las fuerzas vivas del país.

Hace mucho tiempo que no hay una modernización técnica e institucional sobre la Registraduria Nacional de Estado Civil, el Censo electoral y el Consejo Nacional Electoral, modernización necesario para superar algunos vicios fraudulentos que ocurren sobre todo en zonas recónditas del país, y que hace más fácil a las grandes mafias y clientelas apoderarse del poder asegurando votos de manera corrupta, algo tan básico como la implementación del voto electrónico ayudaría un poco a cumplir esta meta.

Son necesarios que en los procesos electorales que se desarrollen en el país, tanto en el marco del actual proceso de paz como en un posible escenario de posconflicto se hagan con veedurías internacionales de procesos alternativos como la CELAC o UNASUR, que también contribuyan a que el fraude sea más difícil.

Para la igualdad de condiciones a la hora de desarrollar el ejercicio político, se debe prohibir la financiación privada de las campañas, esto debe correr por cuenta del estado mediante su órgano autónomo e independiente que represente el poder electoral, también hay que cuestionar la existencia del umbral siendo esto un impedimento para que las minorías participen en las dinámicas electorales.

Es importante participar este fin de semana del proceso, pero es más importante aún cuestionar el régimen electoral actual, que favorece a las elites y excluye a los sectores históricamente marginados, Colombia necesita una transformación de su régimen político, mediante un nuevo pacto social que destruya la antidemocracia promovida por la actual carta política, y promueva la reconciliación nacional, el poder constituyente debe poner en sus mismas condiciones al poder constituido ilegitimo mediante la diversidad política frente al reto de la culminación del conflicto colombiano.

@CristhianUN

Publicado en Artículos
Miércoles, 05 Marzo 2014 22:29

¿Un congreso para la Paz?

El ambiente que se ha generado previo a las elecciones de este domingo nueve de marzo parece indicar que la composición que tendrá el Congreso de la República electo para los próximos cuatro años, poco y nada tendrá de novedoso. El panorama político parece con las cartas tendidas sobre la mesa y, salvo extrañas sorpresas, el santismo a través del Partido de la U y el Liberal tendrá una cómoda mayoría, de casi un tercio del Congreso, que le permitirá mantener la gobernabilidad que necesita.

La “oposición” de la ultraderecha en cabeza de Álvaro Uribe Vélez no lo tiene tan fácil. Con sus “cuadros” prófugos de la justicia, cuando no sometidos a ella, el uribismo recurre como relleno de sus listas a analistas y personas vinculadas a los medios de comunicación, así como alguno que otro gamonal local. Cierto sí es que la campaña presidencial que hizo Uribe para el Congreso, no le va a alcanzar para tener las mayorías a las que le apunta, pues gran parte de sus viejos amigos en la U, el Conservador y hasta Cambio Radical, siguen comiendo la pega de la mermelada.

El Partido Conservador, con una apuesta astuta a la presidencia, en donde se logró conciliar entre santistas y uribistas con una opción que posa de independiente (aunque más uribista no podría ser), pero que representa las banderas del Partido que hace cuatro años llevaba en la misma vía Noemí Sanín, busca al menos mantener sus 22 senadores, aunque el fortalecimiento del Partido Liberal y “la U” a través de Santos, posiblemente disminuyan su caudal electoral.

Los demás partidos de la Unidad Nacional, probablemente se mantengan sin novedades también, como Cambio Radical y Opción Ciudadana (otrora PIN), que entre los dos pueden volver a sumar entre once y doce senadores.

Las cuentas empiezan, de ahí para abajo a complicarse. En medio del más recientemente show mediático, es factible que MIRA reduzca su votación y pase al ras el umbral, lo que le permitiría meter apenas dos senadores. Lo interesante a analizar estará dentro de las alternativas, puesto aunque el Partido Verde oficialmente hace parte de la Unidad Nacional, la reconfiguración del panorama electoral de los sectores alternativos de la política colombiana ha logrado colar varios matices entre los verdes. No obstante, muchos de ellos, restándole al Polo, al menos nominalmente.

De los actuales senadores del Polo Democrático, tan sólo Robledo y Alexander López podrían aspirar de nuevo a una curul por este partido. Iván Moreno, Avellaneda, Camilo Romero, Gloria Ramírez y otros están apoyando candidaturas de la Alianza Verde, salvo el primero quien se vio envuelto en el escándalo de la alcaldía de su hermano en Bogotá. Todo ello puede complicar los cálculos electorales del Polo, en donde sin embargo se han perfilado candidaturas fuertes como la del representante a la Cámara Iván Cepeda y la del dirigente social y agrario Alberto Castilla, entre otros.

En la Alianza Verde hay cosas interesantes. Están por una parte los Progresistas que ya se mencionaban y otros verdes “puros” del antiguo Partido Verde, en el que converge la gente de Peñalosa, de Mockus y de Lucho Garzón, entre algunos otros. Lo interesante allí está en la vinculación también de la Unión Patriótica por medio del gran Carlos Lozano, un defensor de la comunicación pública y luchador incansable por la paz, quien busca en la Alianza Verde llegar al Senado posicionando una idea de paz quizá disonante en la colcha de retazos verde. Entre estos y el Polo pueden sacar seis o siete senadores que, seguramente, sacarán a la Alianza Verde de la Unidad Nacional y podrán consolidar un escenario interesante de oposición parlamentaria.

El reto de todos estos, sin embargo, no está en la supervivencia electoral. Las prácticas clientelistas y politiqueras del juego electoral colombiano no permiten realizar apuestas más ambiciosas para las alternativas. Por ello, no cabe ningún análisis sobre las posibilidades en Cámara de Representantes, escenario aún más restringido al voto de opinión y más ligado a gamonales y terratenientes locales. La reaparición formal (porque nunca despareció) del paramilitarismo pone en evidencia los riesgos del ejercicio político en Colombia, lo cual debe guiar las apuestas de las fuerzas políticas en su conjunto hacia la recomposición de la política nacional en su conjunto.

El Congreso electo el 9 de marzo debe ser para la paz. Difícilmente, el parlamento de la mermelada santista y la motosierra uribista logre serlo. Por ello, es la capacidad de sumar en la construcción de una idea profunda de paz y solución política que confronte la arremetida neoliberal y guerrerista q           ue pueda emerger del “nuevo” Congreso de la República, será crucial para construir, desde el fortalecimiento de la lucha social nuevos referentes unitarios que permitan derrotar la politiquería y el clientelismo y resignificar el ejercicio de la política en Colombia.  

T.  @FernandoVeLu

Publicado en Artículos
Página 2 de 3

Círculo de Amigos