Miércoles, 31 Mayo 2017 13:05

Populismo del siglo XXI

Por: David Saavedra

No ha pasado un sólo día del año 2017 en el que no haya escuchado a los políticos de moda en Colombia hablar de sus radicales posturas ‘antiestablishment’.

Lo hacen con oportunismo acelerado y falso convencimiento, seguros de que tienen la solución para todos los problemas y de que su actuar es completamente divino, profético. Me han tenido en un estado de confusión tal que ya no sé si me encuentro en Colombia o en el antiguo Egipto, y esto último no porque los admire, sino porque los considero una verdadera plaga. El Populismo llegó a nuestro país.

Estos seres excepcionales, impolutos desde el nacimiento, hablan de su impresionante capacidad para exterminar los males de esta noble e ingenua nación, Claudia López por ejemplo, con su ya acostumbrado alarido y respectivo aleteo chilindrino, grita por los pasillos del Congreso de la República, las emisoras y los canales de televisión que se dio cuenta de que en el país hay corrupción, y propone como solución la anticorrupción. Muy profunda la Senadora, casi tan profunda como la otra escandalosa del Capitolio Nacional: Paloma Valencia. Las dos riman en sollozos desesperados por convencerse a sí mismas de lo que dicen.

Para los lectores que han escuchado mucho el término, pero que no han tenido el tiempo suficiente de examinarlo con detenimiento, les cuento que al parecer surgió como resultado de un trabajo académico en la Rusia de 1878 para describir algunos movimientos políticos que pretendían entender las prácticas y hábitos de sus pueblos para luego poder gobernarlos, últimamente el término se ha hecho muy familiar en la política latinoamericana y es entendido peyorativamente como la capacidad que tiene un dirigente para valerse demagógicamente de miles de mentiras y falsas promesas, de elementos que afectan los ciudadanos diariamente, de los insultos al establecimiento y a los adversarios; todo con el fin de atraer a los electores bajo la idea de la indignación, el levantamiento y la movilización del pueblo contra las elites y la instituciones del estado.

¿Les suena por algún lado Robledo? Una noche de este mes de mayo iba por la carrera 30 con calle 75 en la ciudad de Bogotá y observé una inmensa valla que decía: “yo le creo a Robledo”, pues el honorable señor Jorge Robledo es mi otro ejemplo de hoy; aunque estamos cansados de escuchar todos los días el discurso anticapitalista del Senador, me resulta incomprensible que faltando más de 1 año para las presidenciales este defensor de los pobres y de las clases populares  se gaste entre 10 y 30 millones de pesos (que podría usar en causas mucho más plausibles) ordenando instalar una o varias vallas en Bogotá sólo por vanidad.  

¿Es juego sucio adelantarse y pasar por encima de la reglamentación del CNE respecto al uso de propaganda política extemporánea a la contienda que se avecina por la banda presidencial y la Casa de Nariño?, o peor aún, un acto irracional para demostrarse a él mismo que comprando espacios publicitarios en el cielo bogotano la gente le va a creer más, o menos, el hecho de que el Fiscal Néstor Humberto Martínez tiene algo que ver en el caso de Odebrecht. Un total despropósito para un hombre que habla tanto de las desigualdades que existen hoy en el país. Populismo 2.0, ahora en vallas.

A Gustavo Petro hay que dedicarle un post para él solo, pues Petro es al populismo moderno lo que Steve Jobs a la administración moderna. Un padre.

No quisiera extenderme tanto porque sé que los lectores ya saben a dónde llegaríamos con un dirigente experto en la mentira. A veces pienso que esta cuestión del populismo puede ser un ejemplo más del adagio que reza que “el vivo vive del bobo”; dicho que ahora me recuerda lo triste que es vivir en un país absolutamente consciente de sus problemas pero que no hace nada por mejorar, un país que no conoce su propia historia y que no participa, un país que se queja todo el tiempo de sus políticos pero tiene un abstencionismo del 65% en elecciones.

Necesitamos un CIUDADANO TRANSFORMADOR: que todos los días salga de su casa y participe del debate de las ideas, que delibere con su vecino en la tienda, que sepa cuánto cuesta una bolsa de leche, cuánto crecieron las exportaciones, que siempre indague en qué invertirá el Estado el dinero de sus impuestos, aquel héroe cívico que conoce la tasa de hurtos de su ciudad y toma precauciones, que ayuda a sus semejantes, un personaje que guarda en su celular los números del cuadrante de la Policía, que respeta las normas, que nunca grita que odia la política, que estudia su candidato antes de votar y cree en la democracia, que entiende que el hambre, la pobreza, la indigencia, la prostitución, así como la corrupción, no se acaban cuando un populista demagogo se lo grita a través de los medios de comunicación, sino que todos los días sale a la calle, convive y hace de Colombia el país que quiere.  

Sal en la herida: Algunos de los miembros del equipo de un ex Alcalde que tuvo Bogotá se la pasan insultando con vulgaridades a los del equipo del nuevo Alcalde. Estimados: Las grosería no está  contemplada como un recurso que se pueda usar en un debate, no pongan en evidencia su capacidad mental y sean más creativos. 

Twitter: @David_Saavedra_

Publicado en Artículos
Martes, 28 Marzo 2017 10:48

Liderazgo Regional

Por: Juan Carlos Fernández

¿Habla bien de Colombia que la paz o la guerra siga marcando la agenda?

A un año de elecciones del Congreso y a 14 meses de elecciones presidenciales, la sociedad está cansada que se hable de paz o de guerra y se hace necesario comenzar a plantearnos cuáles deben ser los temas que marquen la nueva agenda nacional. Nací en el 89 y desde que tengo memoria, los presidentes se han elegido por defender una u otra bandera. Habla muy mal de nosotros como sociedad no avanzar en temas fundamentales como la economía, corrupción o el manejo de nuestra política exterior.

La agenda de los gobiernos, demuestra para donde va su gente y cuáles son los objetivos a corto, mediano y largo plazo que toda la nación debe luchar para alcanzar. Por ejemplo, a Estados Unidos le preocupa cómo seguir liderando el mundo. Para ello cuenta con una economía sólida, disuasión militar y un cuerpo diplomático como pocos en el sistema internacional. En la otra orilla, vemos a Venezuela, en donde la agenda depende o es definida por los problemas de escasez de alimentos, inflación, inseguridad y la violación de derechos humanos. La agenda en pocas palabras es la foto, el diagnóstico y el camino que los gobiernos toman para que su gente sea más o menos próspera.

El tema de mayor importancia para los colombianos es el trabajo. Y es lo que demandan los más vulnerables en este país. Sin duda alguna, están cansados que los gobernadores y alcaldes los distraigan con un mercado al mes, y tengan que sobrevivir con “ayudas técnicas” como le dice ahora el gobernador de Norte de Santander. En pocas palabras “pan pa´ hoy y hambre mañana”. Este departamento y sus municipios son un claro ejemplo de estas dinámicas que deben ser eliminadas y reemplazadas por proyectos que se ejecuten y generen empleo, asegurando una mejor calidad de vida a la gente.

La corrupción será también, uno de los temas obligados a debatir en las próximas elecciones en Colombia. De acuerdo al contralor general de la República, Edgardo Maya Villazón, el desangre de la corrupción puede llegar a $50 billones al año. La agenda Guerra-paz ha ocultado esta enfermedad que consume la confianza de los ciudadanos en sus instituciones. El problema es tan grande, que tanto privados como servidores públicos, son culpables del pésimo manejo del erario y deben responder por los daños que le han causado a la sociedad.

Ahora bien, la política exterior de nuestro país debe ser un tema fundamental para el próximo gobierno. Tenemos un vecindario complejo, hostil y las dinámicas en varias fronteras requieren de inmediata atención. La invasión al territorio nacional por parte de más de 70 militares venezolanos debe llamar la atención del gobierno nacional. Sólo después de 3 días, fueron obligados por el ejército nacional a abandonar nuestro territorio y a quitar la bandera venezolana que habían instalado en la finca de Edgar Camacho en el departamento de Arauca.

Después de estos hechos, debemos preguntarnos si la actitud del primer mandatario ha sido la ideal con respecto a las relaciones bilaterales con Venezuela. Mi abuela decía, quien entra una vez al patio sin pedir permiso y no se le dice nada, la próxima entrará a la cocina y a los cuartos. Se entiende que Maduro quiere distraer a la opinión pública para ocultar los innumerables problemas internos; sin embargo, existen límites y estos ya han sido cruzados. Es hora que Santos se desmarque y le haga la vida más difícil al dictador vecino.

Finalmente, Si no podemos disuadir a un vecino como Venezuela, a que no nos invada con sus campamentos y su bandera portable. ¿cómo esperamos llegar a liderar la agenda de la región en las próximas décadas? Será en campaña, en donde diferentes candidatos nos muestren sus propuestas, y el camino que debemos tomar para que antes del 2030, Colombia guíe a la región en el largo camino hacia la prosperidad económica y la consolidación de la democracia.

Twitter. @Fernandezjca

Publicado en Artículos
Lunes, 25 Abril 2016 15:19

Elecciones En Perú

keiko Fujimori ganó en Perú las elecciones en la primera vuelta, pero... ¿Es apoyada por su padre?, ¿Cuál es la propuesta real de sus opositores?, muchas son las preguntas que quedan luego de los resultados electorales, y son analizados en una nueva emisión de Palabras Mass por www.radioamigainternacional.com

Publicado en Artículos
Viernes, 14 Agosto 2015 10:50

Elecciones En Palabras - Diego Arango

 

El presidente del Canal Teleamiga y RadioAmiga Internacional, Diego Arango Osorio analizó junto con Mariana Ríos, Jonathan Fortich y Jorge Camargo, la situación que vive actualmente la ciudad de Bogotá.

"Si hay algunas transformaciones, sin embargo la ciudad tiene una gran frustración con gobiernos de izquierda" Diego Arango.

"No se puede ver a Bogotá de manera aislada de lo nacional" Mariana Ríos.

"Podemos hablar de gobiernos de izquierda como Navarro Wolff que fueron buenos, pero los gobiernos de izquierda en Bogotá no lo han sido" Jorge Camargo

"Es muy raro que un ciudadano del común se ocupe de lo publico" Jonathan Fortich

 

Twitter: @palabrasmass

Publicado en Artículos
Jueves, 23 Abril 2015 22:13

Elecciones En Palabras - David Luna

 

PalabrasMass

En  el recorrido con los precandidatos y candidatos a las alcaldías en el país. En ésta ocasión con David Luna, quien cree en la paz 100% y cree que Bogotá merece un buen gobierno, fue lo que dijo David Luna en entrevista al programa PalabrasMass por Radioamiga Internacional

 

 

 

Twitter: @palabrasmass

 

 

 

 

 

Publicado en Artículos
Martes, 24 Junio 2014 09:41

Análisis Elecciones

 

El pasado Martes 17 de junio en Palabras Mass nos acompañaron, Diana Silva, Lorena Castañeda, Fernando Vega y Álvaro Forero para analizar los resultados electorales en segunda vuelta, donde quedó elegido para el segundo mandato el Presidente Juan Manuel Santos.

@DePacotilla: “La sociedad colombiana se polarizó frente a la posibilidad de avanzar en el camino de la paz, aunque el camino es bastante incierto”

@Lore_Castaneda: “Estas elecciones dejaron un sin sabor los colombianos le dieron una oportunidad al Presidente Santos, pero no vi unos Colombianos felices votando, tenemos una esperanza bastante reducida”

@dcarosilva: “Santos Logró que le creyeran su asunto paz vs guerra, porque en el balance de su primer gobierno y sus locomotoras, se raja”

@FernandoVeLu: “No fue una campaña rica en debate,   es un falso debate la Paz de Santos, cuáles son los gestos de paz de Santos, cuando habló en su discurso de aumento de Fuerzas Militares, militarización de la ciudades”

 

Publicado en Artículos
Miércoles, 18 Junio 2014 22:09

Para hacer la paz.

Esta resaca electoral no deja un panorama feo, pero fácil de comprender: el país está polarizado. Como lo había explicado en mi primera entrega, somos un electorado de hinchas y no de votantes[1], lo cual hace que nuestras prácticas democráticas dejen más sabor a circo que a algo sobrio. Se puede ver en las redes sociales cómo los derrotados en los pasados comicios siguen reticentes a la idea de haber perdido, aún cuando los jefes de sus toldas ya aceptaron la derrota.

Estamos en medio de dardos cruzados; digo estamos, porque somos muchos los que no sabemos qué hacer y a quién hay que apoyar; los que no sabemos si volvernos fanáticos de uno o de otro bando. Nos limitamos simplemente a observar cómo, paradójicamente, todos los que quieren la paz no la practican entre ellos mismos. Unos dicen: 

-Es que su candidato ganó, porque se fue con la izquierda castro-chavista del país, uniéndose a los mamerto-comunistas de esos grupos. Terroristas. La paz con los terroristas no es mi paz.        

Los otros no se quedan callados y responden enervados:

-Acá queremos es la paz, no queremos la godarria en el poder. Su argumento guerrerista no es válido.Pequeñoburgués, guerrerista, parami…

… y así se la pasan mis paisanos, en este rifi-rafe desde la oficina, la clase o la casa.

Que esto pase no es nuevo. De hecho pasa todo el tiempo y ha pasado toda la vida con los colombianos. Por tanto, se hace aquí evidente uno de los grandes problemas que el colombiano promedio deja ver en sus prácticas cotidianas: siempre quiere tener la razón, no importa cómo ni por qué.

El colombiano odia que se le cuestione lo que dice, le causa un escozor inmenso. Quiere siempre tener la última palabra, por más errado que esté y así se haya dado cuenta de ello; quiere que se haga siempre lo que él diga y el que se niegue, automáticamente es su rival. Veo esto y me siento como en la época de las cruzadas, cuando los Cruzados se enfrentaban cruelmente contra los Sarracenos de Saladino (y ni siquiera, porque el monarca de los Sarracenos era venerable por respetar la vida de sus rivales, aun cuando ya los hubiese derrotado).

Por ganar la batalla de la opinión, se ha vuelto válido que se lancen acusaciones insulsas, llenas de falacias poco medidas, ofensivas a más no poder. Tal parece que se nos ha enseñado no sólo a pelear, sino a buscar sumir al rival en la peor de las ignominias y los desprestigios… y todo por tener la razón, por negarse a agachar la cabeza de cuando en cuando para llegar a un acuerdo.        

El Conflicto Armado y sus negociaciones en La Habana ya han mostrado avances y pre-acuerdos, al menos sobre el papel. Una de las mitades del país votó por esa alternativa, al tiempo que la otra reniega porque, a su modo de ver, “esa paz no es mi paz”. Yo pienso en la paz, como el concepto que ha definido el diccionario de la RAE, entre tantos: Sosiego y buena correspondencia de unas personas con otras, especialmente en las familias, en contraposición a las disensiones, riñas y pleitos.

En lugar de andar peleando por tener la razón y por saber cual es “la paz” que se quiere, opino que debemos declarar la paz que sí podemos dar: la paz de ceder el paso, la paz al medio ambiente no botando basura y guardando el papel en el bolsillo, la paz de no continuar una pelea, la paz de respetar el trabajo del otro. Y esto no es una cuestión de firmar acuerdos; es algo de sentido común que le hace falta, la mayoría de las veces, a los habitantes de este país.

Para hacer la paz indudablemente hay que ceder y ceder sirve, muchas veces, para hacer la vida un poco más soportable.

Epitafio:

Yace el cadáver del libre albedrío colombiano; en su persecución desmedida, prefirió suicidarse cuando supo que no habían más opciones, aparte del sida o el cáncer.

 

T. @ElSepulturero_

 


[1] Lea aquí por qué http://www.palabrassociales.org/index.php/item/372-ya-va-a-empezar-el-mundial-y-aun-no-tengo-el-album#.U6AtgT15OSo

 

Publicado en Artículos
Viernes, 30 Mayo 2014 09:21

Un mejor país

A veces, después del almuerzo, me pongo a caminar por las criptas del cementerio para leer cosas. Los epitafios resultan buenos textos, cargados de una emoción y un sentido que los hace únicos. El desvencijado “Aquí terminan las vanidades del mundo” de la entrada me saluda todos los días; pienso en las tantas cosas que habrán dejado los que ahora son mis inquilinos. Me topo con muertos de todos los estratos; desde presidentes de la república hasta los más humildes desconocidos. Todos aquí, durmiendo bajo la misma loza, con la misma almohada, con el mismo frío.

Leo y pienso en lo mucho que nos llevan de ventaja quienes ya no respiran; ellos no tienen sobre sus hombros el peso de hacer realidad sus sueños. Ya no tienen posibilidad real de hacerlo y, por tanto, ya no son responsables de nada. Ya no son, punto.

No hay muertos; quedan los vivos. Quedamos nosotros, los vivos. Pero sabemos claramente para qué hacernos los vivos: para la trampa, la corruptela, la colada en la fila… Pero también nos hacemos los muertos, así como los perritos que sacan a hacer pipí en el pradito del parque. Cuando hay promoción de medias, regalada de lechona, chocolate gratis, ahí estamos vivos, muy vivos; nos pellizcamos hasta para goterear tinto en un velorio (díganmelo a mí, que me gano el pan entre cajón y cajón). Nos acomodamos a lo que sea para sacar provecho. Pero también nos parece cómodo hacernos los muertos para no hacer lo que nos toca; si nosotros, como colombianos, somos capaces hasta de hacerle el quite a nuestra mamá para no lavar la loza ¿qué nos puede hacer pensar que podemos con una responsabilidad tan grande como la responsabilidad electoral? Ad portas de una segunda vuelta para elegir presidente veo gente que le hace el quite a su responsabilidad, a algo que literalmente está en manos de todos.

Nunca he podido comprender cómo hemos sido tan capaces, históricamente, de pasar de largo nuestras responsabilidades ciudadanas. Viendo las mismas tumbas pienso que tal vez muchos estarían dispuestos a volver a acabar lo que dejaron empezado (algunos quizás ya votaron, uno nunca sabe con tanto difunto que resucita por estas fechas).

No hay una cultura del voto; no solemos asumirnos como ciudadanos, salvo para pedir insulsamente a un estado flaco que ya no da más. Nos hacemos los muertos, mientras los vivos, los más vivos, saben usar hasta el horno crematorio.

Un mejor país no se hace haciéndonos los de la vista gorda; siempre había pensado que necesitábamos un mejor país. Hoy me doy cuenta de lo equivocado que estoy; el país está bien. Lo que necesitamos es mejor gente y, si no, al menos gente que no se haga la muerta cuando la llaman a tomar decisiones.

Epitafio:

Reposan los restos de la Z del zorro.
Fue hallada raptada, coloreada y cruelmente lapidada en el logo de la campaña de alguien que tiene más de vampiro que de zorro.

 

@ElSepulturero_

Publicado en Artículos
Miércoles, 12 Marzo 2014 21:57

Análisis de elecciones congreso 2014

Esta semana en Palabras mass analizamos lo sucedido en los pasados comicios al Congreso en Colombia con: Marcela Escandón Vega, Hernán Cadavid Márquez, Sebastián Gómez y Alberto Diaz 

Publicado en Artículos

Según un censo electoral para las elecciones del día de ayer 32’835.856 Colombianos  mayores de edad estaban habilitadas para votar,

De acuerdo al Boletín número 44 emitido por la Registraduria Nacional del Estado Civil las elecciones dejaron varios quemados: Jose Francisco Herrera Acosta, Felix Valera, Jorge Eduardo Londoño Ulloa, Luis Carlos Avellaneda Tarazona, Piedad del Socorro Zucardi entre otros, pero otros repiten curul un periodo más: 

PARTIDO DE LA U:                               

  • Bernardo Miguel Elías: sobrino de Jorge Ramón Elías Nader, ex senador, ex presidente del Senado, ex gobernador de Córdoba y estuvo preso por el Proceso 8.000. También es primo de Carlos Elías Hoyos, actual alcalde de Sahagún, electo con 16.119 votos. Su prima Carolina Elías Nader está casada con el ex director de la Dian, Néstor Díaz. Elegido con 140.143 votos.

  • German Darío Hoyos: Elegido con 54.999 votos

Partido Cambio Radical 

  • Antonio Del Cristo Guerra: Guerra De la Espriella es hermano de Joselito Guerra de la Espriella, condenado a siete años y medio de prisión por recibir dineros del Cartel de Cali en el Proceso 8.000, primo de Miguel de la Espriella, también condenado por parapolítica a tres años y nueve meses de cárcel; y por último, primo de Víctor Guerra de la Espriella, condenado por favorecer el paramilitarismo en Sucre, quien quedó en libertad al poco tiempo por haber trabajado y estudiado 508 horas. Elegido con  59.637 votos.

  • Juan Carlos Restrepo Escobar: Su esposa es la hija del exsenador Guillermo Gaviria Zapata. Juan Carlos es hijo de Heli Restrepo, ahijado político de César Pérez García, dueño de la Universidad Cooperativa de Colombia, y nieto de Eduardo Escobar y Víctor Restrepo. Elegido con 64.497 votos.

  • Daira de Jesús Galvis Méndez: Galvis llegó al Congreso como reemplazo del senador Luis Alberto Gil, del Movimiento Convergencia Ciudadana, condenado por parapolítica y fue abogada de la empresaria del chance Enilce López alias (la gata) condenada por vínculos con paramilitares. . Elegida con 65.426  votos.

  • Bernabel Celis  Carrillo: Su ex esposa Elvia Hercilia Paéz Gómez fue directora de la Corporación Autónoma Regional para la Defensa de la Meseta de Bucaramanga, el cual hasta el año pasado ocupó por decisión de la Corte Constitucional. Elegido con 63.643 votos.

Partido Alianza Verde

  • Jorge Iván Ospina Gómez: Hermano de Mauricio Ernesto Ospina Gómez, para su cargo comoAlcalde del Valle, busco el aval del partido político Polo Democrático, pero se le fue negado, por lo que decidió crear el movimiento ciudadano Podemos Cali, además tuvo el respaldo Franklin Legro (representante del Polo), Jesús Piñacué (Alianza Social Indígena) y Juan Carlos Martínez (Ex Senador, actualmente condenado por Parapolítica). Elegido con 30.107 votos.

Partido Liberal

  • Arleth Patricia Casado de López: Se casó con el ex senador Juan Manuel López Cabrales, nacido en Montería, Córdoba, Ingeniero Civil y con especialización en Administración Publica. Se desempeñó como Representante a la Cámara en su departamento para los periodos 1986-1990.

El ex senador López en el año 2009, fue condenado a seis años y dos meses de prisión, por nexos con grupos paramilitares, según La Sala Plena de la Corte Constitucional. El delito que se le imputo fue por concierto para delinquir, al firmar el pacto de Santa Fe de Ralito con las Autodefensas Unidas de Colombia para el año 2001. Elegida con 63.517 votos.

  •  Rodrigo Villalba Mosquera: Su hija es Maria Lucia Villalba Gomez Vicecónsul de Colombia en Nueva York. Elegido con 50:666 votos.
  • Eugenio Enrique Prieto: Elegido con 55:407 votos.

Partido Conservador

  • Fernando Eustacio Tamayo: Es hermano de Soledad Tamayo, abogada con especialización en Política Social. Concejala de Bogotá para el periodo 2012-2015 con 20.941 votos, ocupando la mayor votación de su partido.

En el periodo que estuvo Viviane Morales como Fiscal General de la Nación, abrió una preliminar investigación a varios concejales de Bogotá, entre ellos Soledad Tamayo, por peculado por apropiación y por presunto interés indebido en la celebración de contratos durante los años 2008 a 2011 por diferentes entidades distritales, con eventual trascendencia penal, según la Fiscalía.  Elegido con 43.177 votos

  • Olga Lucia Suarez Mira: Es hermana, del ex senador Oscar Suarez Mira, capturado en el año 2001 por “parapolítica”, según la Corte Suprema de Justicia, las investigaciones que se adelantaron en contra de él, fueron por presuntas alianzas con grupos paramilitares, y nexos con “el Alemán” y “don Berna” en las elecciones del año 2006, imputándole el cargo por concierto para delinquir agravado. Sumado a ello,  en Marzo del mismo año, 27 familias desplazadas del Municipio de Bello, dijeron que los intimidaron para votar por Oscar Suarez. Elegida con 70.435 votos.

  • Nora Maria Garcia Burgos: Elegida con 86.047 votos
  •  Myriam Alicia Paredes Aguirre: Elegida con 69.846

Pero la Dinastia continúa y el curul se hereda como es el caso de Andrés Felipe García Zuccardi, hijo de la ex senadora Piedad Zuccardi, detenida por orden de la Corte Suprema. De igual manera la familia Guerra Tulena de Sucré está representada por Julio Miguel Guerra Soto, quien recibe apoyo de su padre el gobernador Julio Guerra Tulena para lograr curul en el senado con el partido Opción Centro.

Siendo escrutado más del 98.40 % de las mesas, los puestos de los partido más votados quedan así: partido de la U con 21 curules al cual pertenece el presidente Juan Manuel Santos; en el segundo lugar el partido Centro democrático del ex presidente Álvaro Uribe Vélez con 19 curules y en el tercer lugar el partido Conservador con 19 curules, le seguiría partido Liberal con 17 curules. Para un total de 14.310.367 Sufragantes; 1.485.567 votos nulos; 842.615 votos no marcados.

foto tomada de: Semana.com

Publicado en Artículos
Página 1 de 2

Círculo de Amigos