Viernes, 28 Febrero 2020

prueba.jpg

La hipocresía para el país

Written by
Rate this item
(0 votes)

El paro está totalmente justificado. El Gobierno se comprometió con ciertos gremios y no les está cumpliendo a todos. Los compromisos y las cifras se pueden encontrar en internet y los resume Aurelio Suárez en la columna publicada en El Tiempo (http://www.eltiempo.com/opinion/columnistas/aureliosurezmontoya/ARTICULO-WEB-NEW_NOTA_INTERIOR-12926383.html), que invito a leer.

 

La verdad es que cualquiera estaría furioso si le incumplen un acuerdo, más si en éste está implícito nuestro sustento, nuestro negocio y las condiciones mínimas de supervivencia. Eso pasa con la mayoría de agricultores, sus negocios no están siendo rentables (en parte por las prebendas entregadas a los importadores) y el Gobierno trató de calmarlos con subsidios. El problema es que no hay dinero para tanta gente y, por lo tanto, es imposible cumplir, problema que se agrava porque los agricultores tampoco tienen muchas ganas de pelear por políticas de fondo, pues hace meses cesaron el paro cuando el Gobierno ofreció subsidios mas no soluciones de fondo.

 

Es evidente que el Gobierno actuó a la ligera e intentó calmar a los gremios con dinero, pero el dinero se acaba muy rápido, tanto que ya no le alcanza a los cafeteros, cebolleros, muleros, etc., personas que hace unas décadas derrochaban –palabra muy uribista por estos días– pensando que nunca llegarían las vacas flacas. 

 

A pesar de que el paro esté justificado, y es claro que el Gobierno se apresuró en ofrecer tanto subsidio, este escrito no tiene como fin decir lo que muy acuciosamente han dicho personas como Aurelio Suárez, quienes nos ilustran con las cifras del descontento, de quienes sí tienen razón para parar.

 

Es que estoy seguro que quienes tienen las razones para parar no son los mismos que andan armando y botando papas bomba por ahí, tampoco son los mismos que dañan los vidrios de los carros y dicen que quieren que Uribe vuelva. Esto solo le está quitando fuerza al paro, pues si algo es claro en esta huelga es que el Gobierno Santos no va a negociar con políticos que quieren aprovecharse del hambre de la gente.

Esto es pura y dura politiquería. La ultra derecha está abusando de la falta de memoria de las personas y está culpando al gobierno de turno por el resultado de políticas que vienen de hace dos décadas y que se incrementaron durante el Gobierno Uribe por el afán de éste en llegar a acuerdos comerciales internacionales sin prever las consecuencias económicas al interior del país.

Adicionalmente, la hipocresía de la extrema derecha llega hasta tal punto que hace unas semanas decían que los subsidios eran solo “derroche” y ahora pelean para que sean pagados. Alientan a la gente a sublevarse contra las fuerzas legítimas del país, a las mismas que constantemente contactan para que éstas se subleven contra el Gobierno Santos.

Le insisten en pelear al pueblo por los abusos de la fuerza pública (que muy seguramente se dan) mientras su candidato a la presidencia acabaría con todos los manifestantes con una pistola eléctrica, personalmente. En serio, ¡tenemos tan poca memoria?

Las cosas serían diferentes si detrás de quienes protestan no estuviera alguien dirigiéndolos y motivándolos por los motivos equivocados, más si quienes motivan ahora reprochaban con anterioridad. Pareciera que para algunos la lógica va hasta donde ésta se encuentra con el poder y al poder las arengas no les basta, hay que recurrir a la violencia.

Espero que, más temprano que tarde, los gremios se hagan los de los oídos sordos a las palabras de los necios que los quieren manipular, para que así puedan negociar con el Gobierno en mejores condiciones: sin trancar vías, sin romper vidrios y explotar bombas; sin la presión de la mentira y la hipocresía destruyendo sus ideas y bombardeando sus derechos.

 

Añadidura:

-Siento algo de hipocresía de parte de la izquierda, quienes no reprueban el apoyo malintencionado de la ultraderecha, que fue parte del problema, y ahora, ven esto como una opción de conseguir votos para que Pacho Santos se mude a la Casa de Nariño.

-Hace unos días se cumplió un año más del asesinato de Luis Carlos Galán. De las cosas que más me duele de su muerte es que personas como Roy Barreras y Juan Lozano lo invoquen cada vez que politiquean por ahí. Según ellos, las ideas de Galán siguen vivas en ellos. Si Galán era tan bueno, su espíritu debe tener tanta ira que ni leyendo los poemas de Barreras se calmaría.

Read 3406 times
Javier Prieto Tristancho

Abogado de profesión especializándome en temas urbanos. Nacido en Sogamoso (Boyacá) y residente de la Atenas sudamericana. Amante de la política y crítico de la politiquería. Lector de ratos libres y escritor de todos los días. Aspiro ayudar a cambiar la clase política colombiana, de no ser posible espero poder vivir de la literatura o de ser director técnico de fútbol.

Palabras Sociales - www.palabrassociales.org

Bogotá - Colombia Cel: (57) 3105601719