Miércoles, 11 Diciembre 2019

Al perro no lo capan dos veces

Written by
Rate this item
(0 votes)

Hay dos clases de políticos, los que tienen y los que no tienen convicción.


Los primeros hacen política porque creen en unas ideas y en un rumbo especifico que debe tomar la sociedad a la que sirven, esos quieren llegar al poder para trabajar por lo que consideran que es mejor para el pueblo al que representan; ¡cómo necesitamos este tipo de personas en nuestras democracias latinoamericanas!

Los segundos no han entendido que quien hace política, en principio, tiene la noble vocación de servir a otros. Los pertenecientes a este amplio grupo decidieron que la política se hace para tener poder sobre los demás, con la única intención de utilizar su posición para beneficio propio, aquí es donde ustedes dicen: “Qué novedad”.


Ya sé, no acabo de hacer el gran descubrimiento, lo que pasa es que quiero quedar con mi consciencia tranquila y dejar por escrito algo que lleva rondando mi cabeza hace algunas semanas para después, espero, no tener que decir “Se los advertí”.


Estamos a 6 meses de definir el rumbo del país del Sagrado Corazón en las urnas, cada uno votará por quien crea que representa mejor su visión de país e interpreta mejor sus necesidades, es por eso que quiero advertir que según su trayectoria, Germán Vargas Lleras pertenece al segundo grupo, y lo ha demostrado en varias ocasiones durante su vida pública.

Al perro no lo capan dos veces, y a quienes votamos por Juan Manuel Santos ya nos “caparon” la primera, por eso quiero hacer un recuento de las cuidadosas y bien calculadas maromas que ha realizado este personaje durante los últimos años:



1. La del Mico: No soltar una rama sin tener la otra entre sus manos:


Primer periodo del presidente Uribe: este personaje, que en temas de “micos” es un experto, se mostraba como uno de los grandes simpatizantes del Gobierno, cuando éste alcanzaba los más altos niveles de popularidad por resultados nunca antes logrados por un gobierno colombiano en temas como la seguridad, el crecimiento económico, el aumento de la inversión extranjera, la confianza ciudadana, entre otros.

En el segundo periodo del gobierno Uribe, nuestro astuto jugador suelta la rama de la que estaba agarrado y decide colgarse de otro palo, en medio de un turbulento y fracasado intento por sacar adelante la segunda reelección.

Este nuevo árbol al que se trepó lo dejaba vislumbrar un espacio en las presidenciales de 2010 y al comienzo de la campaña –recuerdo– se mostró como un duro crítico del gobierno Uribe y, por ende, de la campaña de Juan Manuel Santos; en segunda vuelta se une a su aliado natural, no solo por que era el más cercano en pensamiento ideológico, sino porque como demostrarían más adelante son fieles intérpretes de la frase: árbol que más sombra dé...

Después del triunfo de Juan Manuel Santos, recibió con gran gusto el llamado del vencedor a “La Unidad Nacional”, tienda en la que se reúnen los partidos que aceptaron la generosa invitación del presidente Santos a analizar la situación del país, mientras comen galletas con mermelada, que, por cierto, han tenido mucha acogida entre congresistas, medios de comunicación y vecinos del sector, pues dicen que su textura es espesa, hay de diferentes sabores, siempre hay para todos, y es realmente adictiva por su delicioso sabor, eso sí, cuentan las malas lenguas que se les esta yendo la mano en el precio de la mermelada de mora.

2. El que come callado, come dos veces:


Como buen experto en “micos” el señor Vargas Lleras fue el principal cerebro del bochornoso y conocido intento de reforma a la justicia, reforma radicada por él en el 2011 para ser aprobada por ambas cámaras en el honorable Congreso de la República. De su parte no oímos muchas explicaciones, pues según declaraciones publicadas por Caracol Radio el 25 de junio de 2012, “el proyecto original que él radicó no tenía nada que ver con las cosas que fueron aprobadas”.

3. Es mejor decir aquí corrí que aquí morí:

De Ministro del Interior y Justicia a Ministro de Vivienda. Dado que su primer salto de rama a rama no lo dejó alcanzar la Presidencia, se lanza del árbol del Ministerio del Interior y Justicia, en el que había sobrepoblación de micos para treparse, al del Ministerio de Vivienda, el cual tenía una copa alta y frondosa en la que otra vez podía ver el camino hacia a la presidencia del cual se extravió con anterioridad.

En este nuevo árbol se convierte en la cabeza visible del proceso de inauguración de las 100.000. viviendas gratuitas del Gobierno Nacional, porque el que no muestra no vende, para que a todos lo beneficiarios les quede claro que si no va Juan Ma, porque le toca atender la tienda de la Unidad Nacional, el man es Germán.

3. El que come callado come dos veces:

Desde el árbol del Ministerio de Vivienda este intrépido personaje empieza de nuevo a vislumbrar muy a lo lejos el camino hacia la Presidencia de la República, este se hace cada vez más corto, y el man-Germán calcula que si no se lanza rápido se le va a hacer tarde para alcanzar su meta y así decide volver a implementar la práctica que ya con tanta facilidad maneja. Se lanza del árbol del Ministerio de Vivienda para treparse al de la Fundación “Buen Gobierno”, cuyo nombre -estoy a punto de creer- fue elegido con gran y admirable capacidad para manipular el sarcasmo. Desde allí intenta estar atento a una posible renuncia a la reelección por parte de su compañero de juegos y espectáculos, Juan Manuel Santos, para lanzarse otra vez y lograr llegar al árbol más alto y frondoso, para así, pasar de “mico” a “Rey de la Selva”.


En cuanto al proceso de la Habana, el man-Germán, no ha mostrado posiciones muy claras pues, a ojo de buen calculador, es mejor no tomar posición ya que muy posiblemente se le chamusca el pelaje, arruinando así el camino que con tanto esfuerzo ha trazado para alcanzar sus sueños: poder fumar adentro del recinto en donde se reúnen los padres de la Patria sin que nadie más lo pueda hacer y que le regalen un megáfono para dar órdenes con tono y potencia suficientes para que todos los micos de la selva lo puedan oír.

Bueno, ya descanso un poquito dejando esta preocupación por escrito, ya saben que al perro no lo capan dos veces y a nosotros ya nos caparon la primera y si por alguna razón, el Presidente Juan Ma se digna a atender las encuestas, en las que más de la mitad de los Colombianos le decimos que no sirvió, y cree que el man es Germán ahí les dejo, porque “vaca ladrona no olvida portillo”.

@DMejiaGiraldo



Read 2721 times
Daniela Mejía

Profesional en Gobierno y Relaciones Internacionales de la universidad Externado de Colombia, nacida en Manizales. Vinculada desde octubre de 2013 a la campaña del Uribe Centro Democrático. Creo firmemente en Dios. Creo en el libre mercado, en la democracia y el Estado de Derecho, creo en nuestras Fuerzas Armadas y en la importancia del fortalecimiento de las instituciones. Creo en el liderazgo y la visión de país del ex Presidente Uribe. 

 

www.facebook.com/daniela.mejia.129142?fref=ts

Palabras Sociales - www.palabrassociales.org