Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /home/palabras/public_html/libraries/cms/application/cms.php on line 470
Ya huele a elecciones en Bogotá
Jueves, 22 Octubre 2020

 

 


Warning: "continue" targeting switch is equivalent to "break". Did you mean to use "continue 2"? in /home/palabras/public_html/plugins/system/helix3/core/classes/menu.php on line 89

Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /home/palabras/public_html/components/com_k2/models/item.php on line 763

Warning: file_get_contents(http://graph.facebook.com/?ids=http://palabrassociales.org/index.php/articulos/item/217-ya-huele-a-elecciones-en-bogotá): failed to open stream: HTTP request failed! HTTP/1.1 400 Bad Request in /home/palabras/public_html/plugins/content/bt_socialshare/bt_socialshare.php on line 895

Ya huele a elecciones en Bogotá

Written by
Rate this item
(0 votes)

Ya huele a elecciones en Bogotá. No es precisamente el olor a lechona y tamal, sino que es ese tufillo que emanan las calles cuando piden a gritos que los ciudadanos tomen una buena decisión. Ya huele a elecciones en Bogotá y una vez más, a la mayoría de personas, no le parece relevante. Somos pocos los que percibimos el olor a sufragio y somos cada vez menos los que después de cada elección lo seguimos apreciando.

Bueno, claro que algunos aprecian el voto de una forma distinta. Por ejemplo, los politiqueros lo aprecian porque le ponen un valor y se lo compran a quienes están dispuestos a vender lo que sea (el futuro y el erario). Esa clase de gente sigue apreciando el voto y, desgraciadamente, cada vez son más las personas que lo aprecian de esta forma. Los que cada vez somos menos somos los que reconocemos y estimamos el mérito del voto. (Acepciones de “Apreciar” http://lema.rae.es/drae/?val=apreciar)

Sin embargo, esta vez huele a sufragio de una forma distinta, el aroma es significativamente nuevo para todos nosotros, pues por primera vez vamos a votar una revocatoria del mandato. Bueno eso sí, si los recursos para los que está trabajando toda la Administración bogotana no surten efecto, al fin y al cabo la Registraduría le dio el doble de tiempo a Petro para defenderse, o ¿es coincidencia que se hayan avalado las firmas justo antes de un puente? Cada uno sacará sus conclusiones.

Una amiga me sugirió que hablara sobre este tema y específicamente que planteara si se debe salir o no a votar, un tema difícil de abordar en estos días de eliminatorias al mundial. Sin embargo, a pesar de que amo y adoro el fútbol, puedo decir que respiro política y me arriesgaré a darles mis argumentos sobre el tema.

Primero que todo, para quien no conoce mi opinión sobre la iniciativa del H.R. Miguel Gómez, en mi blog expuse –espero que con suficiencia– por qué yo no firmé la solicitud, aún cuando no estoy de acuerdo con la mayoría de programas y políticas del alcalde y, se podría decir, mi postura frente al señor Petro es de oposición.

A pesar de que ya había escrito sobre el tema, me parece importante volver a decir que la intención constitucional y legal de la revocatoria es que sea usada cuando el gobernante no está cumpliendo con lo propuesto en campaña y, por lo tanto, lo que planteó en su Plan de Gobierno.

Sobre ese escenario creería que los motivos de la iniciativa no son los adecuados, pues la propuesta es realizada por un grupo de personas que no están de acuerdo con lo que el alcalde está ejecutando, pero que en realidad fue lo que propuso en campaña y debió radicar en su Plan de Gobierno (siendo sincero estudié las propuestas de campaña, pero no he revisado el Plan de Gobierno). Es decir, por algunas de las personas que perdieron las elecciones.

Ahora bien, la iniciativa ya cumplió su objetivo y es hora de elegir si vamos a votar o no. Si alguien es petrista, progresista o contratista seguramente no votará; pero si alguien es todo lo contrario seguramente está pensando en ir a votar, eso sí, si ese día no programan un asado familiar, un partido de Fútbol 5 con los amigos, amanecen con guayabo o, simplemente, les da pereza.

Bueno, para quienes votan con pereza o sin ella, con guayabo o sin él, les diré que estoy seguro de que no dejaré de hacerlo esta vez. Por más que no estuve de acuerdo con la iniciativa, las elecciones son un llamado constitucional para que la ciudadanía reivindique sus ideales frente al poder y al Estado. Es decir, para que algunos me entiendan, votar es la forma por medio de la cual toda Colombia sabe qué es lo que piensa cada uno de nosotros, algo así como si todo lo que escribimos en Twitter, Facebook, blogs o periódicos se tradujera en un voto.

Salir a votar no es una opción, es una carga de todo ciudadano entregada por la Constitución con el objetivo de guiar a nuestras ciudades y a nuestro país por el camino que mejor nos parezca; pero, como toda carga, la no ejecución de la misma le genera un resultado negativo a los intereses de quien deja de hacerlo. Este resultado negativo se traduce en que otros toman la decisión por los que no votaron: otros que, seguramente, son la minoría y que, además, están sufragando motivados por dinero, comida o amistad.

Sin duda, saldré a votar. Todavía no sé si marcaré “SÍ,” “NO” o “VOTO EN BLANCO,” no porque no sepa si me gusta o no el alcalde, sino porque todavía creo en la democracia y Petro fue elegido democráticamente según las normas colombianas. En este sentido revocarle el mandato solo sería legalmente válido si se considerara que no está cumpliendo con lo que prometió, lo que en mi modo de ver está haciendo, el problema es que mucha de la gente de la que votó en el 2011 no sabía que proponía Petro, ni siquiera lo sabían muchos de los que votaron por él.

Y es que en mi posición dudo entre las tres opciones porque, dependiendo de lo que marque ese día, sabré si tomé mi decisión por la interpretación que le da la Constitución y la ley a la revocatoria, caso en el cual votaría NO, porque sería la forma de reconocer que Petro llegó a la Alcaldía democráticamente y que está haciendo lo que prometió; o votaría SÍ si lo que motiva mi voto es mi convicción política, es decir que Petro no debe ser alcalde de Bogotá porque no está capacitado para ejecutar propuestas que corresponden al progreso de la ciudad y tampoco es capaz de administrar un equipo estable que le ayude a gobernar.

Por último, podría marcar VOTO EN BLANCO porque sería mostrar que no estoy a favor de Petro, como alcalde, pero no estoy a favor de que se vaya por haber sido elegido democráticamente y que a pesar de que está haciendo las cosas mal, en parte es porque fue elegido para ejecutar propuestas inconvenientes para el progreso de la ciudad, de las clases bajas y altas, para las PYMES y las grandes empresas y en general para todos quienes vivimos en Bogotá.

Por otro lado, Petro no debería dejar de ser alcalde por revocatoria, sino por cosas como limitar los contratos de distribución de agua a los municipios de la Sabana, elegir a dedo -sin licitación pública- el contratista a quien le alquiló y/o compró los camiones de basura; prohibir ilegalmente las corridas de toros (en contra de lo señalado por la sentencia C-666/10) o, si lo llega a hacer, decretar la modificación al POT por medio de un decreto municipal. Por estas cuatro alcaldadas, y tal vez por otras más, Petro debería ser investigado y sancionado por la Procuraduría.

Sin embargo, ya huele a elecciones en Bogotá y tal vez será por medio del voto que Petro saldrá del palacio de Liévano o, tal vez, será por este mismo medio que se hará más fuerte.


Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /home/palabras/public_html/templates/shaper_news365/html/com_k2/templates/default/item.php on line 256
Read 1942 times
Javier Prieto Tristancho

Abogado de profesión especializándome en temas urbanos. Nacido en Sogamoso (Boyacá) y residente de la Atenas sudamericana. Amante de la política y crítico de la politiquería. Lector de ratos libres y escritor de todos los días. Aspiro ayudar a cambiar la clase política colombiana, de no ser posible espero poder vivir de la literatura o de ser director técnico de fútbol.

Palabras Sociales - www.palabrassociales.org

Bogotá - Colombia Cel: (57) 3105601719