Domingo, 26 Enero 2020

Lorent sale... de Colombia

Written by
Rate this item
(0 votes)

 

Sí, Lorent Saleh fue expulsado del país y ahora está a la merced del régimen que lo perseguía y al que se oponía. Todo gracias a su torpe proceder en Colombia. 

Desconocimiento de la normativa Colombiana e Internacional, confianza o terquedad? No sabemos. Lo cierto aquí es que el líder opositor venezolano fue capturado de forma abrupta y abusiva, y en tiempo récord estaba en el puente internacional Simon Bolívar, siendo entregado al Servicio Bolivariano de Inteligencia -SEBIN- del vecino país. 

Muchos interrogantes, pocas respuestas. A todas luces acá no sólo Juan Manuel Santos y Ángela Holguín sé congraciaron con el gobierno de Maduro agilizando la captura, expulsión y lo más grave, entregando a este joven a un régimen que no le ofrece garantías, sino que también existían motivos de peso para restringir al joven y que no siguiera violentando las Leyes Colombianas.


En ese sentido, sale a colación el status de turista bajo el cual se encontraba el joven en Colombia, pues resulta curioso que una persona promotora de los Derechos Humanos y miembro de la oposición al régimen de Maduro, no solicite Asilo político en Colombia o cualquier otro país donde se encuentre. Así mismo, es de resaltar las actividades que Saleh realizaba en Colombia, moviéndose entre la delegada línea de la ilegalidad, haciendo campañas y proselitismo político en calidad de extranjero, lo cual es un delito, o valiéndose de sus contactos para ser estudiante de la escuela de Guerra con documentos falsos, ya que en calidad de turista y con sólo 90 días de permiso para permanecer en el país, tampoco podía realizar dicho curso.


En las alocuciones de los simpatizantes y detractores de Saleh, sólo hay discursos viscerales que parten de la pasión, basando sus argumentos en la amistad y cercanía, o en el disgusto que les generaba por su ideología, nada de fondo, y muchas interpretaciones y opiniones amañadas. Pero vale la pena cuestionarse qué hay detrás de Lorent Saleh?

Lo grave aquí es que no se está debatiendo lo importante, debido a que no se puede extrapolar el caso de Saleh a la oposición del régimen Venezolano, ya que este sí hace parte de la oposición pero no los representa en su totalidad y mucho menos en su modus operandi, pero pese a los delitos en los cuales incurrió Saleh, o la amenaza nacional que este representaba, no debió ser expulsado y entregado a la SEBIN de Venezuela, puesto que nosotros como Estado tenemos la soberanía y la autonomía de capturar y acusarlo en nuestro territorio, la autodeterminación de los pueblos señores.

 
Entonces, lo reprochable acá no es la detención, sino la acción de entregar a Lorent en manos de un régimen que de lejos no respeta los derechos de la oposición, sino que por el contrario los persigue y los silencia. Por otra parte, si se encontraba a 30 horas de tener que abandonar el territorio por cumplir el límite de tiempo para su estadía en el país, pudo ser notificado y él como cualquier otro ciudadano del mundo tenía la facultad de decidir su próximo destino.


Por tanto, el caso de Saleh deja un sin sabor, pues si bien el Estado Colombiano debió actuar frente a los delitos cometidos por el joven porque era inminente hacer valer el imperio de la Ley, el proceder de la autoridad y el manejo mediático que se le ha otorgado al caso, conlleva a pensar en una persecución política gracias a su cercanía con Uribe, neonazis y grupos de ultra derecha.

@jorgescamargo

 

Read 1886 times
Jorge Camargo

Politólogo en formación de la Universidad Javeriana con énfasis en gestión pública. Estudiante de la Maestría en Relaciones Internaciones opción posgrado, universidad Javeriana.

www.facebook.com/camargo.jorge

Palabras Sociales - www.palabrassociales.org